Deutsche Welle (Spanish edition)

Rusia ce­le­bra a elec­cio­nes re­gio­na­les

Los co­mi­cios se ven em­pa­ña­dos por el co­ro­na­vi­rus y el en­ve­ne­na­mien­to del prin­ci­pal opo­si­tor del Krem­lin Ale­xei Na­valny.

- US Elections · Corruption · Politics · US Politics · Crime · Russia · Este · Novosibirsk · Vladimir Putin · Vladimir · United Russia · Moscow · Berlin · Germany · Germany national football team · Belarus · Khabarovsk

Los ru­sos vo­tan es­te do­min­go (13.09.2020) en elec­cio­nes re­gio­na­les em­pa­ña­das por el en­ve­ne­na­mien­to del prin­ci­pal opo­si­tor Ale­xéi Na­valny, cu­yos sim­pa­ti­zan­tes pi­den un "vo­to in­te­li­gen­te", una crisis eco­nó­mi­ca agra­va­da por el co­ro­na­vi­rus y pro­tes­tas en al­gu­nas re­gio­nes.

En 41 re­gio­nes del país más gran­de del mun­do, los vo­tan­tes eli­gen a los go­ber­na­do­res, las asam­bleas re­gio­na­les o mu­ni­ci­pa­les y a cua­tro dipu­tados pa­ra el par­la­men­to na­cio­nal.

Esos co­mi­cios lo­ca­les y re­gio­na­les se ce­le­bran cuan­do fal­ta un año pa­ra las elec­cio­nes le­gis­la­ti­vas de sep­tiem­bre de 2021 y se con­si­de­ran un test pa­ra la ma­qui­na­ria elec­to­ral del Krem­lin en un cli­ma de des­con­ten­to por la caí­da de los in­gre­sos y los pro­ble­mas eco­nó­mi­cos.

Las au­to­ri­da­des au­to­ri­za­ron que los co­mi­cios se ce­le­bren en tres días y en oca­sio­nes con cen­tros de vo­ta­ción al ai­re libre, ofi­cial­men­te pa­ra li­mi­tar los ries­gos del nue­vo co­ro­na­vi­rus.

Es­te año la cam­pa­ña des­ta­có por la pre­sen­cia de opo­si­to­res, sobre to­do en la ciu­dad si­be­ria­na de No­vo­si­birsk, la ter­ce­ra más po­bla­da del país, don­de una alian­za de una trein­te­na de can­di­da­tos in­de­pen­dien­tes, en­tre los que fi­gu­ran par­ti­da­rios de Na­valny, desafía al par­ti­do de Vla­di­mir Putin: Rusia Unida.

Allí la cam­pa­ña ha si­do muy ac­ti­va, con gran­des car­te­les pu­bli­ci­ta­rios con los ros­tros de los can­di­da­tos, sobre to­do los de los nuevos par­ti­dos. En­tre sus le­mas, "¡Di­les 'No'!" o "Vo­ta pa­ra cam­biar el sis­te­ma".

Tác­ti­ca del "Vo­to in­te­li­gen­te"

"Es­te año, hay más can­di­da­tos que quie­ren ha­cer co­sas con­cre­tas y no so­lo gen­te úni­ca­men­te in­tere­sa­da en el po­der. Hay más jó­ve­nes", de­cla­ró a la AFP Ma­xi­me Iva­nov, un abo­ga­do de 47 años, que vo­ta en No­vo­si­birsk.

Ser­guéi Boi­ko, un co­no­ci­do can­di­da­to de 37 años que unió a la opo­si­ción, pre­su­me de ha­ber lo­gra­do "des­ba­ra­tar los pla­nes" de Rusia Unida y del Par­ti­do Co­mu­nis­ta, que ya "se ha­bían di­vi­di­do los ba­rrios de la ciu­dad en­tre ellos, es­pe­ran­do una cam­pa­ña fá­cil".

Aho­ra, los can­di­da­tos proK­rem­lin en No­vo­si­birsk "de­ben ha­cer cam­pa­ña ac­ti­va­men­te, re­unir­se con los vo­tan­tes to­dos los días, gas­tar mu­cho di­ne­ro", afir­ma. Aña­de que en su coa­li­ción, "mu­cha gen­te par­ti­ci­pa en po­lí­ti­ca por pri­me­ra vez".

