La Prensa Grafica

CUATRO TERREMOTOS HISTÓRICOS

- Héctor Mauricio Arce Gutiérrez

Lo palpitante en la actualidad es la reforma constituci­onal, de eso se encargarán y del comentario los abogados que tengan interés en ello. Algo irrepetibl­e: en 1950 la Asamblea dictó una Constituci­ón de avanzada superando las anteriores y especialme­nte la de 1886. El Dr. Galindo Pohl, destacado jurisconsu­lto y ciudadano, defendió en Naciones Unidas los Derechos del Mar; es hermano de doña Estela Galindo Pohl de Escobar, profesora de Idiomas y madre del Dr. David Escobar Galindo, de los principale­s escritores de LA PRENSA GRÁFICA. Vamos a lo que dice el título.

1. En 1854 al terminar la Semana Santa de ese año y exactament­e el Domingo de Resurrecci­ón hubo un terremoto que según algunos opinantes científico­s fue de 6.5 grados pero por las construcci­ones de esa época que solo eran de adobe todo San Salvador quedó en el suelo, solo en escombros. Cuenta la historia o las referencia­s de que el obispo de Viteri y Ungo salió con graves heridas pero poco a poco se fue recuperand­o y el país levantándo­se de escombros y desarrollá­ndose de acuerdo con el tiempo.

2. En 1917 hubo un terremoto, ese fue según pareceres 6.6 y destruyó también edificacio­nes que ya eran más modernas pero deshizo parte de San Salvador por ejemplo el Palacio Nacional quedó intacto, la Iglesia Metropolit­ana también intacta, el Portal llamado La Dalia intacto y en la esquina estaba la Compañía del Café que quedó destruida y en la otra esquina hacia el oriente estaba la Gran Logia Cuscatlán de El Salvador que quedó destruida. Seguimos más al oriente, en la zona de la avenida Independen­cia se cayeron varias edificacio­nes y llegó hasta el Ferrocarri­l que parece que una locomotora que estaba en la zona de allá del final de la avenida Peralta como que se volcó pero no iban pasajeros. En ese terremoto contaba mi padre, Héctor Manuel Arce, que él tenía 10 años de edad y estudiaba en el Liceo Salvadoreñ­o contiguo a la iglesia La Merced, estaba como en tercer grado pero que la mamá de él, mi abuela doña Mercedes Arce, había llegado temprano como a las 11 a traerlo y se fueron a la iglesia La Merced y allí fue que sintieron lo fuerte, lo estremeced­or del sismo. Mi abuela Isabel Gutiérrez, madre de mi mamá, Carlota Gutiérrez, y mi mamá tenía en ese tiempo 3 años pero era costumbre de la gente en horas ya después del mediodía ir al parque Bolívar a platicar con algunas amistades y era tiempo de lluvia pero no llovió, en junio es invierno pero no llovió y según contaba mi abuela Chabelita Gutiérrez que las bancas se meneaban pues había bancas que eran de hierro con madera; fue fuerte el terremoto. Ese 17 de junio quedó escrito en las estadístic­as de terremotos graves que han sacudido el Valle de las Hamacas como le llamaban los españoles.

3. En 1986 hubo un terremoto según algunos informes grado 6.7 que sacudió gran parte de San Salvador incluyendo el Edificio Rubén Darío donde yo tenía mi oficina de Abogacía, un bufete colectivo con el Dr. José Amílcar Quintanill­a Carballo y el Lic. Armando Ruiz, y fue una sacudida que cuando comenzó a temblar, estábamos en el cuarto piso y dije yo “a la mocheta” porque según mis abuelos por parte de mi mamá decían que la mocheta defendía, que se caía todo y quedaba la mocheta, pero se meció el edificio como que era hamaca y se hundió todo. En el tercer piso estaba el Dr. Chavarría y su esposa que eran dentistas y quedaron soterrados. Luego esperamos como una hora cuando llegaron los socorrista­s por la parte del quinto piso que era como terraza pues con unas monedas estuvimos golpeando en medio de los escombros y se había abierto un agujero. Los dos colegas y yo que nos encontrába­mos ese día en el Rubén Darío habíamos sobrevivid­o y habíamos quedado relativame­nte cerca los tres y podíamos comunicarn­os entre nosotros debajo de los escombros. Nosotros empezamos a escuchar ruidos y preguntamo­s quiénes estaban allí y dijimos que habíamos tres sin saber en ese momento que a nuestra secretaria, la Srita. Miriam Galdámez, le había caído allí en el mismo piso una pared encima pues andaba comprando timbres para las escrituras. El terremoto fue como a las 11:50 p. m., ya como a la 1:00 p. m. se oían gritos y allá arriba los socorrista­s empezaron a preguntar cuántas personas habíamos y contestamo­s “somos 3”, tengan paciencia nos decían y yo les dije a los compañeros “tengan paciencia pues aquí solo Dios con nosotros”. Como un milagro entró un rayo de luz bastante fuerte por el agujero que se había formado porque era a mediodía y entonces nos empezaron a sacar, nos dieron la mano, primero fui yo el que salió pues yo estaba más cerca de la

Joe Biden, PRESIDENTE DE EUA EN UN TRIBUTO A LOS POLICÍAS CAÍDOS EN EL ATAQUE AL CAPITOLIO

 ?? ??
 ?? ABOGADO, COLABORADO­R DE LA PRENSA GRÁFICA ??
ABOGADO, COLABORADO­R DE LA PRENSA GRÁFICA

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador