Tec­no­lo­gía, ¿ con­trin­can­te o alia­da en el tra­ba­jo?

Aun­que qui­zás un po­co más len­ta­men­te que en el res­to del mundo, la tec­no­lo­gía es­tá em­pu­jan­do en la re­gión la­ti­noa­me­ri­ca­na la apa­ri­ción de nue­vos mo­de­los la­bo­ra­les, que se ca­rac­te­ri­za­rán por el ni­vel de con­fian­za de los can­di­da­tos en las pla­zas, pues ca­da

Mercados & Tendencias El Salvador - - Management -

ADIÓS AL JE­FE, HO­LA AL LÍ­DER

De acuer­do con los ex­per­tos, ha que­da­do atrás la ima­gen del je­fe en­ce­rra­do en su ofi­ci­na, di­ri­gien­do los des­ti­nos de la com­pa­ñía sin te­ner ma­yor co­mu­ni­ca­ción con sus em­plea­dos. Aho­ra, quie­nes di­ri­gen las or­ga­ni­za­cio­nes ten­drán que im­pul­sar la in­no­va­ción, la dis­rup­ción y tra­zar un ca­mino ha­cia las nue­vas for­mas de tra­ba­jo mien­tras ges­tio­nan las me­tas a cor­to pla­zo y las de­man­das de los ac­cio­nis­tas. El re­to es ma­yúscu­lo por­que el lí­der de hoy tie­ne que al­can­zar los ob­je­ti­vos ac­tua­les mien­tras se pre­pa­ra pa­ra los de ma­ña­na, lo que re­quie­re un li­de­raz­go res­pon­sa­ble y res­pon­si­vo pa­ra im­pul­sar la com­pe­ti­ti­vi­dad, el cre­ci­mien­to y la in­clu­sión. “El lí­der ya no es más aque­lla per­so­na que alum­bra el ca­mino con su co­no­ci­mien­to, ejem­plo y je­rar­quía; sino que es quien pue­de lo­grar que su equi­po sea par­te del cam­bio. Es al­guien que no so­lo guía, sino que for­ma a su ta­len­to”, ex­pli­ca Gal­dá­mez. Por otro la­do, As­tu­rias, de EY Gua­te­ma­la, re­sal­ta que las nue­vas pla­ta­for­mas la­bo­ra­les se ca­rac­te­ri­zan por te­ner el “sín­dro­me del tra­ba­jo en equi­po”, en las que el lí­der es­tá al ser­vi­cio de sus em­plea­dos y no al re­vés. “En el pa­sa­do el es­ti­lo de tra­ba­jo era to­tal­men­te au­to­ri­ta­rio, con pa­re­des ce­rra­das y los em­plea­dos no po­dían de­cir na­da al je­fe, por­que ha­bía una dis­tan­cia abis­mal en­tre ellos. En el tra­ba­jo del fu­tu­ro, que ya es una ten­den­cia, hay trans­pa­ren­cia, tra­ba­jo en equi­po y lí­de­res po­nién­do­se a dis­po­si­ción de sus co­la­bo­ra­do­res”, ex­po­ne la ex­per­ta.

PREPÁRESE PA­RA LA RE­VO­LU­CIÓN DI­GI­TAL

Es in­ne­ga­ble que el mundo es­tá cam­bian­do. Gran­des fir­mas al­re­de­dor del mundo ya es­tán uti­li­zan­do la ro­bó­ti­ca y la au­to­ma­ti­za­ción co­mo par­te de sus pro­ce­sos. Por ello, Fer­nan­do Al­va­ra­do, Di­rec­tor Eje­cu­ti­vo del área Di­gi­tal e In­no­va­ción de EY Cos­ta Ri­ca, da al­gu­nas re­co­men­da­cio­nes pa­ra adap­tar­se a la re­vo­lu­ción tec­no­ló­gi­ca. En­tre sus su­ge­ren­cias so­bre­sa­len:

Man­tén­ga­se re­le­van­te.

