Deutsche Welle (Spanish edition)

WWF: la fau­na ver­te­bra­da se ha re­du­ci­do un 68 % en 50 años

Par­te de esa fuer­te re­duc­ción "es con­se­cuen­cia de la mis­ma des­truc­ción del medio ambiente que es­tá con­tri­bu­yen­do a la emer­gen­cia de en­fer­me­da­des zoo­nó­ti­cas (de ori­gen ani­mal) co­mo la CO­VID-19", ad­vier­te el es­tu­dio.

- Amphibian · Biology · Animals · Zoology · Science · Ecology · Wildlife · London · Central America · Americas · Democratic Republic of Congo · Congo River · Una · Ghana · Zoological Society of London · Our Planet

Par­te de esa fuer­te re­duc­ción "es con­se­cuen­cia de la mis­ma des­truc­ción del medio ambiente que es­tá con­tri­bu­yen­do a la emer­gen­cia de en­fer­me­da­des zoo­nó­ti­cas (de ori­gen ani­mal) co­mo la CO­VID-19", ad­vier­te el es­tu­dio.

La po­bla­ción glo­bal de mu­chas es­pe­cies ver­te­bra­das, in­clui­dos ma­mí­fe­ros, pá­ja­ros, an­fi­bios, rep­ti­les y pe­ces, se ha re­du­ci­do en una me­dia de más de dos tercios, o el 68 %, en me­nos de medio si­glo, ad­vier­te el úl­ti­mo in­for­me Pla­ne­ta Vi­vo (Li­ving Pla­net) de la or­ga­ni­za­ción me­dioam­bien­tal WWF, pu­bli­ca­do es­te jue­ves (11.09.2020).

Ela­bo­ra­do con­jun­ta­men­te con la Sociedad Zoo­ló­gi­ca de Lon­dres, el in­for­me apun­ta al cam­bio de la uti­li­za­ción del sue­lo –que pro­vo­ca fe­nó­me­nos co­mo la de­fo­res­ta­ción– y al co­mer­cio y ex­plo­ta­ción de la vi­da sal­va­je co­mo prin­ci­pa­les fac­to­res de la re­duc­ción de las es­pe­cies ver­te­bra­das en­tre 1970 y 2016.

"La des­truc­ción de la na­tu­ra­le­za es­tá te­nien­do un im­pac­to ca­tas­tró­fi­co no só­lo en la vi­da sal­va­je, sino tam­bién en la salud hu­ma­na y en to­dos los as­pec­tos de nues­tras vi­das", sub­ra­yó el di­rec­tor ge­ne­ral de WWF In­ter­na­tio­nal, Mar­co Lam­ber­ti­ni, en no­ta de pren­sa.

"Nues­tro pla­ne­ta ha en­cen­di­do las lu­ces ro­jas que in­di­can un fa­llo del sis­te­ma. La re­duc­ción de vi­da sal­va­je ya sea de los pe­ces de los océa­nos y ríos o la des­apa­ri­ción de las abe­jas, que jue­gan un pa­pel vi­tal en la agricultur­a, afec­tan di­rec­ta­men­te la nu­tri­ción, la se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria y los mo­dos de vi­da de mi­les de mi­llo­nes de per­so­nas", aña­dió.

Amé­ri­ca Cen­tral y del Sur: caí­da del 94 por cien­to en las es­pe­cies des­de 1970

El in­for­me mos­tró que las re­gio­nes tro­pi­ca­les de Amé­ri­ca Cen­tral y del Sur ha­bían ex­pe­ri­men­ta­do una caí­da del 94 por cien­to en las es­pe­cies des­de 1970. "Es asom­bro­so. En úl­ti­ma ins­tan­cia, es un in­di­ca­dor de nues­tro im­pac­to en el mun­do na­tu­ral", di­jo el di­rec­tor ge­ne­ral de WWF In­ter­na­tio­nal, Mar­co Lam­ber­ti­ni.

El es­tu­dio da ejem­plos co­mo la re­duc­ción de has­ta un 87 por cien­to en las po­bla­cio­nes de go­ri­las en áreas pro­te­gi­das de la Re­pú­bli­ca De­mo­crá­ti­ca del

Congo, de­bi­do prin­ci­pal­men­te a la ca­za fur­ti­va.

Una es­pe­cie me­nos co­no­ci­da, la co­to­rra gris afri­ca­na, na­ti­va del sur de Gha­na, ha vis­to re­du­ci­da su po­bla­ción en has­ta un 99 por cien­to en­tre 1992 y 2014 de­bi­do tan­to a la re­duc­ción de su há­bi­tat co­mo al co­mer­cio de pá­ja­ros sal­va­jes, de­nun­cia tam­bién el es­tu­dio.

