A la ca­za del desa­rro­llo

A LA DEL DESA­RRO­LLO

Mercados & Tendencias El Salvador - - SUMARIO -

El am­bien­te ex­terno fa­vo­re­ció el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, pe­ro 2018 trae fac­to­res de ries­go. ¿Cuá­les son y có­mo so­bre­lle­var­los?

El am­bien­te ex­terno fa­vo­re­ció el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, pe­ro 2018 trae fac­to­res de ries­go. ¿Cuá­les son y có­mo so­bre­lle­var­los? Por Hu­go Bete­ta / Di­rec­tor de la Se­de Su­bre­gio­nal en Mé­xi­co de la CE­PAL

En 2017 se es­pe­ra una ex­pan­sión de la eco­no­mía mun­dial de un 2,8%, una va­ria­ción 0,4 pun­tos por­cen­tua­les ma­yor a la re­gis­tra­da en 2016. Es­ta ace­le­ra­ción se da des­pués de que en 2016 se re­gis­tra­ra la ta­sa de cre­ci­mien­to más ba­ja des­de la cri­sis fi­nan­cie­ra in­ter­na­cio­nal del pe­río­do 2008-2009. El pro­nós­ti­co pa­ra 2017 con­si­de­ró una re­cu­pe­ra­ción de la ac­ti­vi­dad in­dus­trial y del co­mer­cio in­ter­na­cio­nal, si­tua­ción que se es­ti­ma se ex­ten­de­rá al 2018, pa­ra el cual se pro­yec­ta un cre­ci­mien­to de 2,9%.

No obs­tan­te, pa­ra el 2018 se pro­yec­ta un es­tan­ca­mien­to del rit­mo de cre­ci­mien­to en , re­fle­jan­do la pér­di­da de di­na­mis­mo de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca en Ja­pón (1%) y la Zo­na Eu­ro (1,8%) que no al­can­za­rán a ser com­pen­sa­das por la ace­le­ra­ción de la eco­no­mía de los Es­ta­dos Uni­dos (2,3%).

En es­te nue­vo año se es­ti­ma una ace­le­ra­ción del cre­ci­mien­to de las eco­no­mías en desa­rro­llo, el cual al­can­za- ría un 4,8% im­pul­sa­do por el di­na­mis­mo de la In­dia (7,7%). Se des­ta­ca la ace­le­ra­ción de la ex­pan­sión en Amé­ri­ca La­ti­na y el Ca­ri­be (2,2%), cu­yo prin­ci­pal motor se­ría el desem­pe­ño de las eco­no­mías de Amé­ri­ca del Sur (2%) y el Ca­ri­be (1,9%).

La ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca de los paí­ses de CARD cre­ció 4,2%, es de­cir, 0,4 pun­tos por­cen­tua­les al fi­na­li­zar el 2017; y pa­ra el 2018 cre­ce­rá un pro­me­dio del 4,3%, por lo que la ra­len­ti ación re­fle­ja un me­nor di­na­mis­mo de la de­man­da in­ter­na, que no lo­gró ser com­pen­sa­do el in­cre­men­to de la de­man­da ex­ter­na, prin­ci­pal­men­te des­de los Es­ta­dos Uni­dos.

En lo que res­pec­ta a la po­lí­ti­ca fis­cal, aun­que con di­fe­ren­cias al in­te­rior de la re­gión, se ob­ser­va una ten­den­cia ha­cia una re­duc­ción de los dé-

fi­cits fis­ca­les de los obier­nos cen­tra­les, con un su­pe­rá­vit pro­yec­ta­do pa­ra el ca­so de Ni­ca­ra­gua. Por otro la­do, el d fi­cit en cuen­ta co­rrien­te a te­ni­do un desem­pe o mi to que re­fle­ja, por un la­do, un me­jor desem­pe­ño de las ex­por­ta­cio­nes de bie­nes en la ma­yo­ría de los paí­ses, así co­mo nu­tri­dos flu­jos de re­me­sas, los cua­les con­tras­tan con una ma or fac­tu­ra pe­tro­le­ra aso­cia­da al in­cre­men­to en los pre­cios in­ter­na­cio­na­les de com­bus­ti­bles, así co­mo el im­pac­to de la de­man­da in­ter­na so­bre las im­por­ta­cio­nes.

Ade­más, la re­cu­pe­ra­ción de pre­cios in­ter­na­cio­na­les de bie­nes pri­ma­rios, así co­mo el im­pac­to de even­tos cli­má­ti­cos ha re­per­cu­ti­do ne­ga­ti­va­men­te en la in­fla­ción, par­ti­cu­lar­men­te aque­lla de ali­men­tos y ener­gé­ti­cos. n is­ta de lo an­te­rior la in­fla­ción pro­me­dio de la re­gión se in­cre­men­tó du­ran­te 2017, sien­do la ma­yor va­ria­ción in­ter­anual ob­ser­va­da en Ni­ca­ra­gua (4,6%), Hon­du­ras (4,0%) y Gua­te­ma­la (4,5%).

