Las he­re­de­ras: oda a la li­ber­tad

Le Pa­ra­guay en­fin sur grand écran.

Vocable (Espagnol) - - Édito | Sommaire - POR SANTI CARNERI

Fa­ce au dy­na­mis­me du ci­né­ma ar­gen­tin ou uru­gua­yen, le Pa­ra­guay a long­temps eu une ci­né­ma­to­grap­hie in­vi­si­ble. Avec Les Hé­ri­tiè­res (sur les écrans le 28 no­vem­bre), pre­mier long mé­tra­ge de Mar­ce­lo Mar­ti­nes­si, qui a été ré­com­pen­sé de l’Ours d’ar­gent de la mei­lleu­re ac­tri­ce au der­nier fes­ti­val de Ber­lin, le Pa­ra­guay oc­cu­pe en­fin le de­vant de la scè­ne.

Las he­re­de­ras, el pri­mer lar­go­me­tra­je del pa­ra­gua­yo Mar­ce­lo Mar­ti­nes­si, im­pre­sio­nó a los pro­gra­ma­do­res de la Ber­li­na­le y le in­vi­ta­ron a com­pe­tir por su má­xi­mo ga­lar­dón, el Oso de Oro, el pa­sa­do mes de fe­bre­ro. Se es­tre­na en Fran­cia, aho­ra, el pró­xi­mo 28 de no­viem­bre. 2. La cin­ta cuen­ta la his­to­ria de dos mu­je­res de al­ta al­cur­nia que he­re­da­ron el su­fi­cien­te pa­tri­mo­nio co­mo pa­ra vi­vir có­mo­da­men­te. Pe­ro, a sus 60 años, el di­ne­ro ya no al­can­za y la si­tua­ción cam­bia. Su mun­do in­mó­vil se al­te­ra y la nue­va reali­dad rom­pe el equi­li­brio ima­gi­na­rio en el que vi­vían.

3. "Lo ma­ra­vi­llo­so que tie­ne el ci­ne es que te lle­va por ca­mi­nos pro­pios, por so­ni­dos, vo­ces, imá­ge­nes y ex­pe­rien­cias que van to­man­do for­ma a tra­vés de es­te gru­po de mu­je­res que pro­ta­go­ni­zan la pe­lí­cu­la. Ellas no son cul­pa­bles, tam­po­co víc­ti­mas, son he­re­de­ras de un sis­te­ma que –ca­si co­mo una en­fer­me­dad ge­né­ti­ca– se trans­mi­te de ge­ne­ra­ción en ge­ne­ra­ción", ex­pli­ca Mar­ti­nes­si.

4. Mar­ti­nes­si re­cuer­da que, cuan­do era ni­ño, apro­ve­cha­ba la afi­ción de su ma­dre al ci­ne pa­ra que­dar­se con ella de ma­dru­ga­da vien­do pe­lí­cu­las. Pe­ro, co­mo su pa­dre dor­mía en la mis­ma ha­bi­ta­ción, de­bían ver­las sin vo­lu­men y a ve­ces so­lo has­ta la mi­tad.

MAES­TROS

5. "Eso me em­pu­ja­ba a com­ple­tar las his­to­rias en mi ca­be­za, a ima­gi­nar fi­na­les po­si­bles, a rein­ven­tar un diá­lo­go o re­crear so­ni­do que no es­cu­cha­ba. Creo que ese fue el prin­ci­pal es­tí­mu­lo que me lle­vó al ci­ne, esa cu­rio­si­dad que me ge­ne­ra­ban las his­to­rias frac­cio­na­das", cuen­ta el rea­li­za­dor, que ya mos­tró en la Ber­li­na­le sus cor­to­me­tra­jes Ka­rai Nor­te (2009) y Ca­lle Úl­ti­ma (2011) y que ga­nó el pre­mio al me­jor cor­to del fes­ti­val de Ve­ne­cia con La Voz Per­di­da en 2016.

6. Di­ce Mar­ti­nes­si que siem­pre le atra­jo el tra­ba­jo del di­rec­tor ale­mán Rai­ner Wer­ner Fass­bin­der y de uno de los pio­ne­ros del ci­ne in­de­pen­dien­te, el neo­yor­quino John Cas­sa­ve­tes. Aun­que afir­ma que las re­fe­ren­cias más fuer­tes que ha te­ni­do vie­nen de su en­torno in­me­dia­to, en con­cre­to del es­cri­tor pa­ra­gua­yo Ga­briel Cas­sa­cia, uno de los fun­da­do­res de la narrativa del país.