El 2017 fue tes­ti­go de una ex­plo­sión del apren­di­za­je au­to­má­ti­co en el uso de la pro­duc­ción e in­clu­so se apro­ve­chó el apren­di­za­je pro­fun­do y la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial (IA) pa­ra ge­ne­rar apli­ca­cio­nes prác­ti­cas. “Las ana­lí­ti­cas bá­si­cas es­tán fue­ra, el apren­di­za­je au­to­má­ti­co (y más) es­tán den­tro”, di­ce Ken­neth San­ford, ar­qui­tec­to lí­der en el aná­li­sis de Es­ta­dos Uni­dos pa­ra la pla­ta­for­ma de cien­cia de da­tos co­la­bo­ra­ti­va Da­tai­ku, mien­tras echa­ba un vis­ta­zo al 2017. San­ford di­jo que las apli­ca­cio­nes prác­ti­cas de apren­di­za­je au­to­má­ti­co, apren­di­za­je pro­fun­do e in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial es­tán “en es­tos días en todas par­tes, al ai­re li­bre”, apun­tan­do a las “su­per va­llas pu­bli­ci­ta­rias” en Pic­ca­dilly Cir­cus, de Lon­dres, que apro­ve­chan las cá­ma­ras ocul­tas pa­ra re­co­pi­lar da­tos a pie y en el trá­fi­co (in­clu­yen­do la mar­ca y mo­de­lo de co­ches que pa­san) pa­ra en­tre­gar anun­cios de­ter­mi­na­dos. En­ton­ces, ¿adón­de nos lle­va­rán es­tos mar­cos de re­fe­ren­cia y he­rra­mien­tas en el 2018? Ha­bla­mos con va­rios lí­de­res de TI y ex­per­tos de la in­dus­tria so­bre qué po­de­mos es­pe­rar el pró­xi­mo año.

Las em­pre­sas pon­drán en prác­ti­ca la IA La IA ya es­tá aquí, lo re­co­noz­ca­mos o no. “Mu­chas or­ga­ni­za­cio­nes ya la es­tán usan­do, pe­ro no se re­fie­ren a ella co­mo tal, di­ce Scott Gnau, CTO de Hor­ton­works. “Por ejem­plo, cual­quier or­ga­ni­za­ción que use una fun­ción de chat­bot pa­ra in­ter­ac­tuar con los clien­tes es­tá usan­do in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial”. Mu­chas de las im­ple­men­ta­cio­nes que apro­ve­chan sus tec­no­lo­gías y he­rra­mien­tas lo han he­cho en pe­que­ña es­ca­la. Se es­pe­ra que las or­ga­ni­za­cio­nes au­men­ten con­si­de­ra­ble­men­te su em­pleo en 2018. “Las em­pre­sas han pa­sa­do los úl­ti­mos años edu­cán­do­se en di­ver­sos mar­cos de re­fe­ren­cia y he­rra­mien­tas de IA”, di­ce Ni­ma Ne­gah­ban, CTO y co­fun­da­do­ra de Ki­ne­ti­ca, un es­pe­cia­lis­ta en ba­ses de da­tos ace­le­ra­das por GPU pa­ra aná­li­sis de al­to ren­di­mien­to. “A me­di­da que la IA se ge­ne­ra­li­ce, irá más allá de los ex­pe­ri­men­tos a pe­que­ña es­ca­la, pa­ra au­to­ma­ti­zar­se y ha­cer­se ope­ra­ti­va. A me­di­da que es­to avan­ce ha­brá pro­duc­tos y he­rra­mien­tas pa­ra au­to­ma­ti­zar, ad­mi­nis­trar y ra­cio­na­li­zar to­do el apren­di­za­je au­to­má­ti­co y el ci­clo de vi­da del apren­di­za­je pro­fun­do.” Ne­gah­ban pre­di­jo que el 2018 ve­rá un au­men­to en las in­ver­sio­nes en la ges­tión del ci­clo de vi­da de la IA y que ma­du­ra­rán las tec­no­lo­gías que al­ber­gan los da­tos y su­per­vi­san el pro­ce­so.

La reali­dad de la IA re­tra­sa­rá su des­plie­gue una vez más. Ra­mon Chen, je­fe de pro­duc­to del es­pe­cia­lis­ta en ges­tión de da­tos maes­tros Rel­tio, es me­nos op­ti­mis­ta. Sos­tie­ne que las pre­dic­cio­nes de avan­ces en el uso de la IA y el apren­di­za­je au­to­má­ti­co han si­do re­pe­ti­das du­ran­te va­rios años, pe­ro la reali­dad es que la ma­yo­ría de las em­pre­sas aún no han vis­to be­ne­fi­cios cuan­ti­fi­ca­bles de sus in­ver­sio­nes en es­tas áreas.

EDI­CIÓN 125

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador

© PressReader. All rights reserved.