¿Cuál es el rum­bo de la ban­ca re­gio­nal en 2018?

Mercados & Tendencias El Salvador - - Negocios - Ge­ren­te de Ban­ca del Banco Pro­me­ri­ca El Salvador

El sis­te­ma ban­ca­rio re­gio­nal pre­vé que sus ac­ti­vos to­ta­les crez­can en 2018 en con­gruen­cia con el cre­ci­mien­to no­mi­nal de la economía de los paí­ses, con una aten­ción ma­yor a la ban­ca­ri­za­ción de los mer­ca­dos y la di­gi­ta­li­za­ción de los ser­vi­cios pa­ra con­so­li­dar la car­te­ra de pro­duc­tos.

En un pri­mer sen­ti­do, la ban­ca se pre­pa­ra pa­ra ma­yo­res flu­jos co­mer­cia­les in­tra­rre­gio­na­les, y pa­ra aten­der las nue­vas de­man­das ca­da vez más cam­bian­tes de los mi­les de clien­tes en los paí­ses del área.

Pa­ra el pró­xi­mo año, las en­ti­da­des re­gio­na­les han proyectado co­mo ba­se un cre­ci­mien­to de 10% apro­xi­ma­da­men­te y es­pe­ran ma­ne­jar una ren­ta­bi­li­dad sobre ac­ti­vos (ROA), que ron­de en­tre el 1% y el 2%.

Sin em­bar­go, a ni­vel re­gio­nal, en el ca­so de Cos­ta Ri­ca, se es­pe­ra una le­ve des­me­jo­ra con res­pec­to a 2017, co­mo con­se­cuen­cia de una mo­de­ra­ción en el cre­ci­mien­to del cré­di­to y del gas­to pú­bli­co, ase­gu­ra Ós­car Mu­ri­llo, ge­ren­te ge­ne­ral de Banco LAFISE.

No obs­tan­te, se tie­ne cla­ro que el cam­bio que su­fri­rá la ban­ca en Cen­troa­mé­ri­ca y el Ca­ri­be di­ri­gi­rá al sis­te­ma a adop­tar nue­vos me­ca­nis­mos, en­tre ellos el reaco­mo­do de los gru­pos fi­nan­cie­ros y la in­cor­po­ra­ción de ma­yor tecnología en los ser­vi­cios ofre­ci­dos a los mi­les de clien­tes.

Por tan­to, la bús­que­da cons­tan­te de in­no­va­cio­nes y me­jo­ras en los ca­na­les de pres­ta­ción de ser­vi­cios, co­mo la ban­ca elec­tró­ni­ca, se­gui­rá en as­cen­so a fin de ofre­cer ma­yo­res fa­ci­li­da­des de ac­ce­so a los pro­duc­tos y ser­vi­cios fi­nan­cie­ros, a tra­vés de di­fe­ren­tes pla­ta­for­mas di­gi­ta­les.

Pa­ra 2018 la in­cor­po­ra­ción de más tecnología al sis­te­ma es si­nó­ni­mo de fa­ci­li­dad y se­gu­ri­dad en las transac­cio­nes, y per­mi­ti­rá una re­duc­ción de cos­tos, un am­plio uso de Big Da­ta pa­ra la to­ma de de­ci­sio­nes, así co­mo el in­cre­men­to del au­to­ser­vi­cio vía web.

Ade­más, los tra­ba­jos en es­tra­te­gias que an­ti­ci­pen las ne­ce­si­da­des del mer­ca­do en ge­ne­ral y del clien­te en par­ti­cu­lar son ca­da vez más am­plios, y se apuesta a un servicio in­te­gral pa­ra los clien­tes con ase­so­ría y va­lor agre­ga­do.

En­tre tan­to, las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras se pre­pa­ran pa­ra en­fren­tar con­tro­les más ri­gu­ro­sos por par­te de otras ins­ti­tu­cio­nes vi­gi­lan­tes, tan­to de ni­vel in­ter­na­cio­nal co­mo lo­cal, pues se tie­ne cla­ro que las ins­ti­tu­cio­nes ban­ca­rias de­be­rán pro­fun­di­zar en el aná­li­sis de la pro­ve­nien­cia de fon­dos que in­gre­san al sis­te­ma, al igual que la ne­ce­si­dad de una ma­yor re­gu­la­ción y for­ta­le­ci­mien­to de re­que­ri­mien­tos de ca­pi­tal.