LOS EM­PLEOS EN LA RE­GIÓN

Des­pués de una re­la­ti­va me­jo­ría en la for­ma­li ación del em­pleo la e olu­ción de los sa­la­rios reales du­ran­te 2016, don­de por cier­to per­sis­ten im­por­tan­tes bre­chas tan­to en la di­men­sión ur­ba­na-ru­ral co­mo en la de gé­ne­ro; en 2017 se ob­ser­vó una des­ace­le­ra­ción tan­to en la di­ná­mi­ca de ge­ne­ra­ción de em­pleos, co­mo en la evo­lu­ción de los sa­la­rios reales. Se es­ti­ma que es­ta si­tua­ción per­sis­ti­rá du­ran­te 2018.

Des­de la pers­pec­ti­va de gé­ne­ro, en to­dos los paí­ses la ta­sa de par­ti­ci­pa­ción de las mu­je­res fue muc o me­nor que la par­ti­ci­pa­ción de los hom­bres en el 2017. En pro­me­dio, la ta­sa de par­ti­ci­pa­ción de los hom­bres fue de , , mien­tras que la de las mu­je­res fue de 4 , , sien­do el país con la bre­cha de par­ti­ci­pa­ción más am­plia Gua­te­ma­la, en don­de la ta­sa de par­ti­ci­pa­ción de los om­bres fue más del do­ble que la de las mu­je­res (84,3% y 40,6%, res­pec­ti­va­men­te). En con­tras­te con pe­río­dos an­te­rio­res, en el pe­rio­do más re­cien­te, la ta­sa de par­ti­ci­pa­ción en la fuer a la­bo­ral de los hom­bres dis­mi­nu­yó en tér­mi­nos in­ter­anua­les en to­dos los paí­ses de CARD, sal­vo en Cos­ta Ri­ca y Pa­na­má.

En cuan­to a la po­bla­ción ocu­pa­da en los paí­ses de CARD, la ma­yo­ría de los tra­ba­ja­do­res (58% en pro­me­dio) se desem­pe­ñan en es­ta­ble­ci­mien­tos o em­pre­sas per­te­ne­cien­tes al sec­tor ter­cia­rio de la eco­no­mía ( co­mer­cio, ser­vi­cios, trans­por­te e intermediación fi­nan­cie­ra, en­tre otros . La ta­sa de ocu­pa­ción en pro­me­dio pa­ra Cos­ta Ri­ca, Gua­te­ma­la, Hon­du­ras, Pa­na­má la ep bli­ca omi­ni­ca­na fue de 56,9% en 2016, se­gún los úl­ti­mos da­tos dis­po­ni­bles por país, igual ta­sa a la re­por­ta­da en 2015.

De acuer­do con los da­tos de 2016, en Hon­du­ras la ta­sa se re­du­jo en 0,8 pun­tos por­cen­tua­les en tér­mi­nos in­ter­anua­les has­ta un 53,2%. En con­tras­te, Re­pú­bli­ca la Do­mi­ni­ca­na ob­tu­vo un in­cre­men­to in­ter­anual de 0,5 pun­tos por­cen­tua­les, pa­ra lle­gar a una ta­sa de ocu­pa­ción de un 56,7%. En el pe­rio­do más re­cien­te tres de los paí­ses de CARD (Cos­ta Ri­ca, Ni­ca­ra­gua y la Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na) re­gis­tra­ron una re­duc­ción en la ta­sa de des­em­pleo abier­to. Por su par­te, Gua­te­ma­la, Hon­du­ras y Pa­na­má mos­tra­ron in­cre­men­tos en sus res­pec­ti­vas ta­sas de des­em­pleo.

En otras pa­la­bras, la ma­yo­ría de los paí­ses de CARD ex­pe­ri­men­tó una ta­sa de des­em­pleo ma­yor en las áreas ur­ba­nas, com­pa­ra­da con la ru­ral, da­da la ofer­ta más am­plia de tra­ba­jo fa­mi­liar no re­mu­ne­ra­do o de cuen­ta pro­pia en las zo­nas ru­ra­les, que com­pen­sa la me­nor ofer­ta de pues­tos for­ma­les asa­la­ria­dos. l Sal ador os­ta ica fue­ron los ni­cos paí­ses en los que la ta­sa de des­em­pleo ur­bano fue me­nor que la ta­sa ru­ral, se n los úl­ti­mos da­tos dis­po­ni­bles por re­gión eo rá­fi­ca.

A pe­sar de que la ta­sa de par­ti­ci­pa­ción de las mu­je­res es mu­cho me­nor que la de los hom­bres, la ta­sa de des­em­pleo fe­me­nino si ue sien­do más al­ta en los paí­ses de CARD. En el ca­so de Hon­du­ras, la ta­sa de des­em­pleo pa­ra las mu­je­res al­can­zó a un 10,7%, mien­tras que pa­ra los hom­bres fue me­nos de la mi­tad , . n ep bli­ca omi­ni­ca­na, fue del 3,6%, com­pa­ra­do con 7,9% de las mu­je­res, mien­tras que en El Salvador, se­gún los úl­ti­mos da­tos dis­po­ni­bles, fue el ni­co país en el que la ta­sa de des­em­pleo de los hom­bres (8,4% en 20 fue ma or que la de las mu­je­res (5,0%).

Úl­ti­ma­men­te los paí­ses de CARD, en ge­ne­ral, han crea­do ins­tru­men­tos pa­ra in­cen­ti ar la for­ma­li ación de los mer­ca­dos la­bo­ra­les, so­bre to­do del em­pleo asa­la­ria­do, que han per­mi­ti­do la for­ma­ción de nue os pues­tos afi­lia­dos a los sis­te­mas de se uri­dad so­cial.

En Cos­ta Ri­ca la ta­sa de ocu­pa­ción tu­vo un in­cre­men­to en los pri­me­ros tres tri­mes­tres de 2017 y se ubi­có en 54% ( 52,3% en el mis­mo pe­rio­do de 2016); en El Salvador el em­pleo for­mal con­ti­nuó su tra ec­to­ria as­cen­den­te, con un in­cre­men­to in­ter­anual del nú­me­ro de tra­ba­ja­do­res que co­ti­za en el ISSS, al mes de agos­to de 2017, del 0,8%. Res­pec­to a Ni­ca­ra­gua, la ta­sa de des­em­pleo abier­to dis­mi­nu­yó de 4,6% en el se­gun­do tri­mes­tre de 2016 a 3,8% en el mis­mo tri­mes­tre de 2017, mien­tras que Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na la ex­pan­sión de la eco­no­mía in­ci­dió en la re­duc­ción de la ta­sa de de­socu­pa­ción abier­ta, de un 7,4% en el se­gun­do tri­mes­tre de 2016 a un 5,4% en el mis­mo pe­rio­do de es­te año.

EL SEC­TOR EX­TERNO

Las ex­por­ta­cio­nes to­ta­les de CARD mos­tra­ron una evo­lu­ción ne­ga­ti­va en 2016 (-1,4%), aun­que exis­te he­te­ro­ge­nei­dad en­tre los paí­ses. Mien­tras el va­lor de las ex­por­ta­cio­nes na­cio­na­les se man­tu­vo es­ta­ble con res­pec­to al año an­te­rior, los en­víos de las onas fran­cas ano­ta­ron una con­trac­ción del 2,1%, lo que obe­de­ce a

la mer­ma en la de­man­da por es­tos pro­duc­tos ma­nu­fac­tu­re­ros pro enien­tes de los prin­ci­pa­les mer­ca­dos de des­tino. En tér­mi­nos ge­ne­ra­les, se ob­ser­va­ron caí­das im­por­tan­tes en el va­lor de las ex­por­ta­cio­nes to­ta­les de ca­si to­dos los paí­ses de CARD.

La fuer­te ba­ja del alor de las im­por­ta­cio­nes pe­tro­le­ras arro­jó un des­cen­so en las im­por­ta­cio­nes to­ta­les de los paí­ses de CARD (-2,6%). La caí­da del pre­cio in­ter­anual pro­me­dio del pe­tró­leo en 2016 —com­pa­ra­do con 2015— con­tra­rres­tó los au­men­tos re­gis­tra­dos en tér­mi­nos de vo­lu­men y arro­jó una no­ta­ble dis­mi­nu­ción del va­lor de las im­por­ta­cio­nes de com­bus­ti­bles de los paí­ses de CARD en 2016. El va­lor de las im­por­ta­cio­nes de com­bus­ti­bles se con­tra­jo en to­dos los paí­ses de CARD, con una caí­da del 9,9% pa­ra los paí­ses en su con­jun­to.

Asi­mis­mo, el des­cen­so ge­ne­ra­li­za­do de los pre­cios de los de­más pro­duc­tos bá­si­cos (no pe­tro­le­ros) im­por­ta­dos por los paí­ses pro­vo­có una ba­ja del va­lor de las otras im­por­ta­cio­nes tam­bién (del -1,7% en su con­jun­to). Es­tos re­sul­ta­dos oca­sio­na­ron un re­tro­ce­so del va­lor de las com­pras to­ta­les al ex­te­rior en ca­si to­dos los paí­ses de CARD en 2016.

