Deutsche Welle (Spanish edition)

Co­vid-19: ¿Cuán­to du­ra el pro­ce­so de in­cu­ba­ción?

Las ru­tas de in­fec­ción po­co cla­ras y los in­di­cios de un pe­río­do de in­cu­ba­ción dos ve­ces más lar­go es­tán per­ju­di­can­do los es­fuer­zos de las au­to­ri­da­des sa­ni­ta­rias por con­te­ner la epi­de­mia.

- Health · Medicine · World Health Organization · China · Charité · Berlin · Una · Americas · America · Latina · Germany · Germany national football team · Twitter · Robert Koch · Tedros Adhanom Ghebreyesus

Nor­mal­men­te, el pe­río­do de in­cu­ba­ción del nue­vo vi­rus, es de­cir, el pe­río­do en­tre la in­fec­ción y la apa­ri­ción de los sín­to­mas, es de 2 a 14 días. La Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud (OMS), el Ins­ti­tu­to Ro­bert Koch y el Mi­nis­te­rio Fe­de­ral de Salud ale­mán tam­bién si­guen asu­mien­do es­te pla­zo pa­ra de­tec­tar el vi­rus. Por con­si­guien­te, los ca­sos sos­pe­cho­sos son ais­la­dos du­ran­te dos se­ma­nas.

Zhong Nan Shan -prin­ci­pal epi­de­mió­lo­go chino y je­fe del Pa­nel de Ex­per­tos pa­ra el Con­trol de En­fer­me­da­des Pul­mo­na­res de su país- des­cu­brió que los pri­me­ros sín­to­mas sue­len apa­re­cer a los tres días. Su equi­po exa­mi­nó 1.099 ca­sos de 552 hos­pi­ta­les de Chi­na.

Sin em­bar­go, se tra­ta de re­sul­ta­dos pre­li­mi­na­res que de­ben ser in­ves­ti­ga­dos más a fon­do, se­gún Zhong Nan Shan, quien des­cu­brió el SARS en 2003. En ca­sos ra­ros, el pe­río­do de in­cu­ba­ción del co­ro­na­vi­rus de Wuhan po­dría ser de has­ta 24 días, se­gún el es­tu­dio del 9 de fe­bre­ro de 2020, que se pu­bli­có en la pla­ta­for­ma de in­ves­ti­ga­ción mé­di­ca me­dR­xiv.

¿Ca­sos in­di­vi­dua­les o con­trol de­fec­tuo­so?

A prin­ci­pios de 2020, un in­for­me del Go­bierno de Hu­bei cau­só re­vue­lo por­que en él apa­re­cía el ca­so de un hom­bre de 70 años, quien mos­tró re­cién sus pri­me­ros sín­to­mas de in­fec­ción tras 27 días. Sin em­bar­go, Ch­ris­tian Dros­ten, ex­per­to ale­mán en co­ro­na­vi­rus del hos­pi­tal Cha­ri­té de Ber­lín, con­si­de­ra que es­te ti­po de ca­sos son so­lo de re­le­van­cia li­mi­ta­da. "Una fuen­te de error fre­cuen­te en los tiem­pos de in­cu­ba­ción apa­ren­te­men­te muy lar­gos se de­ben a una exposición tem­po­ral inad­ver­ti­da", di­jo.

Ch­ris­tian Dros­ten no ve nin­gu­na ra­zón pa­ra cam­biar las eva­lua­cio­nes an­te­rio­res con res­pec­to al pe­rio­do de in­cu­ba­ción. So­lo en con­di­cio­nes muy con­tro­la­das pue­de ex­cluir­se que los afectados ha­yan es­ta­do ex­pues­tos al vi­rus va­rias ve­ces se­gui­das.

