Cua­tro años de cár­cel pa­ra La­mi­ne Diack, ex­pre­si­den­te del atle­tis­mo mun­dial

El má­xi­mo res­pon­sa­ble de la Fe­de­ra­ción In­ter­na­cio­nal de Atle­tis­mo en­tre 1999 y 2015 es­ta­ba im­pli­ca­do en una red de co­rrup­ción des­ti­na­da a es­con­der la tra­ma de do­pa­jes ge­ne­ra­li­za­dos en el de­por­te ru­so.

Deutsche Welle (Spanish edition) - - Deportes -

El ex­pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción In­ter­na­cio­nal de Atle­tis­mo (IAAF, hoy World Ath­le­tics), en­tre 1999 y 2015, La­mi­ne Diack, fue con­de­na­do es­te miér­co­les (16.09.2020) en Pa­rís a cua­tro años de pri­sión, dos de ellos con­di­cio­na­les, por su im­pli­ca­ción en una red de co­rrup­ción, des­ti­na­da a es­con­der ca­sos de do­pa­je en Ru­sia a cam­bio de con­tra­tos de pa­tro­ci­nio y de te­le­vi­sión con el ban­co es­ta­tal ru­so VTB y la te­le­vi­sión pú­bli­ca RTR, res­pec­ti­va­men­te.

El se­ne­ga­lés de 87 años fue de­cla­ra­do cul­pa­ble de co­rrup­ción ac­ti­va y pa­si­va y abu­so de con­fian­za y fue con­de­na­do tam­bién a una mul­ta má­xi­ma de 500.000 eu­ros (590.000 dó­la­res). La pre­si­den­te de la 32ª cá­ma­ra co­rrec­cio­nal, Ro­se-Ma­rie Hu­nault, se­ña­ló que "ha­bi­da cuen­ta de su edad, (La­mi­ne Diack) pue­de as­pi­rar a una li­be­ra­ción con­di­cio­nal".

La­mi­ne Diack, que pu­do sa­lir li­bre des­pués de la lec­tu­ra de la sen­ten­cia, anun­ció por me­dio de su abo­ga­do que re­cu­rri­rá la de­ci­sión. En­tre los seis acu­sa­dos, to­dos ellos de­cla­ra­dos cul­pa­bles, la pe­na más du­ra re­ca­yó en su hi­jo, Pa­pa Mas­sa­ta Diack, quien per­ma­ne­ce en Da­kar y ha­bía re­cha­za­do com­pa­re­cer en el pro­ce­so en ju­nio: su con­de­na se ele­va a cin­co años de pri­sión fir­me y a una mul­ta de un mi­llón de eu­ros (1,18 mi­llo­nes de dó­la­res). El tri­bu­nal man­tu­vo la or­den de de­ten­ción en su con­tra.

So­bre La­mi­ne Diack, la pe­na es­tá a la al­tu­ra "de la gra­ve­dad de los he­chos de co­rrup­ción" que se le acha­can, lan­zó Ro­se­Ma­rie Hu­nault, quien le re­pro­cha "ha­ber aten­ta­do gra­ve­men­te a la lu­cha con­tra el do­pa­je" y "vio­la­do las re­glas del jue­go de la com­pe­ti­ción de­por­ti­va".

La­mi­ne y su hi­jo de 55 años, que di­ri­gía el mar­ke­ting de la pro­pia IAAF, fue­ron juz­ga­dos por ha­ber po­si­bi­li­ta­do el re­tra­so, des­de fi­na­les de 2011, de pro­ce­di­mien­tos dis­ci­pli­na­rios con­tra de­por­tis­tas ru­sos acu­sa­dos de do­pa­je san­guí­neo, en­tre ellos al­gu­nos cam­peo­nes en los Jue­gos Olím­pi­cos de Lon­dres-2012 (Kird­yap­kin en los 50 km mar­cha, Za­ri­po­va en los 3.000 m obs­tácu­los) an­tes de ser des­po­ja­dos de sus tí­tu­los por do­pa­je.

lgc (afp/efe)

La­mi­ne Diack, a su lle­ga­da a de­cla­rar an­te el juez en enero.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Germany

© PressReader. All rights reserved.