En el pri­mer tri­mes­tre de 2017 se han ob­ser­va­do au­men­tos im­por­tan­tes tan­to de las ex­por­ta­cio­nes co­mo de las im­por­ta­cio­nes de bie­nes de los paí­ses de CARD. En su con­jun­to, las ex­por­ta­cio­nes de bie­nes ano­ta­ron un cre­ci­mien­to in­ter­anual del 13,6%. En ello in­ci­dió el buen desem­pe­ño de las ex­por­ta­cio­nes na­cio­na­les de las onas fran­cas. n cuan­to a los en­víos na­cio­na­les, se des­ta­can los au­men­tos re­gis­tra­dos en los ca­sos de Hon­du­ras, Gua­te­ma­la, Ni­ca­ra­gua y El Salvador.

Di­chos au­men­tos res­pon­den a las mar­ca­das ex­pan­sio­nes en el vo­lu­men de caf de a car e por­ta­do por es­tos cua­tro paí­ses. Las ex­por­ta­cio­nes de las onas fran­cas se re­cu­pe­ra­ron de ma­ne­ra no­ta­ble des­pués del dé­bil desem­pe­ño ob­ser­va­do en 2016. Ca­si to­dos los paí­ses de CARD re­gis­tra­ron una evo­lu­ción

CE­PAL, so­bre la ba­se de ci­fras ofi­cia­les.b Las ci­fras de 2017 y 2018 co­rres­pon­den a pro­yec­cio­nes de la CE­PAL.

po­si­ti­va de es­tos en­víos en el pri­mer tri­mes­tre de 2017, en­tre los que des­ta­can los au­men­tos re­gis­tra­dos de Cos­ta Ri­ca y Pa­na­má, del 16,9% y 16,5%, res­pec­ti­va­men­te.

El di­na­mis­mo de los en­víos de las onas fran­cas de os­ta ica se e pli­ca por el cre­ci­mien­to de las ex­por­ta­cio­nes de equi­pos e ins­tru­men­tos mé­di­cos, mien­tras el no­ta­ble desem­pe­ño de los en­víos de la zo­na li­bre de Co­lón en Pa­na­má co­rres­pon­de a los in­cre­men­tos de las ex­por­ta­cio­nes de me­di­ca­men­tos y de má­qui­nas y apa­ra­tos eléc­tri­cos. El úni­co país que re­gis­tró una evo­lu­ción ne­ga­ti­va de es­tos en íos fue ua­te­ma­la 2 , , lo que res­pon­de al cam­bio le­gis­la­ti­vo men­cio­na­do an­te­rior­men­te, que afec­tó la pro­duc­ción de va­rias em­pre­sas que ope­ran ba­jo los re­gí­me­nes es­pe­cia­les de onas fran­cas en el país.

Por el la­do de las im­por­ta­cio­nes, se ob­ser­vó un cre­ci­mien­to del 9,2% en el pri­mer tri­mes­tre de 2017. En ello in­ci­dió el mar­ca­do au­men­to del va­lor de las im­por­ta­cio­nes de com­bus­ti­bles, que al­can­zó un 44,4% du­ran­te es­te pe­río­do. La tra­yec­to­ria al al­za de los pre­cios de los de­más pro­duc­tos bá­si­cos, así co­mo el re­pun­te de los sec­to­res de las onas fran­cas —cu­yos in­su­mos son en su ma­yor par­te im­por­ta­dos— y el di­na­mis­mo de la de­man­da in­ter­na de la ma­yor par­te de los paí­ses de CARD in­ci­dió en un au­men­to del 5,5% de las otras im­por­ta­cio­nes.

Al cie­rre del 2017 los in­cre­men­tos en tér­mi­nos ab­so­lu­tos del va­lor de las e por­ta­cio­nes e im­por­ta­cio­nes fue­ron de mag­ni­tu­des si­mi­la­res, por lo que el sal­do ne­ga­ti­vo de la ba­lan­za de bie­nes del con­jun­to de los paí­ses de CARD se man­ten­drá re­la­ti­va­men­te es­ta­ble en torno al 11,5% del PIB. Por su par­te, el di­na­mis­mo pre is­to en los flu­jos de tu­ris­tas y de re­me­sas a los paí­ses de CARD arro­ja­rá me­jo­ras en los re­sul­ta­dos su­per­avi­ta­rios de las ba­lan­zas de ser icios de trans­fe­ren­cias co­rrien­tes. omo con­se­cuen­cia, el d fi­cit lo­bal de la cuen­ta co­rrien­te de los paí­ses de CARD dis­mi­nu­yó en 2017, lo que re­pre­sen­ta una con­ti­nua­ción de la ten­den­cia a la ba­ja re­gis­tra­da en ca­da año des­de 2011.

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador

© PressReader. All rights reserved.