Co­ro­na­vi­rus: vi­ró­lo­go ale­mán pi­de “vacuna sin fron­te­ras” pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na

Ca­da or­ga­nis­mo reac­cio­na a una ve­lo­ci­dad di­fe­ren­te

Des­de la pers­pec­ti­va de Tho­mas Pietsch­mann, vi­ró­lo­go mo­le­cu­lar de Twin­co­re, Cen­tro pa­ra la In­ves­ti­ga­ción Ex­pe­ri­men­tal y Clí­ni­cas de In­fec­cio­nes, de Ale­ma­nia, no es sor­pren­den­te que di­fe­ren­tes pa­cien­tes reac­cio­nen de ma­ne­ra di­fe­ren­te a los pa­tó­ge­nos, y que los tiem­pos de in­cu­ba­ción va­ríen con­si­de­ra­ble­men­te: "Los vi­rus tie­nen di­fe­ren­tes ca­rac­te­rís­ti­cas pa­ra pro­pa­gar­se en un hués­ped y, al mis­mo tiem­po, su­pri­men tam­bién la res­pues­ta in­mu­ne. Y ta­les pro­ce­sos sig­ni­fi­can que el efec­to del vi­rus pue­de de­mo­rar­se más tiem­po, o que el vi­rus se iden­ti­fi­que an­tes y co­mien­cen los sín­to­mas", di­jo a DW Pietsch­mann.

Aho­ra es­tá más cla­ro que en al­gu­nos ca­sos hay pe­rio­dos de in­cu­ba­ción con­si­de­ra­ble­men­te más lar­gos. Sin em­bar­go, la gran ma­yo­ría de las per­so­nas in­fec­ta­das mos­tra­ron sín­to­mas des­pués de una se­ma­na: "He­mos apren­di­do de es­te vi­rus des­co­no­ci­do. Lo co­no­ce­mos des­de ha­ce po­co, y aho­ra te­ne­mos más pa­cien­tes y más ca­sos pa­ra es­tu­diar. Es­to nos da más da­tos, que mues­tran que en unos po­cos ca­sos -y es­to de­be en­fa­ti­zar­se una vez más- el pe­rio­do de in­cu­ba­ción pue­de ser más lar­go, has­ta más de un mes. Sin em­bar­go, la ma­yo­ría de los pa­cien­tes se en­fer­man en una se­ma­na, esa es la ma­sa, y eso es con lo que tra­ba­ja­mos", di­jo a DW Jo­nas Sch­midt-Cha­na­sit, del Cen­tro Ale­mán de In­ves­ti­ga­ción de In­fec­cio­nes.

¿Qué sig­ni­fi­ca es­te pe­rio­do lan­go de in­cu­ba­ción?

Si el pe­río­do de in­cu­ba­ción del vi­rus es sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te más lar­go que los 14 días es­pe­ra­dos, es­to po­dría te­ner un im­pac­to drás­ti­co en los es­fuer­zos pa­ra con­te­ner la epi­de­mia. En es­te ca­so, el tiem­po ha­bi­tual de cua­ren­te­na de 14 días no se­ría su­fi­cien­te.

Ru­tas de in­fec­ción no ras­trea­bles

A la OMS no so­lo le preo­cu­pan los in­di­cios de un tiem­po de in­cu­ba­ción más lar­go, sino tam­bién las vías de in­fec­ción no ras­trea­bles, y los ca­sos de in­fec­ción pa­ra los que no exis­te un víncu­lo epi­de­mio­ló­gi­co cla­ro, es­cri­bió en su cuen­ta de Twit­ter Te­dros Ad­ha­nom Ghe­bre­ye­sus, di­rec­tor ge­ne­ral de la OMS.

Se­gún Ghe­bre­ye­sus, mu­chas per­so­nas que se con­ta­gia­ron con el nue­vo SARS-CoV-2, ofi­cial­men­te co­no­ci­do co­mo Co­vid-19 nun­ca es­tu­vie­ron en Chi­na ni tam­po­co en con­tac­to con una per­so­na a la que se le ha­ya diag­nos­ti­ca­do el vi­rus. Es­to apo­ya la hi­pó­te­sis de que in­clu­so las per­so­nas que es­tán en gran par­te o com­ple­ta­men­te li­bres de sín­to­mas po­drían pro­pa­gar el pa­tó­geno.

(ju/cp)

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Germany