El in­for­me ha ana­li­za­do la evolución de más de 21.000 po­bla­cio­nes de 4.000 es­pe­cies, y sub­ra­ya que las re­duc­cio­nes son es­pe­cial­men­te dra­má­ti­cas en los ani­ma­les que ha­bi­tan en ríos y otras su­per­fi­cies de agua dul­ce, que han mer­ma­do sus nú­me­ros en has­ta un 84 por cien­to.

Es el ca­so del delfín del Yangt­sé, uno de los po­cos del­fi­nes de agua dul­ce del mun­do, cu­ya po­bla­ción se ha re­du­ci­do un 97 por cien­to coin­ci­dien­do con la épo­ca en la que se cons­tru­yó en la zo­na la Pre­sa de las Tres Gar­gan­tas, el ma­yor proyecto hi­dro­eléc­tri­co del pla­ne­ta.

For­mas de de­te­ner y re­ver­tir las pér­di­das

La ac­tua­li­za­ción el úl­ti­mo in­for­me Pla­ne­ta Vi­vo vie­ne jun­to con un es­tu­dio en coau­to­ría de más de 40 ONG e ins­ti­tu­cio­nes aca­dé­mi­cas, que es­ta­ble­ce for­mas de de­te­ner y re­ver­tir las pér­di­das que ha in­fli­gi­do el con­su­mo hu­mano.

La in­ves­ti­ga­ción, pu­bli­ca­da en la re­vis­ta Na­tu­re, su­gie­re que re­du­cir el des­per­di­cio de ali­men­tos y fa­vo­re­cer die­tas más sa­lu­da­bles y res­pe­tuo­sas con el medio ambiente po­dría ayu­dar a "do­blar la cur­va" de la de­gra­da­ción.

Jun­to con los es­fuer­zos ra­di­ca­les de con­ser­va­ción, es­tas me­di­das po­drían evi­tar más de dos tercios de la pér­di­da fu­tu­ra de bio­di­ver­si­dad, su­gi­rie­ron los au­to­res.

"Ne­ce­si­ta­mos ac­tuar aho­ra. Las ta­sas de re­cu­pe­ra­ción de la bio­di­ver­si­dad sue­len ser mu­cho más len­tas que las de la pér­di­da de bio­di­ver­si­dad re­cien­te", di­jo el au­tor prin­ci­pal del es­tu­dio, David Le­cle­re, in­ves­ti­ga­dor aca­dé­mi­co del Ins­ti­tu­to Internacio­nal de Aná­li­sis de Sis­te­mas Apli­ca­dos.

"Es­to im­pli­ca que cual­quier re­tra­so en la ac­ción per­mi­ti­rá más pér­di­das de bio­di­ver­si­dad que po­drían tar­dar dé­ca­das en re­cu­pe­rar­se". Le­cle­re tam­bién ad­vir­tió sobre pér­di­das "irre­ver­si­bles" de la bio­di­ver­si­dad, co­mo cuan­do una es­pe­cie se ex­tin­gue.

Lam­ber­ti­ni: Te­ne­mos el de­ber mo­ral de co­exis­tir con la vi­da en el pla­ne­ta

Por su par­te, Lam­ber­ti­ni di­jo que, al igual que el dis­cur­so pú­bli­co sobre el cam­bio cli­má­ti­co, las so­cie­da­des es­tán ca­da vez más preo­cu­pa­das por los víncu­los en­tre la salud del pla­ne­ta y el bie­nes­tar hu­mano. "De es­tar tris­te por per­der la na­tu­ra­le­za, la gen­te es­tá em­pe­zan­do a preo­cu­par­se", di­jo.

"Todavía te­ne­mos el de­ber mo­ral de co­exis­tir con la vi­da en el pla­ne­ta, pe­ro aho­ra exis­te es­te nue­vo ele­men­to de im­pac­to en nues­tra sociedad, nues­tra eco­no­mía y, por su­pues­to, nues­tra salud.

FEW (EFE, AFP)

 ??  ??
 ??  ?? El es­tu­dio da ejem­plos co­mo la re­duc­ción de has­ta un 87 por cien­to en las po­bla­cio­nes de go­ri­las en áreas pro­te­gi­das de la Re­pú­bli­ca De­mo­crá­ti­ca del Congo.
El es­tu­dio da ejem­plos co­mo la re­duc­ción de has­ta un 87 por cien­to en las po­bla­cio­nes de go­ri­las en áreas pro­te­gi­das de la Re­pú­bli­ca De­mo­crá­ti­ca del Congo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Germany