Deutsche Welle (Spanish edition)

Proyecto en Ale­ma­nia otor­ga 1.600 eu­ros por lle­var una vi­da más re­la­ja­da

Un proyecto so­cial pre­vé otor­gar 1.600 eu­ros a tres per­so­nas, a cam­bio de que de­jen al­gu­nas de sus ac­ti­vi­da­des o há­bi­tos. Otra ini­cia­ti­va ofre­ce un in­gre­so de 1.200 eu­ros men­sua­les a 120 per­so­nas co­mo "bono ciu­da­dano".

- Germany · Germany national football team · Berlin · Max Planck · Max Planck Society · University of Cologne · Dominica · Este · Facebook · Twitter · Youtube · Planck · Katja Kipping

La Uni­ver­si­dad de Be­llas Ar­tes de Ham­bur­go anun­ció que otor­ga­rá una be­ca por lle­var una vi­da más re­la­ja­da. El ini­cia­dor del proyecto, Frie­drich von Bo­rries, pro­me­te 1.600 eu­ros ca­da uno a los tres can­di­da­tos que más con­ven­zan al ju­ra­do.

Pe­ro el proyecto de arte, co­mo lo lla­ma la uni­ver­si­dad, no pre­ten­de pro­mo­ver el pla­cer de no ha­cer na­da: los so­li­ci­tan­tes de­ben in­di­car qué es exac­ta­men­te lo que (ya) no quie­ren ha­cer, y cuán­to tiem­po tie­nen la in­ten­ción no de ha­cer­lo. "Po­dría tra­tar­se de un pre­sen­ta­dor de ra­dio que de­ci­de no de­cir na­da du­ran­te cin­co mi­nu­tos en un pro­gra­ma. O al­guien que no quie­re pro­du­cir re­si­duos plás­ti­cos du­ran­te un mes", di­jo Bo­rries a DW.

A con­ti­nua­ción, pre­sen­ta­rá las con­tri­bu­cio­nes en­via­das a par­tir del 6 de no­viem­bre de 2020 en su exposición "School of Con­se­quen­ces", en el Mu­seo de Arte e In­dus­tria de Ham­bur­go.

¿Por qué "más al­to, más rá­pi­do, más le­jos"?

¿Y qué pa­sa cuan­do de­ja­mos de ha­cer al­go? ¿Cuá­les son las con­se­cuen­cias pa­ra el medio ambiente, la sociedad, la salud y el cli­ma? Con la be­ca que ini­ció, el ar­qui­tec­to, cu­ra­dor, teó­ri­co del di­se­ño y es­cri­tor quie­re ayu­dar a cam­biar la sociedad. "Pa­ra la trans­for­ma­ción eco­so­cial ne­ce­si­ta­mos un cam­bio de cultura y te­ne­mos que cam­biar nues­tro com­por­ta­mien­to", di­ce.

"So­lo pue­des ha­cer eso ofre­cien­do una pers­pec­ti­va po­si­ti­va, en lu­gar de pre­di­car que de­be­mos pres­cin­dir de al­go. A mu­chos, la idea de po­ner a des­can­sar los pies les re­sul­ta agra­da­ble. ¡Pe­ro a na­die le gus­ta es­cu­char que de­be re­nun­ciar a es­to o aque­llo!"

Bo­rries de­fi­ne es­ta "au­sen­cia de con­se­cuen­cias" co­mo al­go con­tra­pues­to a la cultura del desem­pe­ño. "Se tra­ta de aban­do­nar la es­pi­ral de la lu­cha por el éxi­to, sa­lir de la rue­da del háms­ter. Si que­re­mos vi­vir en una sociedad que usa me­nos ener­gía y des­per­di­cia me­nos re­cur­sos, ese es el sis­te­ma de va­lo­res equi­vo­ca­do", ex­pli­ca Frie­drich von Bo­rries. "¿No se­ría me­jor ga­nar pres­ti­gio so­cial di­cien­do: ten­go tiem­po pa­ra so­ñar, tiem­po pa­ra ir a na­dar con los ni­ños, en­con­trar­me con ami­gos, po­ner los pies en al­to, tiem­po pa­ra no ha­cer na­da?"

1.200 eu­ros por el so­lo he­cho de exis­tir

La in­tro­duc­ción de una renta bá­si­ca in­con­di­cio­nal se ha de­ba­ti­do du­ran­te mu­cho tiem­po en Ale­ma­nia. Pe­ro, ¿có­mo cam­bia la vi­da de las per­so­nas cuan­do re­ci­ben 1.200 eu­ros al mes, in­con­di­cio­nal­men­te, ne­ce­si­ta­dos o no? Es­to es lo que el Ins­ti­tu­to Ale­mán de In­ves­ti­ga­cio­nes Eco­nó­mi­cas (DIW Ber­lín), la aso­cia­ción y cien­tí­fi­cos del Ins­ti­tu­to Max Planck de In­ves­ti­ga­ción sobre Bie­nes Co­lec­ti­vos y la Uni­ver­si­dad de Co­lo­nia quie­ren in­ves­ti­gar en un nue­vo es­tu­dio a lar­go pla­zo.

120 par­ti­ci­pan­tes re­ci­bi­rán 1.200 eu­ros al mes a par­tir de la pri­ma­ve­ra de 2021, du­ran­te tres años. El proyecto se fi­nan­cia me­dian­te do­na­cio­nes ti­po crowd­fun­ding. "Que­re­mos sa­ber qué pa­sa con el com­por­ta­mien­to y las ac­ti­tu­des, y ob­ser­var si la renta bá­si­ca pue­de ayu­dar a ha­cer fren­te a los desafíos ac­tua­les de nues­tra sociedad", di­jo Mi­chael Boh­me­yer, ini­cia­dor de la aso­cia­ción Mein Grun­dein­kom­men, el mar­tes (18 de agos­to de 2020) en Ber­lín.

Otros de­fen­so­res de es­ta idea son la je­fa del pa­ti­do La Iz

Mein Grun­dein­kom­men

quier­da, Kat­ja Kip­ping, y tam­bién el fun­da­dor de la ca­de­na de far­ma­cias dm, Götz Wer­ner. Es­te "bono ciu­da­dano" de­be­ría dar­se a to­dos, ya sean ri­cos, po­bres, be­bés o an­cia­nos, se­gún pro­po­nen. Los crí­ti­cos, en cam­bio, se­ña­lan los al­tos cos­tos y ad­vier­ten que tal pa­go po­dría ra­len­ti­zar la mo­ti­va­ción pa­ra tra­ba­jar o ser crea­ti­vos y, en úl­ti­ma ins­tan­cia, ha­cer­los me­nos fe­li­ces.

Frie­drich von Bo­rries, por su par­te, no quie­re ser vis­to co­mo un so­ña­dor. Pe­ro de­fien­de la ba­se de su proyecto: "La lu­cha por el éxi­to no se ex­tin­gue en na­die, ni si­quie­ra en al­guien que tie­ne ase­gu­ra­da su sub­sis­ten­cia eco­nó­mi­ca".

(elm/cp)

Deuts­che We­lle es la emi­so­ra internacio­nal de Ale­ma­nia y pro­du­ce pe­rio­dis­mo in­de­pen­dien­te en 30 idio­mas. Sí­ga­nos en Fa­ce­book | Twit­ter | YouTu­be |

 ??  ??
 ??  ?? Frie­drich von Bo­rries, pro­fe­sor de la HfBK de Ham­bur­go.
Frie­drich von Bo­rries, pro­fe­sor de la HfBK de Ham­bur­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Germany