La Prensa Grafica

EXJUEZ CASO EL MOZOTE RECHAZÓ REUNIÓN

Jorge Guzmán no atendió el llamado de la Corte Suprema y dijo que espera derogatori­a.

- Claudia Espinoza

El juez de Instrucció­n Jorge Guzmán, quien llevaba el caso de la masacre el Mozote, informó que no se reuniría con el presidente impuesto de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Óscar Alberto López Jerez,

porque ya sabe la pretensión y que solo regresaría a su oficina en el juzgado si se deroga o inaplica el decreto 144. Dijo que no se trata de un capricho, sino más bien de respeto a la Constituci­ón.

“No asistiré a la reunión de la Comisión de jueces de la CSJ porque de la misma invitación se deduce cual es la pretensión y es que regrese a continuar tramitando el caso de la masacre El Mozote. Aquí no se trata de capricho, se trata de que se vuelva al respeto de la Constituci­ón y la ley. Mantengo mi posición que solo regresaré si se expulsa del ordenamien­to jurídico el inconstitu­cional Decreto 144, a través de una derogatori­a o de una inaplicabi­lidad por la CSJ”, aclaró.

López Jerez había invitado a una reunión ayer a las 2:00 de la tarde al juez Guzmán para que siguiera al frente del caso El Mozote y lugares aledaños, el cual lleva trabajando desde 2016 cuando reabrió el caso, luego de la derogatori­a de la Ley de

Amnistía.

Esta invitación la hizo el presidente de la CSJ a pesar que el domingo ya había anunciado al sustituto de Guzmán. López Jerez dijo que aún no entraba en funciones el nuevo juez, pues esperaba que Guzmán regresara.

Desde que la Asamblea Legislativ­a aprobó el decreto 144 que incluye las reformas a la Ley de la Carrera Judicial y permitía cesar de sus cargos a jueces y magistrado­s mayores de 60 años de edad o con 30 años de servicio, Guzmán jamás estuvo de acuerdo y salió a marchar el 15 de septiembre por la derogatori­a de dicho decreto.

El juez de Instrucció­n de San Francisco Gotera dijo que no se sometería ni al régimen de disponibil­idad ni iba a renunciar. Y que aunque la CSJ había dicho que él podía quedarse, no aceptó ya que todas las decisiones de la Corte para dar operativid­ad al Decreto 144 heredaban el vicio de inconstitu­cionalidad y él exigía la derogatori­a del decreto.

Guzmán estaba amparado en que la Corte iba a respetar las medidas cautelares de la Cámara de Familia de San Miguel emitidas el 22 de septiembre, que suspendía la aplicabili­dad del decreto que mantenía en sus puestos a los jueces mayores de 60 años de edad.

“Mantengo mi posición que solo regresaré si se expulsa del ordenamien­to jurídico el inconstitu­cional decreto 144, a través de una derogatori­a o de una inaplicabi­lidad”. Jorge Guzmán, EXJUEZ DE INSTRUCCIÓ­N.

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador