Una obra de Mi­guel Án­gel po­dría sal­var 150 em­pleos en un mu­seo

La ven­ta pre­vis­ta de una es­cul­tu­ra de már­mol de Mi­guel Án­gel de la Real Aca­de­mia de Be­llas Ar­tes de Lon­dres re­fle­ja los pro­ble­mas fi­nan­cie­ros de los mu­seos por cul­pa del co­ro­na­vi­rus.

Deutsche Welle (Spanish edition) - - Cultural -

"Su­bas­tar a Mi­guel Án­gel o per­der 150 em­pleos”, fue el alar­man­te ti­tu­lar del pe­rió­di­co bri­tá­ni­co a prin­ci­pios de es­ta se­ma­na. La cri­sis mun­dial ha abier­to un pro­fun­do agu­je­ro en las ca­jas de los mu­seos. Aho­ra se ven­de­rá in­clu­so una obra maes­tra por las con­se­cuen­cias de la pan­de­mia del co­ro­na­vi­rus. La es­cul­tu­ra de már­mol de 515 años de an­ti­güe­dad, co­no­ci­da co­mo 'Ton­do Tad­dei', es uno de los gran­des te­so­ros del Mu­seo de la Real Aca­de­mia de Be­llas Ar­tes de Lon­dres.

Se di­ce que el pin­tor bri­tá­ni­co John Cons­ta­ble - un re­pre­sen­tan­te cen­tral del ro­man­ti­cis­mo bri­tá­ni­co- se sin­tió com­ple­ta­men­te des­lum­bra­do por la obra maes­tra de Mi­guel Án­gel en már­mol. Cuan­do lo vio por pri­me­ra vez en la Real Aca­de­mia, di­jo que era "una de las más be­llas obras de ar­te que hay", se­gún la no­ta del Guar­dian.

En 1829, es­ta úni­ca es­cul­tu­ra de már­mol del ar­tis­ta ita

The Guar­dian

liano lle­gó al Mu­seo Bri­tá­ni­co ori­gi­nal­men­te co­mo ob­je­to de es­tu­dio, y fue ob­se­quia­do por una mu­jer de la no­ble­za lla­ma­da Lady Mar­ga­ret Beaumont. El tér­mino re­na­cen­tis­ta 'ton­do' se re­fie­re a su for­ma re­don­da, y se cree que el re­lie­ve en már­mol fue crea­do a prin­ci­pios del si­glo XVI, du­ran­te la pri­me­ra es­ta­día del ar­tis­ta en Flo­ren­cia.

Los alum­nos de la aca­de­mia de­ben ejer­ci­tar su ca­pa­ci­dad de ob­ser­va­ción con esa obra, cu­yo tí­tu­lo co­rrec­to es 'La Vir­gen y el Ni­ño con el ves­ti­do de San Juan'. Pe­ro los 110 mi­llo­nes de eu­ros, se­gún el va­lor es­ti­ma­do del Ton­do Tad­dei, po­drían sal­var los pues­tos de tra­ba­jo de 150 em­plea­dos. La si­tua­ción es di­fí­cil, tam­bién por­que la Real Aca­de­mia de Ar­tes es una fun­da­ción pri­va­da, fi­nan­cia­da por las en­tra­das y el pa­tro­ci­nio. Una si­tua­ción si­mi­lar se sus­ci­tó en el Mu­seo Ro­din de Pa­rís, que, al igual que la Real Aca­de­mia, es un mu­seo pri­va­do.

El Mu­seo Ro­din anun­ció ya en ju­lio de 2020 que se des­pren­de­ría de las obras del es­cul­tor fran­cés des­pués de que el nú­me­ro de vi­si­tan­tes se des­plo­mó en un 70 por cien­to. El Mu­seo Ro­din anun­ció ya en ju­lio que se des­pren­de­ría de las obras del es­cul­tor fran­cés des­pués de que el nú­me­ro de vi­si­tan­tes se des­plo­ma­ra en un 70 por cien­to. Las obras en cues­tión son ré­pli­cas en bron­ce se­gún los mol­des ori­gi­na­les, re­por­tó la ca­de­na de te­le­vi­sión fran­co-ale­ma­na AR­TE.

Es­ta prác­ti­ca de ha­cer ré­pli­cas de los mol­des ori­gi­na­les de Ro­din pa­ra ge­ne­rar in­gre­sos ex­tra pa­ra el Mu­seo de Ro­din es bas­tan­te co­mún, in­for­mó la directora del mu­seo, Cat­he­ri­ne Che­vi­llot.

En su ca­li­dad de ins­ti­tu­ción pri­va­da, el Mu­seo Ro­din no se be­ne­fi­cia de los 614 mi­llo­nes de eu­ros de ayu­da di­rec­ta a los mo­nu­men­tos, mu­seos y ca­te­dra­les que aca­ba de anun­ciar el pre­si­den­te fran­cés, Em­ma­nuel Ma­cron. Es­ta ayu­da por la pan­de­mia be­ne­fi­cia, por ejem­plo, al Lou­vre, al Pa­la­cio de Ver­sa­lles y al Mu­seo de Or­say, que tam­bién su­fren por la dis­mi­nu­ción de sus vi­si­tan­tes en un 40 a un 80 por cien­to.

No so­lo en Eu­ro­pa, sino tam­bién en EE. UU., los mu­seos es­tán subas­tan­do obras de­bi­do a la cri­sis del co­ro­na­vi­rus. Uno de ellos es el Mu­seo de Brooklyn, de Nue­va York. "Es­to fue muy di­fí­cil pa­ra no­so­tros", di­jo la directora, An­ne Pas­ter­nak, al

el jue­ves (24.09.2020) . Do­ce obras se­rán ven­di­das en la ca­sa de subas­tas oc­tu­bre.

Pe­ro: ¿se les per­mi­te a los mu­seos ven­der sus obras de ar­te? Ese de­ba­te es­tu­vo muy pre­sen­te en el mun­do de los

York Ti­mes New Ch­ris­tie'sen

mu­seos du­ran­te mu­cho tiem­po, ya que no to­dos ellos guar­dan sus te­so­ros cul­tu­ra­les pa­ra siem­pre. En EE. UU. en 2019, es de­cir, in­clu­so an­tes de la pan­de­mia del co­ro­na­vi­rus, el Mu­seo Me­tro­po­li­tano de Ar­te Mo­derno, el Mu­seo Gug­gen­heim de Nue­va York y el Mu­seo de Ar­te Mo­derno de San Fran­cis­co ven­die­ron im­por­tan­tes obras de sus co­lec­cio­nes en Sot­heby's. Con los mi­llo­nes de eu­ros re­cau­da­dos se iban a ad­qui­rir nue­vas obras pa­ra ha­cer más va­ria­das las co­lec­cio­nes.

Eso se­ría im­pen­sa­ble en los mu­seos ale­ma­nes, cu­yas co­lec­cio­nes son pro­pie­dad del sec­tor pú­bli­co. De acuer­do con sus es­ta­tu­tos, esos mu­seos tie­nen la obli­ga­ción de ar­chi­var, pre­ser­var e in­ves­ti­gar. Es­tá es­tric­ta­men­te prohi­bi­do ven­der una obra de ar­te con el fin de lle­nar las ar­cas va­cías.

(gg/cp)

"Ton­do Tad­dei" de Mi­guel Án­gel.

La Real Aca­de­mia de Be­llas Ar­tes de Lon­dres.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Germany

© PressReader. All rights reserved.