Emi­lio Ló­pez, ge­ren­te de Ban­ca del Banco Pro­me­ri­ca El Salvador, se­ña­la que esa en­ti­dad da­rá ma­yor im­pul­so a las Py­mes, así co­mo a los ne­go­cios en los que se pro­mue­van el de­sa­rro­llo de ener­gía re­no­va­ble y efi­cien­cia ener­gé­ti­ca, a tra­vés de cré­di­tos ver­des.

Ba­jo ese mis­mo es­que­ma, el Banco Ade­mi de Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, pre­ten­de for­ta­le­cer su sis­te­ma de ges­tión de in­te­li­gen­cia de ne­go­cios con el fin de man­te­ner y crear pro­duc­tos y ser­vi­cios ade­cua­dos al seg­men­to mer­ca­do ob­je­ti­vo, co­mo son los pro­duc­tos ver­des.

En es­te pa­no­ra­ma, a con­ti­nua­ción se pre­sen­tan las ex­pec­ta­ti­vas pa­ra el pró­xi­mo año des­de el ojo de los ban­que­ros de la re­gión.

“Desea­mos un cre­ci­mien­to ba­lan­cea­do”

La ban­ca re­gio­nal se es­tá pre­pa­ran­do pa­ra los cam­bios que se avi­zo­ran en los flu­jos co­mer­cia­les in­tra­rre­gio­na­les, con las opor­tu­ni­da­des y re­tos que es­tos re­pre­sen­tan. De acuer­do con Luis Ri­vas, CEO de BANPRO Ni­ca­ra­gua, en sus pro­ce­sos se bus­ca la es­tan­da­ri­za­ción de pro­duc­tos y ser­vi­cios, así co­mo la ver­sa­ti­li­dad de po­der aten­der a una clien­te­la ca­da día más cam­bian­te.

Por otro la­do, en lo que se re­fie­re a los ries­gos, las ins­ti­tu­cio­nes fi­nan­cie­ras con­ti­núan pre­pa­rán­do­se pa­ra en­fren­tar los ries­gos de no- to­rie­dad, que se de­ri­van de los nue­vos en­tor­nos po­lí­ti­cos y for­ta­le­ci­mien­tos ins­ti­tu­cio­na­les.

Es por ello que en­tre las ex­pec­ta­ti­vas de BANPRO es­tá que los ac­ti­vos to­ta­les del sis­te­ma fi­nan­cie­ro nicaragüense con­ti­núen cre­cien­do en con­gruen­cia con el cre­ci­mien­to no­mi­nal de la economía, que es cer­ca del 10%. Asi­mis­mo, apun­ta a se­guir in­vir­tien­do en tec­no­lo­gías de­bi­do a que és­tas im­pli­can múl­ti­ples be­ne­fi­cios pa­ra sus clien­tes.

Mo­de­ra­ción pa­sa fac­tu­ra en 2018

Las ex­pec­ta­ti­vas de cre­ci­mien­to ban­ca­rio pa­ra Cos­ta Ri­ca en 2018 su­fri­rán una le­ve des­me­jo­ra res­pec­to a 2017, a con­se­cuen­cia de una mo­de­ra­ción en el cre­ci­mien­to del cré­di­to y del gas­to pú­bli­co, au­na­do a la ex­pec­ta­ti­va de ma­yo­res ta­sas de in­te­rés y au­men­to en el ti­po de cam­bio, sos­tie­ne Ós­car Mu­ri­llo, ge­ren­te ge­ne­ral de Banco LAFISE.

Sin em­bar­go, los cam­bios que su­fri­rá la ban­ca re­gio­nal di­ri­gi­rá al sis­te­ma ban­ca­rio cen­troa­me­ri­cano a adop­tar nue­vos me­ca­nis­mos co­mo el reaco­mo­do de los gru­pos fi­nan­cie­ros y la in­cor­po­ra­ción de ma­yor tecnología en los

ser­vi­cios ofre­ci­dos a los mi­les de clien­tes.

