Dos ma­ne­ras de im­pul­sar el vo­to jo­ven en las eu­ro­peas

Com­ment lut­ter con­tre l’abs­ten­tion aux eu­ro­péen­nes ?

Vocable (Espagnol) - - Édito | Sommaire - POR F.J. CALERO

Le 26 mai 2019 au­ront lieu les élec­tions eu­ro­péen­nes. Pour con­trer l’abs­ten­tion­nis­me qui avait été par­ti­cu­liè­re­ment éle­vé chez les jeu­nes lors du pré­cé­dent scru­tin de 2014, le Par­le­ment eu­ro­péen a lan­cé la cam­pag­ne #cet­te­fois­je­vo­te dans tous les pays eu­ro­péens. En pa­ra­llè­le, un re­grou­pe­ment ci­to­yen pan­eu­ro­péen bap­ti­sé Volt ten­te de réen­chan­ter la foi en l’Eu­ro­pe. Re­por­ta­ge en Es­pag­ne…

Las elec­cio­nes eu­ro­peas de 2014 lle­ga­ron en el peor mo­men­to pa­ra la UE: cri­sis eco­nó­mi­ca y del eu­ro, con Gre­cia al bor­de del pre­ci­pi­cio, pa­ro del 24 % en Es­pa­ña y las san­cio­nes de Oc­ci­den­te a Ru­sia por Cri­mea y el es­te de Ucra­nia. Ya so­lo el ré­cord ne­ga­ti­vo de par­ti­ci­pa­ción, 42,6 %, su­po­nía un se­rio avi­so al fu­tu­ro a me­dio pla­zo de la UE, pe­ro las vic­to­rias de par­ti­dos eu­ro­es­cép­ti­cos en dos de las prin­ci­pa­les eco­no­mías de la Unión, el Par­ti­do de la In­de­pen­den­cia del Reino Uni­do (UKIP) y el Fren­te Na­cio­nal fran­cés, anun­cia­ron el cam­bian­te or­den mun­dial li­de­ra­do por par­ti­dos na­cio­nal-po­pu­lis­tas que lle­ga­ría unos años más tar­de. Un lus­tro des­pués, en un con­tex­to de cre­ci­mien­to de las prin­ci­pa­les po­ten­cias, las ame­na­zas al sta­tu quo eu­ro­peo ya no son me­ra­men­te eco­nó­mi­cas sino apuntan di­rec­ta­men­te a los pro­pios va­lo­res eu­ro­peís­tas. La abs­ten­ción de los vo­tan­tes más jó­ve­nes fa­ci­li­ta­ron las ines­pe­ra­das vic­to­rias de los par­ti­da­rios del bre­xit, en Reino Uni­do, y de Do­nald Trump, en Es­ta­dos Uni­dos y, por pri­me­ra vez, un go­bierno de mar­ca­do ca­rác­ter eu­ro­es­cép­ti­co —Mo­vi­mien­to 5 Es­tre­llas y la Li­ga, en Italia— se en­cuen­tra a los man­dos de un Es­ta­do sig­na­ta­rio de los Tra­ta­dos de Ro­ma que die­ron ori­gen a la Unión Eu­ro­pea.

LAS ELEC­CIO­NES EU­RO­PEAS

2. A fal­ta de me­dio año pa­ra los co­mi­cios, la ofi­ci­na del Par­la­men­to Eu­ro­peo en Ma­drid pre­sen­tó, a fi­na­les de no­viem­bre, la cam­pa­ña ciu­da­da­na #es­ta­vez­vo­to pa­ra ape­lar es­pe­cial­men­te a los me­no­res de 30 años. Jó­ve­nes co­mo Jai­me Vi­llal­ba, Car­lo­ta Nú­ñez Strutt y San­dra Aré­va­lo, es­tu­dian­tes de la Uni­ver­si­dad Rey Juan Car­los, for­man par­te del equi­po de vo­lun­ta­rios que ha con­se­gui­do ya cer­ca de 1000 par­ti­ci­pan­tes de la cam­pa­ña en Es­pa­ña de los 100 000 que se han uni­do en to­da Eu­ro­pa. «La gen­te jo­ven de­be­ría ser la pri­me­ra en es­tar in­tere­sa­da en vo­tar», co­men­tó Jai­me, que ya ha­bía ani­ma­do a otros 70 jó­ve­nes a mo­vi­li­zar­se pa­ra au­men­tar la par­ti­ci­pa­ción en Es­pa­ña.

3. Ba­jo el tí­tu­lo de Es­ta vez es di­fe­ren­te, en 2014 la cam­pa­ña del Par­la­men­to Eu­ro­peo bus­ca­ba esen­cial­men­te le­gi­ti­mar los po­de­res de la UE tras dé­ca­das de «dé­fi­cit de­mo­crá­ti­co» del pro­yec­to eu­ro­peo. «Una novedad im­por­tan­te in­tro­du­ci­da por el Tra­ta­do (de Lis­boa) es que, cuan­do los Es­ta­dos miem­bros de la UE pro­po­nen un can­di­da­to a pre­si­den­te de la Co­mi­sión Eu­ro­pea pa­ra su­ce­der a Jo­sé Ma­nuel Ba­rro­so en oto­ño de 2014, de­ben, por pri­me­ra vez, te­ner en cuen­ta los re­sul­ta­dos de las elec­cio­nes eu­ro­peas», re­za­ba el in­for­me lan­za­do ha­ce cin­co años. El pro­ce­so del co­no­ci­do co­mo can­di­da­to prin­ci­pal (o Spit­zen­kan­di­dat, en jer­ga co­mu­ni­ta­ria) fue uti­li­za­do por pri­me­ra vez en el nom­bra­mien­to de Jean-Clau­de Junc­ker en 2014. El fa­vo­ri­to a su­ce­der­le es el so­cial­cris­tiano ale­mán Man­fred We­ber, de los po­pu­la­res eu­ro­peos, que se­gún una pro­yec­ción del por­tal Po­lí­ti­co ga­na­ría otra vez las elec­cio­nes eu­ro­peas con unas pro­yec­cio­nes de has­ta 189 eu­ro­dipu­tados (de 705, tras la re­ti­ra­da de los bri­tá­ni­cos).

CAM­PA­ÑA

4. «¿Au­to­crí­ti­ca por las elec­cio­nes de 2014? La ha­ce­mos to­dos los días. Por ello, ca­da cam­pa­ña tra­ta­mos de ha­cer más co­sas, más di­fe­ren­tes, adap­tar­nos a lo que la reali­dad nos exi­ge. Lo que he­mos apren­di­do —aun­que ya lo sa­bía­mos— es que una ins­ti­tu­ción so­la no va a con­se­guir na­da, es una ta­rea de mu­chí­si­ma gen­te y, por eso, abri­mos nues­tro es­fuer­zo a to­dos los de­más», res­pon­de a ABC el di­rec­tor de Co­mu­ni­ca­ción de la Eu­ro­cá­ma­ra, Jau­me Duch, so­bre la fal­ta de par­ti­ci­pa­ción en los pa­sa­dos co­mi­cios. En es­ta lí­nea, el pre­si­den­te de la Eu­ro­cá­ma­ra, el ita­liano An­to­nio Ta­ja­ni, pre­sen­tó ha­ce un mes el por­tal in­ter­ac­ti­vo Lo que Eu­ro­pa ha­ce por mí, don­de, por ejem­plo, un ex­tre­me­ño pue­de con­sul­tar la apor­ta­ción de la UE a su co­mu­ni­dad: la Ini­cia­ti­va de Em­pleo Ju­ve­nil y el Pro­gra­ma de Desa­rro­llo Ru­ral de Ex­tre­ma­du­ra, en­tre otros pro­yec­tos. «Los eu­ro­peos se pre­gun­tan qué ha he­cho la UE por ellos la UE. Es­ta pá­gi­na ofre­ce res­pues­tas cla­ras y fá­ci­les de en­ten­der. Es una he­rra­mien­ta útil pa­ra acer­car Eu­ro­pa a sus ciu­da­da­nos», ex­pre­só Ta­ja­ni.

