Los pa­ti­ne­tes eléc­tri­cos en pie de gue­rra

Madrid fa­ce à l’in­va­sion des trot­ti­net­tes élec­tri­ques.

Vocable (Espagnol) - - Édito | Sommaire - POR MÓNICA GAIL

De San Fran­cis­co à Ber­lin, en pas­sant par Pa­ris ou Madrid, les trot­ti­net­tes élec­tri­ques ont con­quis les trot­toirs de nos vi­lles. Ces en­gins en li­bre service qui per­met­tent de sla­lo­mer à pres­que 40 km/ heu­re po­sent des pro­blè­mes aux au­to­ri­tés quant à la sé­cu­ri­té rou­tiè­re. Voi­ci com­ment la vi­lle de Madrid en­vi­sa­ge son en­ca­dre­ment…

La cu­rio­si­dad. Esa po­de­ro­sa ca­rac­te­rís­ti­ca del ser hu­mano que in­ci­ta a pro­bar co­sas nue­vas o, al me­nos, a echar­les un vis­ta­zo. No son po­cos los que se acer­can y to­que­tean esos pa­ti­ne­tes eléc­tri­cos que es­tán re­par­ti­dos por Madrid. 2. Los pa­ti­ne­tes "ver­des" de al­qui­ler, que per­te­ne­cen a la em­pre­sa ca­li­for­nia­na Li­me, fi­nan­cia­da por Uber y Goo­gle, son los "úni­cos en su es­pe­cie" que ocu­pan la ca­pi­tal. Su uso es muy sen­ci­llo. Aun­que el pa­ti­ne­te pe­sa, es li­ge­ro y ma­ne­ja­ble. Pa­ra po­der uti­li­zar­lo, hay que des­car­gar­se la apli­ca­ción de Li­me en el mó­vil y es­ca­near el có­di­go del pa­ti­ne­te en cues­tión. "La apli­ca­ción te va in­di­can­do un po­co los pa­sos. De­bes te­ner 18 años y re­co­mien­da usar cas­co, no ex­ce­der la ve­lo­ci­dad y no ba­jar en­ci­ma de él en las cues­tas, sino ir ca­mi­nan­do", di­cen unos jó­ve­nes ve­ne­zo­la­nos re­si­den­tes en Madrid. Es la pri­me­ra vez que mon­tan y se han in­for­ma­do bien an­tes de po­ner­se en mar­cha. Sa­ben que es­tos pa­ti­ne­tes de al­qui­ler co­bra­rán un eu­ro ini­cial pa­ra des­blo­quear­lo y des­pués se­rán 15 cén­ti­mos por mi­nu­to. "No­so­tros se­gui­re­mos las in­di­ca­cio­nes", ase­gu­ran. Sin em­bar­go, nin­guno lle­va cas­co. 3. Ape­nas pa­ran quie­tos en las ca­lles –Re­ti­ro o Sol son dos de los pun­tos in­di­ca­dos por la apli­ca­ción más de­man­da­dos–, pues siem­pre hay al­guien dis­pues­to a co­ger un pa­ti­ne­te. Pe­ro, a pe­sar del éxi­to que pa­re­cen te­ner, ¿Madrid es­tá pre­pa­ra­da pa­ra ellos?

4. La ma­yo­ría cree que el pro­ble­ma no son los pa­ti­ne­tes, con­si­de­ra­dos una bue­na al­ter­na­ti­va pa­ra mo­ver­se por una ciu­dad castigada por los atas­cos, sino los usua­rios que co­me­ten in­frac­cio­nes. Pi­lar, due­ña de un quios­co apos­ta­do en la ace­ra fren­te a la Puer­ta de Al­ca­lá, ase­gu­ra que los pa­ti­ne­tes pa­san muy de­pri­sa: "No sé si afec­tan a los co­mer­cios, pe­ro a los pea­to­nes sí, por­que van por la ace­ra a una ve­lo­ci­dad tre­men­da". "En­tre las bi­ci­cle­tas y los pa­ti­ne­tes no pue­des ca­mi­nar tran­qui­la", co­men­ta otra mu­jer. To­más, otro quios­que­ro si­tua­do den­tro del Par­que de El Re­ti­ro, de­nun­cia que in­clu­so "se mon­tan de

dos en dos" y "van to­can­do el tim­bre, mo­les­tan­do a los vian­dan­tes". Es­tá de acuer­do en que se usen, siem­pre y cuan­do "res­pe­ten, por­que es un par­que em­ble­má­ti­co en el que mu­chos de los que pa­sean son ni­ños". Se que­ja de que no va­yan por la ru­ta ci­clis­ta: "Es por ahí por don­de de­be­rían cir­cu­lar". De no­che, cuan­do creen que hay me­nos pe­li­gro y na­die les ve, "van ha­cien­do ‘eses’ por la cal­za­da", afir­ma un ta­xis­ta que ha vis­to más de un pa­ti­ne­te por el pa­seo del Pra­do.

NUE­VO PLAN AÚN SIN APRO­BAR

5. Tras la po­lé­mi­ca de los pa­ti­ne­tes en Va­len­cia, don­de han si­do re­ti­ra­dos por ca­re­cer de li­cen- cia mer­can­til y ocu­par las ace­ras, el Go­bierno de Ma­nue­la Car­me­na pre­ten­de re­gu­lar es­tos vehícu­los con la nue­va Or­de­nan­za de Mo­vi­li­dad, que aún de­be ser apro­ba­da en el Pleno.

SAN­CIO­NES AL MAL USO

6. Se­gún fuen­tes del Ayun­ta­mien­to, den­tro del pro­ce­so de des­plie­gue de la nue­va Or­de­nan­za, se plan­tean "rea­li­zar cam­pa­ñas es­pe­cí­fi­cas de con­trol de la nor­ma­ti­va apli­ca­ble a ace­ras y zo- nas pea­to­na­les, co­mo el es­ta­cio­na­mien­to ile­gal o la cir­cu­la­ción prohi­bi­da so­bre la ace­ra". Cuan­do los pa­ti­ne­tes y las bi­ci­cle­tas cir­cu­len por zo­nas pea­to­na­les, "se­rá con­si­de­ra­do una in­frac­ción le­ve". Aun­que, se­gún la Ley, el im­por­te po­dría ser de has­ta 100 eu­ros (50 con re­duc­ción si se pa­ga du­ran­te el pe­río­do vo­lun­ta­rio), "ac­tual­men­te es­tas in­frac­cio­nes las san­cio­na­mos con mul­tas de 60 eu­ros (30 con re­duc­ción)". Ase­gu­ran, tam­bién, que "en el ca­so de que la cir­cu­la­ción fue­ra ne­gli­gen­te y cau­sa­ra pe­li­gro a los pea­to­nes, po­dría ser calificada de gra­ve (200 eu­ros, 100 con re­duc­ción)".

Van por la ace­ra a una ve­lo­ci­dad tre­men­da

(EFE)

Una jo­ven co­ge un pa­ti­ne­te de al­qui­ler en Va­len­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from France

© PressReader. All rights reserved.