En­fren­ta­mien­to al pa­sa­do fa­mi­liar

Le lourd hé­ri­ta­ge fa­mi­lial au coeur du der­nier li­vre de Ja­vier Cer­cas.

Vocable (Espagnol) - - Édito Sommaire -

L’écri­vain ca­ta­lan Ja­vier Cer­cas, au­teur des Sol­dats de Sa­la­mi­ne re­vient à la Gue­rre Ci­vi­le qui le han­te avec Le Mo­nar­que des Om­bres (Ac­tes Sud). Il se li­vre à une en­quê­te pas­sion­nan­te et fa­mi­liale sur son grand-on­cle Ma­nuel Me­na, en­ga­gé en 1936 du cô­té des fran­quis­tes et mort en 1938 lors de la ba­tai­lle de l’Ebre.

Ja­vier Cer­cas (Ibaher­nan­do, Cá­ce­res, 1962) re­gre­sa a la gue­rra ci­vil es­pa­ño­la y lo ha­ce pa­ra ob­ser­var, de cer­ca, su pa­sa­do fa­mi­liar en El mo­nar­ca de las som­bras, una in­da­ga­ción so­bre su tío abue­lo Ma­nuel Me­na, que mu­rió a los 19 años en la ba­ta­lla del Ebro co­mo al­fé­rez de Fa­lan­ge. "No di­go que ya no de­ba­mos ha­blar de la gue­rra, pe­ro hay que ha­cer­lo bien", ase­gu­ró el es­cri­tor ex­tre­me­ño du­ran­te la pre­sen­ta­ción del li­bro a la pren­sa en Ma­drid.

ME­MO­RIA HIS­TÓ­RI­CA

2. En es­te sen­ti­do, Cer­cas ne­gó que la me­mo­ria his­tó­ri­ca sea "una in­dus­tria", aun­que es ne­ce­sa­rio que "sea so­me­ti­da a crí­ti­ca". "Ha ha­bi­do un mal uso de la me­mo­ria, que se pue­de equi­vo­car y nos pue­de engañar. La ins­ti­tu­cio­na­li­za­ción de la me­mo­ria es pe­li­gro­sa", aña­dió. Cer­cas ex­pli­có que con la no­ve­la, que tie­ne "pa­ra­le­lis­mos" con Sol­da­dos de Sa­la­mi­na (2001) o El im­pos­tor (2014), bus­ca­ba "mi­rar al pro­pio pa­sa­do de fren­te". "Me aver­gon­za­ba que mi fa­mi­lia hu­bie­ra si­do fran­quis­ta y mi tío abue­lo mi hé­roe, pe­ro uno vie­ne de don­de vie­ne y hay que ha­cer­se car­go de eso", se­ña­ló.

3. De he­cho, el au­tor cree que la so­cie­dad es­pa­ño­la tien­de a edul­co­rar el pa­sa­do y a huir de él. "Eso se pue­de en­ten­der en un de­ter­mi­na­do mo­men­to, pe­ro no es ne­ce­sa­ria­men­te bueno. La in­dus­tria de la me­mo­ria tie­ne un uso per­ver­so y, co­mo di­jo To­do­rov, no se pue­de sa­cra­li­zar na­da", apun­tó. Y Cer­cas se­ña­la a los me­dios de

co­mu­ni­ca­ción co­mo prin­ci­pa­les res­pon­sa­bles de crear "la dic­ta­du­ra del pre­sen­te". "Vi­vi­mos la ilu­sión de que hay un pre­sen­te eterno que lo ex­pli­ca to­do y que el pa­sa­do es una co­sa re­mo­ta que so­lo in­tere­sa a fri­kis que se pa­san el tiem­po en ar­chi­vos", la­men­tó.

4. Por ello, reivin­di­có la la­bor de su obra, que ha­bla de "un pre­sen­te en­san­cha­do" y, en es­pe­cial, de Sol­da­dos de Sa­la­mi­na, "un li­bro fun­da­men­tal pa­ra la reivin­di­ca­ción

de la me­mo­ria his­tó­ri­ca, in­clu­so cuan­do na­die la reivin­di­ca­ba". En El mo­nar­ca de las som­bras, Cer­cas vuel­ve a ju­gar con la fic­ción, aun­que en me­nor me­di­da. "To­dos los per­so­na­jes son reales, lo que no sig­ni­fi­ca que ca­da li­bro ten­ga sus pro­pias re­glas. Aquí hay fic­ción, po­ca, pe­ro la hay, y ese he­cho ha­ce que se con­vier­ta to­do el li­bro en fic­ción", se­ña­ló.

5. Así, por las pá­gi­nas de la no­ve­la pa­san per­so­na­jes co­mo el ci­neas­ta Da­vid True­ba, que lle­vó al ci­ne Sol­da­dos de Sa­la­mi­na, o Blan­ca Me­na, la ma­dre del es­cri­tor, quien pa­ra él es "la ver­da­de­ra pro­ta­go­nis­ta". "So­lo mi ma­dre ha­bla­ba de es­te par­ti­cu­lar Aqui­les (Ma­nuel Me­na, su tío abue­lo), aun­que lo ha­cía pa­ra in­cul­car­me que ese chi­co mu­rió pa­ra na­da", in­di­có.

UN LI­BRO "ANTIBELICISTA"

6. Por to­do ello Cer­cas de­fien­de que El mo­nar­ca de las som­bras es una obra "be­li­co­sa­men­te antibelicista". "Mi pre­gun­ta siem­pre fue por qué al­guien se apun­ta a una cau­sa equi­vo­ca­da y mue­re en una gue­rra. Es­toy de acuer­do con lo que se di­ce al fi­nal del li­bro, que mi tío abue­lo no mu­rió por la pa­tria, sino por una pan­da de hi­jos de pu­ta que en­ve­ne­na­ba ce­re­bros", cri­ti­có.

7. Pre­gun­ta­do so­bre la fun­ción te­ra­péu­ti­ca, o no, de la li­te­ra­tu­ra, el au­tor re­co­no­ció que tie­ne al­go de ver­dad. "Con la es­cri­tu­ra eres ca­paz de ob­je­ti­var una ob­se­sión, nor­ma­li­zar tus de­mo­nios: igual si no fue­se es­cri­tor, se­ría oli­go­fré­ni­co" re­ma­tó, con hu­mor.

Con la es­cri­tu­ra eres ca­paz de ob­je­ti­var una ob­se­sión, nor­ma­li­zar tus de­mo­nios.

(DR)

Ma­nuel Me­na.

(Si­pa)

El au­tor Ja­vier Cer­cas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from France

© PressReader. All rights reserved.