Deutsche Welle (Spanish edition)

Des­ca­li­fi­ca­ción de Djo­ko­vic del US Open: una ad­ver­ten­cia a te­ner au­to­con­trol

Djo­ko­vic se une al club de ju­ga­do­res des­ca­li­fi­ca­dos du­ran­te un par­ti­do de Grand Slam, que tie­ne co­mo uno de sus miem­bros más re­co­no­ci­dos a John McEn­roe des­de que insultó al su­per­vi­sor en el Abier­to de Aus­tra­lia de 1990.

- Sports · US Open · Novak Djokovic · United States of America · Arthur Ashe · Flushing · Rafael Nadal · Roger Federer · Instagram · Roland Garros · London · Dominic Thiem · Naomi Ōsaka · Osaka · Denis Shapovalov · Alexander Zverev

Los te­nis­tas que lan­zan ra­que­tas y gol­pean pe­lo­tas con ira y frus­tra­ción du­ran­te los par­ti­dos son es­ce­nas ha­bi­tua­les en el cir­cui­to, pe­ro eso po­dría ser co­sa del pa­sa­do des­pués de la des­ca­li­fi­ca­ción de No­vak Djo­ko­vic del Abier­to de Es­ta­dos Uni­dos es­te do­min­go (06.09.2020).

El nú­me­ro uno del mun­do mas­cu­lino fue eli­mi­na­do del Grand Slam des­pués de gol­pear inad­ver­ti­da­men­te una pe­lo­ta en la gar­gan­ta de un juez de lí­nea du­ran­te su par­ti­do de cuar­ta ron­da en la cancha del es­ta­dio Art­hur As­he.

La úl­ti­ma ima­gen del nú­me­ro uno mun­dial en Flus­hing Mea­dows, a don­de lle­gó co­mo ab­so­lu­to fa­vo­ri­to an­te las au­sen­cias de Ra­fael Na­dal y Ro­ger Fe­de­rer, fue sa­lien­do de la cancha prin­ci­pal con la ca­be­za aga­cha­da. El ser­bio no qui­so dar ex­pli­ca­cio­nes an­te la pren­sa.

El es­pa­ñol Pa­blo Ca­rre­ño le aca­ba­ba de rom­per el ser­vi­cio, co­lo­cán­do­se con ven­ta­ja 6-5 en el pri­mer set, y 'No­le' pa­gó su frus­tra­ción gol­pean­do la pe­lo­ta que le que­da­ba en el bol­si­llo ha­cia la pa­red, jus­to en el lu­gar don­de es­ta­ba pa­ra­da la jue­za, quien ca­yó el sue­lo con gri­tos de do­lor y las ma­nos en el cue­llo, re­qui­rien­do de aten­ción mé­di­ca.

El es­tu­por por es­te in­ci­den­te, que ge­ne­ró la des­ca­li­fi­ca­ción de Djo­ko­vic del Grand Slam, no se que­dó en Flus­hing Mea­dows sino que se ex­ten­dió por el mun­do del te­nis y del de­por­te en ge­ne­ral.

Djo­ko­vic: "Ne­ce­si­to vol­ver a mi in­te­rior"

"To­da es­ta si­tua­ción me ha de­ja­do real­men­te tris­te y va­cío", es­cri­bió Djo­ko­vic en Ins­ta­gram po­cas ho­ras des­pués de la des­ca­li­fi­ca­ción. "Ne­ce­si­to vol­ver a mi in­te­rior y tra­ba­jar en mi de­cep­ción y con­ver­tir to­do es­to en una lec­ción pa­ra mi cre­ci­mien­to y evolución co­mo ju­ga­dor y ser hu­mano".

La Aso­cia­ción de Te­nis de Es­ta­dos Uni­dos (USTA, en in­glés) dio a co­no­cer un co­mu­ni­ca­do ofi­cial en el que con­fir­ma­ba la des­ca­li­fi­ca­ción de Djo­ko­vic por sus ac­cio­nes "an­ti­de­por­ti­vas" y con­tra­rias a lo es­ta­ble­ci­do en el re­gla­men­to, lo que le cos­tó su sa­li­da de tor­neo, ade­más de ser san­cio­na­do sin re­ci­bir pun­tos pa­ra la cla­si­fi­ca­ción mun­dial los pre­mios en me­tá­li­co que hu­bie­se ga­na­do has­ta los oc­ta­vos.

Su­je­to a fu­tu­ras san­cio­nes

Asi­mis­mo, la USTA in­di­có en su co­mu­ni­ca­do ofi­cial que Djo­ko­vic po­dría es­tar su­je­to a fu­tu­ras san­cio­nes, si la or­ga­ni­za­ción así lo con­si­de­ra­se.

La de­ci­sión de la USTA le ge­ne­ra a Djo­ko­vic, que te­nía mar­ca per­fec­ta de 26-0 en lo que iba de tem­po­ra­da, le cos­tó no re­ci­bir 250.000 dó­la­res que ya ha­bía ga­na­do por al­can­zar los oc­ta­vos de fi­nal del Abier­to y ten­drá que es­tar a la es­pe­ra de que pue­da re­ci­bir otra mul­ta eco­nó­mi­ca re­fe­ren­te al ha­ber in­frin­gi­do el re­gla­men­to.

Arre­ba­tos de ira en el pa­sa­do

Los arre­ba­tos de ira del ser­bio no son una no­ve­dad. De he­cho, so­lo mo­men­tos an­tes del lan­za­mien­to con­tra la jue­za, Djo­ko­vic ha­bía gol­pea­do una bo­la aún más vio­len­ta­men­te con­tra otra par­te de la pis­ta.

En el Ro­land Ga­rros de 2016, tor­neo que aca­bó con­quis­tan­do, Djo­ko­vic vi­vió un in­ci­den­te si­mi­lar en los cuar­tos de fi­nal con­tra Tho­mas Berdych al lan­zar tam­bién su ra­que­ta, que aca­bó pa­san­do cer­ca de un juez de lí­nea.

Unos me­ses más tar­de, en el Mas­ters en Lon­dres, vol­vie­ron a fa­llar­le los ner­vios al arro­jar una pe­lo­ta al pú­bli­co du­ran­te su due­lo con­tra Do­mi­nic Thiem.

Fren­te a los pe­rio­dis­tas que le pre­gun­ta­ron si te­mía pa­gar al­gún día un pre­cio al­to por es­tos ges­tos, el te­nis­ta se mo­les­tó, la­men­tan­do que "se re­cuer­den es­te ti­po de co­sas".

Osa­ka: "Una ad­ver­ten­cia pa­ra que nun­ca ha­ga eso"

El su­ce­so re­cuer­da al su­ce­di­do es­te vier­nes, cuan­do la dos ve­ces ga­na­do­ra de Grand Slam, Nao­mi Osa­ka, ti­ró su ra­que­ta frus­tra­da des­pués de per­der un des­em­pa­te en el se­gun­do set con­tra Mar­ta Kost­yuk en su par­ti­do de ter­ce­ra ron­da.

Cuan­do se le pre­gun­tó en su en­tre­vis­ta en la cancha el do­min­go si el des­tino de Djo­ko­vic ser­vi­ría co­mo un re­cor­da­to­rio, la ex­nú­me­ro uno del mun­do ja­po­nés di­jo: "Su­pon­go que sí. Pa­ra mí, de­fi­ni­ti­va­men­te es co­mo una ad­ver­ten­cia pa­ra que nun­ca ha­ga eso".

"No es­ta­ba vien­do el par­ti­do en vi­vo por­que es­ta­ba dur­mien­do, pe­ro sa­bien­do eso, por su­pues­to, creo que uno se po­ne más cons­cien­te de ello, por su­pues­to", di­jo la ex­cam­peo­na del US Open a los pe­rio­dis­tas más tar­de.

"Pa­ra mí, tra­to de no gol­pear mi ra­que­ta de to­dos mo­dos. Por su­pues­to, pro­ba­ble­men­te lo ha­ga un par de ve­ces. Pe­ro de­fi­ni­ti­va­men­te creo que es­tá ha­cien­do que la gen­te sea un po­co más cons­cien­te".

El ca­na­dien­se De­nis Sha­po­va­lov ha­bía co­rri­do la mis­ma suer­te que Djo­ko­vic du­ran­te una eli­mi­na­to­ria de la Co­pa Da­vis de 2017 cuan­do, tras un error no for­za­do, rom­pió una pe­lo­ta frus­tra­do con su ra­que­ta y gol­peó al juez de si­lla Ar­naud Ga­bas en la ca­ra.

Sha­po­va­lov ca­li­fi­có el in­ci­den­te de Djo­ko­vic co­mo des­afor­tu­na­do, al igual que el ale­mán Ale­xan­der Zve­rev, quien se ha de­saho­ga­do va­rias ve­ces en el pa­sa­do rom­pien­do sus ra­que­tas. "No creo que nun­ca me ha­yan in­cum­pli­do en mi ca­rre­ra o en mi vi­da", di­jo Zve­rev des­pués de su vic­to­ria el do­min­go. "No, no he es­ta­do en una si­tua­ción co­mo esa".

 ??  ??
 ??  ?? No­vak Djo­ko­vic ayu­da a la jue­za de lí­nea des­pués de gol­pear­la inad­ver­ti­da­men­te con una pe­lo­ta en un arre­ba­to de frus­ta­ción.
No­vak Djo­ko­vic ayu­da a la jue­za de lí­nea des­pués de gol­pear­la inad­ver­ti­da­men­te con una pe­lo­ta en un arre­ba­to de frus­ta­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Germany