La Prensa Grafica

DESPUÉS DE FLOR, FALTA JUSTICIA PARA MUCHAS

Laura Jordán A diario, las redes sociales se llenan de avisos que piden informació­n sobre el paradero de mujeres desapareci­das. Organizaci­ones exigen que el gobierno atienda con urgencia la violencia contra las mujeres.

- Judicial@laprensagr­afica.com

as familias de Maritza, Rosa, Yessenia, Nohemí, Xiomara y de muchas mujeres más siguen a la espera de que el Estado salvadoreñ­o les dé alguna noticia sobre ellas desde el día que las vieron por última vez y que fueron reportadas como desapareci­das en alguna delegación policial u oficina fiscal. Cada uno de estos nombres correspond­en a mujeres que desapareci­eron recienteme­nte en El Salvador y de las que ni los familiares ni la sociedad tienen ninguna pista hasta el momento.

Desde hace años, diferentes organizaci­ones le han exigido al gobierno salvadoreñ­o justicia por los casos de mujeres desapareci­das, y cada vez con más fervor ante una institucio­nalidad que, a su juicio, intenta opacar la situación y revictimiz­a a las víctimas y sus allegados.

El más reciente caso ha sido el de Flor García, 105 días pasaron para que la Policía Nacional Civil (PNC) y la Fiscalía General de la República (FGR) encontrara­n su cuerpo soterrado en un terreno que funcionaba como tiradero de ripio, sobre el kilómetro 32 de la carretera Panamerica­na, en Cojutepequ­e.

Pero las denuncias en redes sociales son continuas. A diario, numerosos avisos con nombres y rostros de mujeres son publicados para pedir informació­n sobre su paradero y exigir una vida libre de violencia.

La familia de Flor García incluso lideró, desde el 17 de marzo de 2021, una búsqueda en redes sociales bajo el nombre de “Todos Somos Flor”, que culminó con el hallazgo de su cuerpo. Varias organizaci­ones feministas y otras mujeres han continuado pidiendo justicia tras conocer que, según las autoridade­s, fue su propio esposo quien confesó el lugar donde había enterrado el cuerpo.

Al igual que ella, otras 71 mujeres más fueron víctimas de feminicidi­o en los primeros cinco meses de este año, cifra que supera los 53 registrado­s en el mismo periodo de 2020. Por lo mismo, la Organizaci­ón de Mujeres Salvadoreñ­as por la Paz (ORMUSA) se pronunció a través de sus

Lcuentas oficiales para pedir que el gobierno salvadoreñ­o atienda con urgencia la violencia que sufren las mujeres.

Xiomara, por ejemplo, lleva 138 días desapareci­da, fue vista por última vez el 12 de febrero de este año. Su desaparici­ón está registrada dentro de las 306 denuncias de mujeres que la Fiscalía contabiliz­ó de enero a abril de 2021. En dicho período, más de dos mujeres desapareci­eron cada día en el país, de acuerdo con datos de la organizaci­ón de mujeres.

La familia de Yessenia, por su parte, ha contado su ausencia desde hace 111 días. No tiene informació­n sobre ella desde aquel 11 de marzo cuando ya no supieron sobre su paradero.

Diez días antes, el 1 de ese mismo mes, Rosa también desapareci­ó en San Miguel Tepezontes, La Paz, y hasta la fecha su familia continúa en el proceso de búsqueda.

ORMUSA advierte que una de las líneas de análisis indispensa­bles en el problema de las desaparici­ones es tomar en cuenta que puede ser antesala de riesgo letal. Sugiere mecanismos de alerta temprana enfocados en las variantes de violencia a las que se enfrentan las mujeres para reducir el riesgo feminicida y sabiendo que esta puede ser perpetrada por el mismo entorno de confianza de la víctima.

En el caso de Flor, la misma Fiscalía detalló que antes de desaparece­r vivió en un círculo de violencia por parte de su esposo. El asesinato es el riesgo letal que la organizaci­ón de mujeres advierte que el Estado debe atender con urgencia.

Las exigencias de las voces que claman que se prevenga, se investigue y se condene estos delitos lo hacen frente a la postura de un Gobierno que intenta justificar el fenómeno de las desaparici­ones aludiendo que “muchas mujeres se fueron con su pareja o que tuvieron problemas familiares y huyeron de casa”.

Frente a ello, las denuncias de mujeres desapareci­das buscan recordarle a las institucio­nes que sí hay familias que las buscan y cuentan los días con la esperanza de volver a verlas.

 ??  ?? Apoyo. En redes sociales personas mostraron apoyo a los familiares de Flor García y dedicaron mensajes en honor a ella ante la noticia de su asesinato.
Apoyo. En redes sociales personas mostraron apoyo a los familiares de Flor García y dedicaron mensajes en honor a ella ante la noticia de su asesinato.
 ??  ?? Justicia. Organizaci­ones de mujeres pidieron justicia ayer para Flor y todas las desapareci­das.
Justicia. Organizaci­ones de mujeres pidieron justicia ayer para Flor y todas las desapareci­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador