Deutsche Welle (Spanish edition)

La OMC bus­ca lí­der, en medio de ame­na­zas de Trump

La Or­ga­ni­za­ción Mun­dial del Co­mer­cio es­tá des­ca­be­za­da. Al su­ce­sor de Ro­ber­to Aze­ve­do le aguar­dan re­tos enor­mes: de la ne­ce­si­dad de re­for­ma a la lu­cha con­tra el pro­tec­cio­nis­mo. Y el pro­ce­so de su­ce­sión es la­be­rín­ti­co.

- Politics · Donald Trump · World Trade Organization · United States of America · China · Barack Obama · European Union · Japan · Egypt · Kenya · Saudi Arabia · South Korea · Liam Fox · United Kingdom · Tudor dynasty · Moldova · Nigeria · William Welch · Mexico · People's Party · OMC · Abdel Aziz al-Rantissi

Es un pues­to que vie­ne con un pa­que­te de sa­la­rio y be­ne­fi­cios de más de 500.000 dó­la­res y un tí­tu­lo que le con­fie­re un pres­ti­gio glo­bal con­si­de­ra­ble. Sin em­bar­go, quien asu­ma el car­go aho­ra va­can­te de di­rec­tor ge­ne­ral de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial del Co­mer­cio (OMC) ten­drá un tra­ba­jo po­co en­vi­dia­ble.

El bra­si­le­ño Ro­ber­to Aze­ve­do, cu­yo man­da­to ter­mi­nó es­ta se­ma­na tras de sie­te años, de­jó el car­go un año an­tes de lo pla­nea­do ori­gi­nal­men­te. Di­jo que la de­ci­sión fue per­so­nal, pe­ro po­cos lo cul­pa­rían por querer sa­lir de una or­ga­ni­za­ción que ha si­do aco­sa­da por múl­ti­ples pro­ble­mas y crí­ti­cas en los úl­ti­mos años. mun­do.

Ba­jo la pre­si­den­cia de Trump, EE. UU. ha adop­ta­do una pos­tu­ra no­ta­ble­men­te más uni­la­te­ral sobre cues­tio­nes de co­mer­cio mun­dial. Ha es­ta­do in­vo­lu­cra­do en una gue­rra co­mer­cial con Chi­na. Y Trump ha cri­ti­ca­do tam­bién du­ra­men­te a la OMC, ca­li­fi­cán­do­la de "ho­rri­ble". Sin em­bar­go, las quejas es­ta­dou­ni­den­ses son an­te­rio­res a la era Trump.

So­lo en la OMC, la administra­ción del ex­pre­si­den­te Ba­rack Oba­ma pre­sen­tó 16 ca­sos con­tra Chi­na, in­clui­do uno, en su úl­ti­ma se­ma­na de man­da­to, sobre la in­dus­tria del alu­mi­nio del país. La opi­nión es­ta­dou­ni­den­se de que la OMC ha ac­tua­do de­ma­sia­do a la li­ge­ra cuan­do se tra­ta de la eco­no­mía fuer­te­men­te res­pal­da­da por el Es­ta­do chino es com­par­ti­da por la Unión Eu­ro­pea y Ja­pón.

La de­ci­sión de la administra­ción Trump de blo­quear los nombramien­tos pa­ra el ór­gano de ape­la­ción de la OMC, su tri­bu­nal más al­to, pa­ra­li­zó la ca­pa­ci­dad de fun­cio­na­mien­to de ese or­ga­nis­mo. Eso ha con­ge­la­do to­dos los ca­sos fu­tu­ros y sig­ni­fi­ca que la OMC no tie­ne ac­tual­men­te po­der pa­ra ha­cer cum­plir sus tra­ta­dos. Si bien no mu­chos paí­ses miem­bros de la OMC ce­le­bran las tác­ti­cas de Es­ta­dos Uni­dos, sí han he­cho de la re­for­ma de la OMC una prio­ri­dad ur­gen­te pa­ra quien su­ce­da a Aze­ve­do. da­tos com­pi­ten por el pues­to: Ab­del-Ha­mid Mam­douh (Egip­to), Ami­na Moha­med ( Ke­nia), Moham­mad Al-Tu­waij­ri (Ara­bia Sau­di­ta), Yoo Myung-hee (Co­rea del Sur), Liam Fox (Reino Uni­do), Tu­dor Ulia­novs­hi (Mol­da­via), Ngo­zi Okon­jo-Iwea­la (Ni­ge­ria) y Je­sús Sea­de Ku­ri (Mé­xi­co).