7. Las he­re­de­ras na­ce de un mo­men­to de con­tra­dic­cio­nes en la vi­da de Mar­ti­nes­si y de días con-

vul­sos en Pa­ra­guay. El pri­mer di­rec­tor de la jo­ven te­le­vi­sión pú­bli­ca del país su­r­ame­ri­cano vi­vió de cer­ca el abrup­to fin del man­da­to de Fernando Lu­go (2008-2012), el úni­co Go­bierno pro­gre­sis­ta de la ac­tual de­mo­cra­cia que ter­mi­nó con un jui­cio par­la­men­ta­rio pro­mo­vi­do por sus alia­dos con­ser­va­do­res y la opo­si­ción. Un pro­ce­so ca­li­fi­ca­do de "rup­tu­ra del or­den cons­ti­tu­cio­nal" por el Mer­co­sur y otras or­ga­ni­za­cio­nes in­ter­na­cio­na­les y que pa­ra­li­zó las po­lí­ti­cas so­cia­les em­pren­di­das por el equi­po de Lu­go.

8. "Con el gol­pe de Es­ta­do de 2012, y con lo que vino des­pués, me di cuen­ta de que la bur­gue­sía de mi país es ca­paz de pac­tar con gol­pis­tas, dic­ta­do­res, nar­cos, tor­tu­ra­do­res o ase­si­nos. Li­te­ral­men­te con ’cual­quie­ra’, con tal de no per­der sus pri­vi­le­gios. Y te­ner con­cien­cia de eso es muy fuer­te, crea un es­pa­cio va­cío que, en mi ca­so, me lle­vó a un pro­ce­so de due­lo con el fu­tu­ro, a dar­me cuen­ta que qui­zás ese país que yo sen­tía que po­día cam­biar, es­ta­ba em­pe­ci­na­do en se­guir sien­do el mis­mo", ase­gu­ra. "Yo ven­go de una cla­se pri­vi­le­gia­da y se me die­ron mu­chas opor­tu­ni­da­des. En­ton­ces, re­fle­xio­nar a tra­vés del ci­ne, tra­tar de en­ten­der mi en­torno in­me­dia­to con el ca­ri­ño, los cues­tio­na­mien­tos y las fan­ta­sías que hay al­re­de­dor, era el pri­mer desafío a la ho­ra de em­pe­zar a es­cri­bir", aña­dió.

9. Co­mo él, de­di­ca­do siem­pre a te­mas vin­cu­la­dos con la me­mo­ria, la iden­ti­dad y los de­re­chos hu­ma­nos de Pa­ra­guay, una de las pro­ta­go­nis­tas de Las he­re­de­ras ex­pe­ri­men­ta una trans­for­ma­ción in­te­rior an­te la con­cien­cia de su nue­vo mun­do.

ROM­PER PRE­JUI­CIOS

10. "Me gus­ta mu­cho el uni­ver­so fe­me­nino que plan­tea Mar­ce­lo. Es in­tere­san­te y una mi­ra­da dig­na, so­bre to­do. Más en en es­ta so­cie­dad que es tan cruel con lo fe­me­nino y tam­bién con la edad. Nos ha­cen creer que te­ne­mos fe­cha de ven­ci­mien­to", di­ce Ana Iva­no­va, una de las pro­ta­go­nis­tas del fil­me jun­to a Ana Brun y Mar­ga­ri­ta Irun. 11. Di­ce Iva­no­va que en 2016 acu­dió a una prue­ba pa­ra la pe­lí­cu­la pa­ra otro per­so­na­je, una mu­jer ma­yor que ella, y que Mar­ti­nes­si le ofre­ció otro pa­pel que, fi­nal­men­te, se con­vir­tió en pro­ta­gó­ni­co. "Creo que esa mi­ra­da de Mar­ce­lo, en es­te mo­men­to, es fun­da­men­tal pa­ra plan­tear­nos los pre­jui­cios ha­cia lo fe­me­nino y las cues­tio­nes de la edad", di­jo.

RODAJE

12. "Es una his­to­ria con la que mu­chos asun­ce­nos se pue­den iden­ti­fi­car. So­bre una vi­da de po­co con­tac­to con el mun­do ex­te­rior, y Mar­ce­lo sien­te que nues­tra so­cie­dad es muy así, so­bre to­do en la dic­ta­du­ra, en que no se po­dían de­cir de­ter­mi­na­das co­sas", ex­pli­ca el pro­duc­tor eje­cu­ti­vo del lar­go­me­tra­je, Se­bas­tián Pe­ña Es­co­bar.

13. Las he­re­de­ras se ro­dó en sie­te se­ma­nas en Asun­ción y al­re­de­do­res du­ran­te el 2017. Se fi­nan­ció en un 20 % con re­cur­sos cul­tu­ra­les de Pa­ra­guay y en un 80 % con fon­dos in­ter­na­cio­na­les de ci­ne co­mo el pro­gra­ma Iber­me­dia y otros de Ita­lia, Es­pa­ña, No­rue­ga Bra­sil, Ale­ma­nia, Uru­guay y Fran­cia.

(Si­pa)

El di­rec­tor con la ac­triz pro­ta­go­nis­ta Ana Brun.

(DR)

Mar­ti­nes­si re­tra­ta una his­to­ria de mu­je­res ol­vi­da­das en un con­tex­to ur­bano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from France

© PressReader. All rights reserved.