A cri­te­rio de Mu­ri­llo, el pró­xi­mo año las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras de­be­rán pro­fun­di­zar en el aná­li­sis de la pro­ve­nien­cia de fon­dos que in­gre­san al sis­te­ma, así co­mo en los avan­ces en la su­per­vi­sión con­so­li­da­da. Asi­mis­mo, di­ce, se­rá ne­ce­sa­rio una ma­yor re­gu­la­ción, ma­yor for­ta­le­ci­mien­to de re­que­ri­mien­tos de ca­pi­tal y un ma­yor ac­ce­so a pro­duc­tos y ser­vi­cios re­gio­na­les por par­te de los usua­rios de ser­vi­cios ban­ca­rios.

Pa­ra es­te eje­cu­ti­vo, la tecnología ad­mi­ti­rá un ma­yor ac­ce­so a pro­duc­tos y ser­vi­cios ban­ca­rios, que am­plia­rá con­se­cuen­te­men­te el ni­vel de ban­ca­ri­za­ción, pues se cuen­ta con con­su­mi­do­res ca­da vez más in­for­ma­dos con pla­ta­for­mas com­pa­ra­ti­vas de pro­duc­tos ban­ca­rios.

En el ca­so de Lafise, co­men­tó que pa­ra pa­ra con­ti­nuar su rit­mo de cre­ci­mien­to en 2018 pre­vén se­guir tra­ba­jan­do en es­tra­te­gias que an­ti­ci­pen las ne­ce­si­da­des del mer­ca­do. En ese sen­ti­do, es­ta ins­ti­tu­ción ban­ca­ria ha pre­vis­to un por­cen­ta­je de cre­ci­mien­to en ac­ti­vos y ROE pa­ra el pró­xi­mo año su­pe­rior al 10%.

Py­mes, la apuesta de cre­ci­mien­to

El pró­xi­mo año uno de los sec­to­res que fa­vo­re­ce­rá el cre­ci­mien­to de la ban­ca es el de las Py­mes, prin­ci­pal­men­te aque­llas que for­man par­te de una ca­de­na de su­mi­nis­tros glo­bal ba­jo la fi­gu­ra de dis­tri­bui­do­res o pro­vee­do­res de em­pre­sas an­cla, sos­tie­ne Emi­lio Ló­pez, ge­ren­te de Ban­ca de Banco Pro­me­ri­ca El Salvador.

Por tan­to, la es­tra­te­gia del sis­te­ma ban­ca­rio de­be cen­trar­se en apo­yar a ex-

Las Py­mes fa­vo­re­ce­rán el cre­ci­mien­to de la ban­ca prin­ci­pal­men­te aque­llas que for­man par­te de una ca­de­na de su­mi­nis­tros glo­bal ba­jo la fi­gu­ra de dis­tri­bui­do­res o pro­vee­do­res de em­pre­sas an­cla

por­ta­do­res e im­por­ta­do­res de bie­nes y ser­vi­cios, fa­bri­can­tes, em­pre­sas tu­rís­ti­cas y agroin­dus­tria, en­tre otros, y adi­cio­nal­men­te im­pul­sar ne­go­cios que se mue­van al de­sa­rro­llo de ener­gía re­no­va­ble y efi­cien­cia ener­gé­ti­ca, es de­cir me­dian­te cré­di­tos ver­des, pues el in­te­rés de­be ir orien­ta­do a for­ta­le­cer los ne­go­cios que son motores de la economía.

La ban­ca re­gio­nal de­be ser ca­paz de adap­tar­se a los tiem­pos cam­bian­tes, y un fac­tor pri­mor­dial se­rá la co­mu­ni­ca­ción en­tre los ban­cos, aco­ta Ló­pez.

En la era ac­tual, re­co­no­ció el Ge­ren­te, ya no so­lo se tra­ta de en­ten­der a los clien­tes lo­cal­men­te sino des­de óp­ti­ca re­gio­nal, tra­tan­do de am­pliar vi­sión de aten­ción a tra­vés de ofre­cer so­lu­cio­nes in­te­gra­das. Ló­pez agre­ga que pa­ra al­can­zar el ob­je­ti­vo de in­te­gra­ción se de­be te­ner una mis­ma vi­sión com­par­ti­da de ha­cia dón­de se quie­re lle­var la re­gio­na­li­dad en los pró­xi­mos años.