La de­ci­sión sobre quién ga­na el con­cur­so la to­man los 164 paí­ses miem­bros de la OMC, pe­ro el pro­ce­di­mien­to de se­lec­ción no es un sim­ple vo­to. Tres em­ba­ja­do­res de la OMC, que pre­si­den los co­mi­tés prin­ci­pa­les, lo di­ri­gen. Se re­uni­rán en pri­va­do con los paí­ses miem­bros, y da­rán a co­no­cer sus pre­fe­ren­cias sin rán­kings ni ve­tos.

El ob­je­ti­vo es que los miem­bros en­cuen­tren un can­di­da­to de con­sen­so, en lu­gar de uno que ob­ten­ga sim­ple­men­te la ma­yor can­ti­dad de vo­tos. Los ocho can­di­da­tos han es­ta­do ha­cien­do cam­pa­ña du­ran­te los úl­ti­mos dos me­ses, prin­ci­pal­men­te en pre­sen­ta­cio­nes vir­tua­les a los paí­ses miem­bros, co­mo re­sul­ta­do de la pan­de­mia de CO­VID-19.

Ese pro­ce­so fi­na­li­za el 7 de sep­tiem­bre, y del 7 al 16 de sep­tiem­bre el trío de em­ba­ja­do­res de la OMC in­ten­ta­rá re­du­cir el cam­po, pri­me­ro a cin­co can­di­da­tos y fi­nal­men­te a dos. Se es­pe­ra que el su­ce­sor de Aze­ve­do sea nom­bra­do en no­viem­bre, pe­ro po­cos se sor­pren­de­rían si la de­ci­sión se pro­lon­ga has­ta el 2021.

La vo­ta­ción so­lo se lle­va­rá a ca­bo si en es­te ca­mino no se lo­gra en­con­trar un can­di­da­to cla­ro. Pe­ro ya las pri­me­ras se­ña­les no son bue­nas: los miem­bros de la OMC no han lo­gra­do po­ner­se de acuer­do sobre un di­rec­tor ge­ne­ral in­te­ri­no tem­po­ral, lo que sig­ni­fi­ca que cua­tro su­plen­tes se en­car­ga­rán de las fun­cio­nes del di­rec­tor ge­ne­ral por aho­ra.

Las dos fa­vo­ri­tas son la ke­nia­na Ami­na Moha­med y la ni­ge­ria­na Ngo­zi Okon­jo-Iwea­la. Si al­gu­na de ellas emer­ge triun­fan­te del pro­ce­so, se con­ver­ti­rá a la vez en la pri­me­ra mu­jer y la pri­me­ra per­so­na afri­ca­na en ocupar el car­go. La fal­ta de una am­plia ex­pe­rien­cia de Okon­joI­wea­la en el co­mer­cio internacio­nal pue­de in­cli­nar la ba­lan­za ha­cia Moha­med.

A los otros seis can­di­da­tos no les gus­ta­rá el he­cho de que Moha­med y Okon­jo-Iwea­la ha­yan si­do de­sig­na­das co­mo fa­vo­ri­tas des­de el prin­ci­pio, pe­ro el pro­ce­so de­pen­de más de que los can­di­da­tos no sean im­po­pu­la­res que de que sean po­pu­la­res. Eso ha­ce que sea más di­fí­cil pa­ra los can­di­da­tos de de­ter­mi­na­das re­gio­nes.

