Se que­ma Bo­li­via, otra vez

Los in­cen­dios amenazan nue­va­men­te a la Chi­qui­ta­nía, en­tre el Cha­co y la Ama­zo­nía bo­li­via­na, y al Par­que Noel Kempff Mer­ca­do, una de las prin­ci­pa­les re­ser­vas na­tu­ra­les bo­li­via­nas, en el orien­te del país. ¿Quién los apa­ga?

Deutsche Welle (Spanish edition) - - Ciencias -

"En las pró­xi­mas horas ten­dre­mos de­cla­ra­to­ria de emer­gen­cia y abro­ga­ción del de­cre­to de Evo que au­to­ri­za­ba que­mas", pro­me­tió la pre­si­den­ta in­te­ri­na de Bo­li­via, Jea­ni­ne Áñez, vía Twit­ter. "Va­mos a fre­nar los in­cen­dios", ase­gu­ró.

"¡Que no nos dis­trai­gan con ac­tos pro­se­li­tis­tas!", reac­cio­nó Alex Vill­ca Li­ma­co, vo­ce­ro de Coor­di­na­do­ra Na­cio­nal de De­fen­sa de los Te­rri­to­rios In­dí­ge­nas Ori­gi­na­rios Cam­pe­si­nos y Áreas Pro­te­gi­das de Bo­li­via (CONTIOCAP).

Añez di­ce que de­ro­ga­rá el De­cre­to Su­pre­mo 3973, con el que el go­bierno del ex­pre­si­den­te Evo Mo­ra­les au­to­ri­zó las que­mas, pe­ro ¿qué hay del pa­que­ta­zo de nor­mas in­cen­dia­rias, in­clui­das las apro­ba­das por su go­bierno en be­ne­fi­cio de los agroin­dus­tria­les y ga­na­de­ros?, pre­gun­ta el de­fen­sor de los de­re­chos in­dí­ge­nas y de la na­tu­ra­le­za.

La so­cie­dad ci­vil contra "el pa­que­te in­cen­dia­rio"

Lo que los ac­ti­vis­tas bo­li­via­nos lla­man "el pa­que­te in­cen­dia­rio" co­men­zó con un per­dón a quie­nes ini­cia­ban fue­go en zo­nas fo­res­ta­les y se ha ido ex­ten­dien­do has­ta per­mi­tir el uso del fue­go y la que­ma su­pues­ta­men­te con­tro­la­da, "que en reali­dad no es con­tro­la­da en ab­so­lu­to", ex­pli­ca a DW Jha­nis­se Va­ca Da­za, co­fun­da­do­ra y por­ta­voz del mo­vi­mien­to ciu­da­dano de no­vio­len­cia Ríos de Pie, cen­tra­do en la de­fen­sa de de­re­chos am­bien­ta­les y ci­vi­les en Bo­li­via.

El 9 de ju­lio del 2019, el Go­bierno de Evo Mo­ra­les apro­bó el De­cre­to Su­pre­mo 3973, que ex­pan­día el te­rri­to­rio en el que se pue­de usar fue­go pa­ra pre­pa­rar los te­rre­nos pa­ra el nue­vo ci­clo agrí­co­la. "Una vez que se apro­bó es­ta ley, los in­cen­dios se in­cre­men­ta­ron. Y el Es­ta­do no tie­ne has­ta el día de hoy la ca­pa­ci­dad de res­pon­der de for­ma rá­pi­da y efec­ti­va cuan­do se des­con­tro­lan", afir­ma la ac­ti­vis­ta.

Así que, en mu­chos ca­sos, es la so­cie­dad ci­vil quien res­pon­de a las ne­ce­si­da­des de bom­be­ros, guar­da­par­ques y vo­lun­ta­rios en las zo­nas afec­ta­das, co­mo con­fir­man di­ver­sos re­por­tes de pren­sa lo­ca­les. Ríos de Pie, fun­da­do ha­ce dos años en la ciu­dad de Santa Cruz, ha con­se­gui­do ex­ten­der­se por los nue­ve de­par­ta­men­tos del país. Y jun­to a otras or­ga­ni­za­cio­nes co­mo Alas Chi­qui­ta­nas, ges­tio­nan do­na­cio­nes de apo­yo a bom­be­ros vo­lun­ta­rios, y con­ti­núan exi­gien­do al go­bierno que cam­bie la le­gis­la­ción.

La exi­gen­cia no es nue­va. To­mó fuer­za du­ran­te los in­cen­dios y pro­tes­tas de 2019, y se hi­zo for­mal­men­te ese oc­tu­bre, en un ca­bil­do, "que es una me­di­da re­co­no­ci­da por la Cons­ti­tu­ción bo­li­via­na pa­ra to­mar de­ci­sio­nes a ni­vel de ciu­da­da­nía", ex­pli­ca la vo­ce­ra de Ríos de Pie. Sin em­bar­go, "con el te­rre­mo­to po­lí­ti­co que si­guió, las au­to­ri­da­des no le die­ron se­gui­mien­to, pe­se a que grupos am­bien­ta­lis­tas lo se­guía­mos exi­gien­do", la­men­ta.

Aho­ra, la his­to­ria de 2019 co­mien­za a re­pe­tir­se. Los in­cen­dios han vuel­to. La ma­yo­ría, pro­vo­ca­dos por que­mas. Amenazan nue­va­men­te al Par­que Na­cio­nal Noel Kempff Mer­ca­do, una de las prin­ci­pa­les re­ser­vas de bio­di­ver­si­dad del país y Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad, con há­bi­tats co­mo los hu­me­da­les de sa­ba­na y los bos­ques se­cos, y es­pe­cies co­mo el ja­guar. Los hay tam­bién en Va­lle­gran­de, otra zo­na ru­ral de Santa Cruz. Y en Tu­na­ri, un par­que de Co­cha­bam­ba.

In­cen­dios y CO­VID-19 La si­tua­ción aún no ha al­can­za­do las di­men­sio­nes de 2019, cuan­do se que­ma­ron al­re­de­dor de 6 mi­llo­nes de hec­tá­reas a ni­vel na­cio­nal. Es­te año la ci­fra as­cien­de, por el mo­men­to, a unas 320.000 hec­tá­reas, cal­cu­la la vo­ce­ra de Ríos de Pie. Las ci­fras del go­bierno ha­blan de dos mi­llo­nes y me­dio el pa­sa­do año pa­sa­do y cer­ca de me­dio mi­llón es­te 2020.

Co­mo sea, la pan­de­mia de CO­VID-19 su­ma ten­sio­nes a la ges­tión del desas­tre por­que “es­ta es una en­fer­me­dad que afec­ta las vías res­pi­ra­to­rias y eso es lo pri­me­ro que los bom­be­ros su­fren: pro­ble­mas en su sa­lud de­bi­do a las con­di­cio­nes en las que tra­ba­jan sin to­do el equi­pa­mien­to ne­ce­sa­rio”, sub­ra­ya la co­fun­da­do­ra de Ríos de Pie.

Así que “apar­te de lo que tu­vi­mos que in­ten­tar con­se­guir el año pa­sa­do, tam­bién es­ta­mos en bus­ca de prue­bas rá­pi­das pa­ra los bom­be­ros, por­que no que­re­mos con­ta­giar a las po­bla­cio­nes ori­gi­na­rias en ca­so de que al­guien es­té en­fer­mo”, cuen­ta. Ni el Go­bierno ni la so­cie­dad ci­vil han pe­di­do aún ayu­da in­ter­na­cio­nal, pe­ro sí se han so­li­ci­ta­do y re­ci­bi­do do­na­cio­nes de bo­li­via­nos en el ex­tran­je­ro. En to­do es­to, "hay una bre­cha ge­ne­ra­cio­nal muy im­por­tan­te, por­que ha si­do la ju­ven­tud, la ju­ven­tud apo­lí­ti­ca que no es­tá en nin­gún par­ti­do, la que se ha mo­vi­li­za­do des­de el año pa­sa­do pa­ra pro­te­ger nues­tros bos­ques", re­cal­ca Va­ca Da­za.

"Au­to­ri­da­des sen­si­bles" en épo­ca elec­to­ral

Pe­se a to­do, en Ríos de Pie no­tan un avan­ce re­la­ti­vo res­pec­to a 2019: "Los ac­ti­vis­tas me­dioam­bien­ta­les su­fri­mos mu­cha per­se­cu­ción po­lí­ti­ca du­ran­te el go­bierno de Evo por ha­cer las de­nun­cias del in­cen­dio. Es­te año, no hay una per­se­cu­ción tan fuerte. Aun­que, al es­tar en épo­ca de elec­cio­nes, las au­to­ri­da­des es­tán muy sen­si­bles a cual­quier crí­ti­ca. Y tam­bién la agroin­dus­tria, que es quien fi­nal­men­te em­pu­ja eco­nó­mi­ca­men­te pa­ra ex­pan­dir el te­rri­to­rio que pue­den usar" se­ña­la.

Pa­ra el vo­ce­ro de la CON

TIOCAP, sin em­bar­go, el Go­bierno de Añez no es, en es­te te­ma, sino "una ex­ten­sión MAS" de su an­te­ce­sor, se­gún ase­gu­ra en Twit­ter con una re­fe­ren­cia iró­ni­ca al par­ti­do de Evo Mo­ra­les. Por eso, al me­nos has­ta aho­ra que los in­cen­dios y las elec­cio­nes vuel­ven a ron­dar, "nun­ca qui­sie­ron de­ro­gar los de­cre­tos in­cen­dia­rios", in­sis­te.

"Ins­ti­tu­cio­na­li­dad su­ma­men­te­dé­bil"

"En Bo­li­via, el agro­ne­go­cio es quien ma­ne­ja gran par­te de la eco­no­mía y tie­nen mu­cha in­fluen­cia en to­dos los par­ti­dos po­lí­ti­cos. En el de Evo Mo­ra­les lo tu­vie­ron de una for­ma tan fuerte, que él anun­ció es­te De­cre­to Su­pre­mo no des­de un edi­fi­cio gu­ber­na­men­tal, sino des­de la se­de de ga­na­de­ros en el de­par­ta­men­to del Be­ni. Y es­te año tam­bién tie­nen mu­cha pre­sión so­bre ca­si to­dos los can­di­da­tos", con­cuer­da Va­ca Da­za.

Efec­ti­va­men­te, a la am­bien­ta­lis­ta de Ríos de Pie, el anun­cio de Añez le re­cuer­da que "los grupos am­bien­ta­les y de de­re­chos hu­ma­nos que ha­ce mu­cho tiem­po exi­gi­mos es­ta abro­ga­ción siem­pre re­ci­bi­mos la mis­ma res­pues­ta: que era ilu­so pe­dir es­to, que es­to no iba a cam­biar, que los in­tere­ses eco­nó­mi­cos de la agroin­dus­tria en Santa Cruz y en Bo­li­via eran

muy fuer­tes".

Has­ta aho­ra, "nin­gún can­di­da­to po­lí­ti­co es­ta­ba ha­blan­do de es­te te­ma. Pe­ro pa­re­ce que, da­do el mo­men­to elec­to­ral, fi­nal­men­te van a dar ese pa­so que se ne­ce­si­ta­ba y se­ría un gran pri­mer pa­so", ce­le­bra por ade­lan­ta­do. No sin no­tar que "fal­tan mu­chas otras le­yes que tie­nen que cam­biar pa­ra ase­gu­rar­nos de que es­tas ca­tás­tro­fes no se re­pi­tan".

En un país con una "ins­ti­tu­cio­na­li­dad y un apa­ra­to ju­di­cial su­ma­men­te dé­bil", que ex­pli­ca tam­bién to­dos los pro­ble­mas po­lí­ti­cos su­fri­dos en los úl­ti­mos años, no se de­be­ría si­quie­ra ha­blar de un per­mi­so pa­ra que­mas, de­fien­de la am­bien­ta­lis­ta. Aún na­die pue­de ase­gu­rar que se en­jui­cia­rá, co­mo no se ha he­cho tras el desas­tre de 2019, a los res­pon­sa­bles de es­tos in­cen­dios des­con­tro­la­dos. Pe­ro es­pe­ra que "oja­lá es­te sea un co­mien­zo; al me­nos es al­go que el Go­bierno de Mo­ra­les nun­ca qui­so ha­cer".

(ers)

El hu­mo lle­ga a la ciu­dad de Santa Cruz

La pre­sión jo­ven, la vuel­ta de los in­cen­dios y las pró­xi­mas elec­cio­nes po­drían ha­cer el mi­la­gro, di­ce Jha­nis­se Va­ca Da­za, de Ríos de Pie.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Germany

© PressReader. All rights reserved.