Pa­ra mejorar la aten­ción a los clien­tes, Pro­me­ri­ca El Salvador se pre­pa­ra pa­ra la in­cor­po­ra­ción de un nue­vo sis­te­ma de ma­ne­jo de efec­ti­vo que in­te­gra to­do el queha­cer transac­cio­nal del clien­te em­pre­sa­rial. Las pro­yec­cio­nes es­tán con­cen­tra­das en in­cor­po­rar una pla­ta­for­ma que in­te­gre una da­ta pa­ra co­no­cer y en­ten­der ca­da vez más las ne­ce­si­da­des de los clien­tes con el pro­pó­si­to de dar un servicio ex­cep­cio­nal, se­gu­ro y rá­pi­do. “Es­ta­mos muy ac­ti­vos en el de­sa­rro­llo de apli­ca­cio­nes mó­vi­les transac­cio­na­les que ma­ne­jen co­mu­ni­ca­ción en tiem­po real”, co­men­ta.

Por ello, pa­ra 2018 es­ta en­ti­dad ban­ca­ria se­gui­rá desa­rro­llán­do­se co­mo un banco de re­la­cio­nes y no de transac­cio­nes. Me­dian­te la cer­ca­nía y co­no­ci­mien­to de las ne­ce­si­da­des de los clien­tes pro­por­cio­nán­do­les un “Más de lo que Es­pe­ras”.

“Pa­ra el año 2018 nues­tro ob­je­ti­vo ini­cial es lo­grar un cre­ci­mien­to del 10% y ma­ne­jar una ren­ta­bi­li­dad sobre ac­ti­vos (ROA) del 1%, el cual es­tá arri­ba del pro­me­dio del sec­tor ban­ca­rio del país”, aña­de.

Mi­cro­fi­nan­zas man­ten­drán di­na­mis­mo en Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na

Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na pro­yec­ta man­te­ner el rit­mo de cre­ci­mien­to ban­ca­rio de los úl­ti­mos años, ba­jo el di­na­mis­mo del sec­tor mi­cro­fi­nan­cie­ro y una es­ta­ble si­tua­ción de la ma­cro­eco­no­mía del país, sos­tie­ne Fran­cis­co De La Ro­sa, Vi­ce­pre­si­den­te de Ne­go­cios del Banco Ade­mi.

Las ta­sas de cre­ci­mien­to de la ban­ca se ve­rán fa­vo­re­ci­das por una nor­ma­ti­va gu­ber­na­men­tal que ali­via el ac­ce­so al cré­di­to pa­ra las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas (Py­mes).

Las pro­yec­cio­nes pa­ra el pró­xi­mo año se ven be­ne­fi­cia­das por la car­te­ra de cré­di­tos, que su­pe­ra­ba los US$638,75 mi­llo­nes pa­ra ju­nio 2015, se­gún la Red Do­mi­ni­ca­na de Mi­cro­fi­nan­zas (REDOMIF). La en­ti­dad se­ña­la tam­bién que el nú­me­ro de clien­tes has­ta la fe­cha as­cien­de a 557 mil, los que re­pre­sen­tan el 43,75% de los 1,3 mi­llo­nes de la re­gión.

Ade­más, las ci­fras de cre­ci­mien­to de adul­tos do­mi­ni­ca­nos con cuen­ta ban­ca­ria en una ins­ti­tu­ción fi­nan­cie­ra for­mal se ha in­cre­men­ta­do y es­to se­gui­rá fa­vo­re­cien­do a los ban­cos, ya que el pro­ce­so de ban­ca­ri­za­ción se rea­li­za de la mano con gran­des es­fuer­zos en ma­te­ria de edu­ca­ción fi­nan­cie­ra, ten­den­cia que con­ti­nua­rá pa­ra el 2018.

EDI­CIÓN 123

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador

© PressReader. All rights reserved.