La UE no pre­sen­tó su pro­pio can­di­da­to. En cam­bio, se cen­tró en en­con­trar un can­di­da­to internacio­nal que res­pal­da­ra y que pu­die­ra ocu­par­se me­jor de las prin­ci­pa­les ta­reas que en­fren­ta la or­ga­ni­za­ción.

La dispu­ta en­tre Es­ta­dos Uni­dos y Chi­na es­tá en el cen­tro. Es pro­ba­ble que los can­di­da­tos res­pal­da­dos con de­ma­sia­do en­tu­sias­mo por uno de esos blo­ques sean des­agra­da­bles pa­ra el otro. Por esa ra­zón, los can­di­da­tos me­xi­cano y sur­co­reano pue­den te­ner di­fi­cul­ta­des, de­bi­do a la per­cep­ción chi­na de que se­rán alia­dos de Es­ta­dos Uni­dos.

Tan­to Moha­med co­mo Okon­jo-Iwea­la han di­cho que las crí­ti­cas de Es­ta­dos Uni­dos al or­ga­nis­mo de ape­la­ción de la OMC son vá­li­das, y han coin­ci­di­do en que el or­ga­nis­mo en oca­sio­nes ha ido más allá de la apli­ca­ción de los tra­ta­dos y se ha in­cli­na­do a la ela­bo­ra­ción del de­re­cho internacio­nal.

Eso pro­ba­ble­men­te los con­ver­ti­rá en can­di­da­tos atrac­ti­vos pa­ra los blo­ques es­ta­dou­ni­den­se y eu­ro­peo, mien­tras que tam­bién ga­ran­ti­za que ob­ten­drán un apo­yo sig­ni­fi­ca­ti­vo en Áfri­ca y en otras re­gio­nes del mun­do.

El di­rec­tor ge­ne­ral no ha­ce po­lí­ti­ca co­mer­cial glo­bal; en cam­bio, su pa­pel es si­mi­lar al de un pre­si­den­te, en el sen­ti­do de que el di­rec­tor ge­ne­ral pre­si­de el co­mi­té de ne­go­cia­cio­nes co­mer­cia­les y pue­de in­ter­ve­nir en las dispu­tas co­mer­cia­les de­sig­nan­do per­so­nas pa­ra los pa­ne­les de ad­ju­di­ca­ción, cuan­do los miem­bros no es­tán de acuer­do.

Sin em­bar­go, las cir­cuns­tan­cias es­pe­cia­les que aguar­dan al pró­xi­mo di­rec­tor ge­ne­ral pue­den ha­cer que se re­fuer­cen los re­qui­si­tos del pues­to. Pa­ra abor­dar el te­ma del pro­tec­cio­nis­mo, una po­lí­ti­ca que se ha vis­to for­ta­le­ci­da por la pan­de­mia, se re­que­ri­rá un lí­der es­pe­cial­men­te fuer­te.

Pe­ro una ta­rea aún más exi­gen­te se­rá res­tau­rar la cre­di­bi­li­dad de la OMC co­mo or­ga­ni­za­ción internacio­nal re­le­van­te. Eso re­que­ri­rá de al­guien ca­paz de con­ven­cer a los miem­bros más po­de­ro­sos de la OMC de que va­le la pe­na apo­yar a la or­ga­ni­za­ción. Pa­ra eso, pa­re­ce im­pres­cin­di­ble con­tar con un can­di­da­to con afán de re­for­ma y ca­pa­ci­dad pa­ra lle­var­la a ca­bo.

(rml/ers)

 ??  ??
 ??  ?? Con Do­nald Trump, Es­ta­dos Uni­dos se ha vuel­to más pro­tec­cio­nis­ta.
Con Do­nald Trump, Es­ta­dos Uni­dos se ha vuel­to más pro­tec­cio­nis­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Germany