5. Las ini­cia­ti­vas de ca­ra a las pró­xi­mas elec­cio­nes eu­ro­peas so­bre­pa­san las ins­ti­tu­cio­nes eu­ro­peas. Así, a me­dia­dos de no­viem­bre, tam­bién se pre­sen­tó en Ma­drid el pri­mer mo­vi­mien­to pro­gre­sis­ta pan­eu­ro­peo, VOLT Eu­ro­pa. «Que­re­mos un fu­tu­ro don­de nues­tro con­ti­nen­te ofrez­ca be­ne­fi­cios eco­nó­mi­cos com­par­ti­dos y opor­tu­ni­da­des pa­ra to­dos. Un fu­tu­ro don­de to­dos se sien­tan có­mo­dos in­de­pen­dien­te­men­te de su gé­ne­ro, co­lor de piel, re­li­gión o cual­quier otro ras­go», enun­ció el ita­liano An­drea Ven­zon, que jun­to a otros dos jó­ve­nes trein­ta­ñe­ros, la fran­ce­sa Co­lom­be Cahen Sal­va­dor y el ale­mán Da­mian Boe­se­la­ger, fun­da­ron en mar­zo de 2017 es­te par­ti­do que se pre­sen­ta­rá con un pro­gra­ma úni­co y las mis­mas si­glas en va­rios paí­ses eu­ro­peos. «Al ini­cio nos lla­má­ba­mos VOX, pe­ro sa­bía­mos que en Es­pa­ña es­ta­ba vin­cu­la­do a idea­les que es­ta­ban muy le­jos de los nues­tros», ex­pli­có Ven­zon, re­fi­rién­do­se al par­ti­do po­lí­ti­co es­pa­ñol «que es­tá a las an­tí­po­das de es­te mo­vi­mien­to pro­gre­sis­ta».

6. «Que­re­mos avan­zar con el sue­ño de los pa­dres fun­da­do­res de la UE de lo­grar un po­der su­pra­na­cio­nal, im­pul­san­do un pro­yec­to que sea lo más in­te­gra­dor po­si­ble y que no de­je a na­die atrás», sub­ra­yó Chema La­rrea, nue­vo pre­si­den­te de la ra­ma es­pa­ño­la del par­ti­do.

7. «El par­ti­do no cuen­ta con gran­des pa­tro­ci­na­do­res, se fi­nan­cia con do­na­ti­vos per­so­na­les. Se es­tá dan­do a co­no­cer en dis­tin­tas ciu­da­des a tra­vés de mee­tups (en­cuen­tros in­for­ma­les) en ba­res, cen­tros cul­tu­ra­les o ca­fés», in­for­man des­de la or­ga­ni­za­ción.

8. «La cons­truc­ción eu­ro­pea ha si­do la más exi­to­sa de to­dos los pro­ce­sos de in­te­gra­ción que han exis­ti­do en el mun­do», di­jo el his­to­ria­dor y ca­te­drá­ti­co Jean Monnet Ro­ge­lio Pé­rez-Bus­ta­man­te, tam­bién pre­sen­te en el con­gre­so fun­da­cio­nal del par­ti­do en Es­pa­ña. Des­de VOLT de­fien­den me­di­das co­mo «una ren­ta mínima o un sis­te­ma de ges­tión de los flu­jos de re­fu­gia­dos que pre­vea san­cio­nes a los Es­ta­dos que in­cum­plan sus res­pon­sa­bi­li­da­des de otor­gar asi­lo».

LOS JÓ­VE­NES

9. En las elec­cio­nes de 2014 so­lo vo­ta­ron un 27 por cien­to de los elec­to­res con eda­des com­pren­di­das en­tre los 18 y los 25 años. La ame­na­za a los va­lo­res eu­ro­peos del na­cio­nal-po­pu­lis­mo ha alen­ta­do a mi­les de jó­ve­nes, des­de la so­cie­dad ci­vil o unién­do­se en for­ma de par­ti­dos po­lí­ti­cos, a or­ga­ni­zar­se pa­ra de­ci­dir có­mo quie­ren que la Unión Eu­ro­pea les re­pre­sen­te. Co­mo en las pa­sa­das elec­cio­nes le­gis­la­ti­vas en EE. UU., los jó­ve­nes tie­nen la oca­sión de no de­jar su fu­tu­ro en ma­nos de sus ma­yo­res pa­ra evi­tar más trau­mas co­mo el bre­xit, la vic­to­ria de Trump en EE. UU. o Jair Bol­so­na­ro, en Bra­sil, y la lle­ga­da al po­der del tán­dem Di Maio-Sal­vi­ni, en Italia. «Fue­ra de la UE las co­sas no van del to­do bien, qui­zá eso ayu­de a los de­más a en­ten­der que la UE es una re­ce­ta que pue­de con­se­guir que las ge­ne­ra­cio­nes fu­tu­ras vi­van en unas con­di­cio­nes si­mi­la­res a las que han vi­vi­do los eu­ro­peos en los úl­ti­mos años», con­clu­yó Duch.

El par­ti­do VOLT no cuen­ta con gran­des pa­tro­ci­na­do­res, se fi­nan­cia con do­na­ti­vos per­so­na­les.

(Si­pa)

Par­la­men­to eu­ro­peo de Es­tras­bur­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from France

© PressReader. All rights reserved.