Esa tác­ti­ca ya dio fru­tos el pa­sa­do ve­rano en Moscú, en las elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les en las que Rusia Unida per­dió mu­chos es­ca­ños, prin­ci­pal­men­te en fa­vor de los co­mu­nis­tas.

Fue ela­bo­ra­da por Ale­xéi Na­valny, el prin­ci­pal ad­ver­sa­rio del Krem­lin que ca­yó gra­ve­men­te en­fer­mo en agos­to mien­tras rea­li­za­ba una gi­ra por Si­be­ria pa­ra apo­yar a can­di­da­tos de la opo­si­ción e in­ves­ti­gar sobre la co­rrup­ción de las éli­tes lo­ca­les. Es­tá hos­pi­ta­li­za­do en Ber­lín.

Se­gún los mé­di­cos ale­ma­nes, Na­valny fue en­ve­ne­na­do en Rusia con un agen­te ner­vio­so del ti­po No­vi­chok, una sus­tan­cia crea­da por es­pe­cia­lis­tas so­vié­ti­cos con fi­nes mi­li­ta­res. El opo­si­tor de 44 años sa­lió de co­ma el lu­nes.

Opo­si­ción ob­je­to de ata­ques en cam­pa­ña

Ale­ma­nia y Oc­ci­den­te pe­die­ron ex­pli­ca­cio­nes a las au­to­ri­da­des ru­sas y que lle­ven an­te la jus­ti­cia a los res­pon­sa­bles. El Krem­lin po­ne en du­da la ver­sión del en­ve­ne­na­mien­to y de­nun­cia acu­sa­cio­nes in­fun­da­das, pe­se a la ame­na­za de san­cio­nes.

Los sim­pa­ti­zan­tes de la opo­si­ción fue­ron ob­je­to de ata­ques, pre­sio­nes y ame­na­zas a lo lar­go de la cam­pa­ña. Ade­más de Rusia Unida, el Par­ti­do Co­mu­nis­ta y LDPR (na­cio­na­lis­tas), los co­mi­cios cuen­tan con can­di­da­tos de cua­tro nue­vas for­ma­cio­nes, cen­tra­das res­pec­ti­va­men­te en el con­ser­va­du­ris­mo, los em­pre­sa­rios, la eco­lo­gía o las nue­vas tec­no­lo­gías, pe­ro se sos­pe­cha que han si­do alen­ta­das por el go­bierno pa­ra di­vi­dir al elec­to­ra­do fa­vo­ra­ble a la opo­si­ción y dar una sen­sa­ción de plu­ra­lis­mo.

En un con­tex­to eco­nó­mi­co y so­cial di­fí­cil, con acu­sa­cio­nes de co­rrup­ción y la re­for­ma de las pen­sio­nes de 2018, la po­pu­la­ri­dad del par­ti­do de Vla­di­mir Putin se ha ero­sio­na­do has­ta tan so­lo un 30 por cien­to de opi­nio­nes fa­vo­ra­bles, se­gún los úl­ti­mos son­deos.

El ma­les­tar se tra­du­ce en pro­tes­tas en al­gu­nas re­gio­nes. De­ce­nas de mi­les de per­so­nas se han ma­ni­fes­ta­do du­ran­te los úl­ti­mos dos me­ses con­tra la de­ten­ción de un go­ber­na­dor que de­rro­tó en 2018 al can­di­da­to apo­ya­do por el Krem­lin.

El ca­so del ex­go­ber­na­dor de Ja­ba­rovsk y el mo­vi­mien­to de pro­tes­ta en la ve­ci­na Bie­lo­rru­sia han pro­vo­ca­do ma­ni­fes­ta­cio­nes de solidarida­d a pe­que­ña es­ca­la en va­rias ciu­da­des ru­sas.

 ??  ??
 ??  ?? Las elec­cio­nes re­gio­na­les tam­bién son una oca­sión pa­ra la opo­si­ción de po­ner a prue­ba su tác­ti­ca de "vo­to in­te­li­gen­te", que con­sis­te en pe­dir vo­tar por el can­di­da­to me­jor si­tua­do pa­ra ha­cer per­der al del go­bierno.
Las elec­cio­nes re­gio­na­les tam­bién son una oca­sión pa­ra la opo­si­ción de po­ner a prue­ba su tác­ti­ca de "vo­to in­te­li­gen­te", que con­sis­te en pe­dir vo­tar por el can­di­da­to me­jor si­tua­do pa­ra ha­cer per­der al del go­bierno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Germany