Ale­ma­nia: le­ve al­za en la eco­no­mía a pe­sar del co­ro­na­vi­rus

El je­fe del ins­ti­tu­to eco­nó­mi­co Ifo, Cle­mens Fuest, ha­bló con DW so­bre la caí­da de la eco­no­mía ale­ma­na por la cri­sis del co­ro­na­vi­rus, que es me­nos gra­ve de lo que se te­mía, a pe­sar del nue­vo en­deu­da­mien­to.

Deutsche Welle (Spanish edition) - - Economia | Política -

DW: El ins­ti­tu­to ale­mán de in­ves­ti­ga­ción eco­nó­mi­ca, Ifo, ha co­rre­gi­do sig­ni ca­ti­va­men­te al al­za su pro­nós­ti­co pa­ra la eco­no­mía ale­ma­na. En­ton­ces, ¿no ha si­do tan gra­ve el da­ño cau­sa­do por el co­ro­na­vi­rus?

Cle­mens Fuest: El da­ño sí es con­si­de­ra­ble. Se­gui­mos es­pe­ran­do una re­trac­ción de la eco­no­mía ale­ma­na de po­co más del 5%, en la mag­ni­tud lo que vi­vi­mos du­ran­te la cri­sis fi­nan­cie­ra de 2009. Es­te es un co­lap­so his­tó­ri­co, pe­ro no tan gran­de co­mo lo que es­pe­rá­ba­mos ha­ce tres me­ses.

¿Cuál fue el mo­ti­vo prin­ci­pal pa­ra la sig­ni ca­ti­va me­jo­ra en el pro­nós­ti­co?

Hu­bo va­rias ra­zo­nes. En pri­mer lu­gar, el se­gun­do tri­mes­tre no fue tan ma­lo co­mo es­pe­rá­ba­mos. Lue­go, al­gu­nos so­cios co­mer­cia­les se re­cu­pe­ra­ron sor­pren­den­te­men­te rá­pi­do, es­pe­cial­men­te Chi­na. En ju­lio, las ex­por­ta­cio­nes a Chi­na ya eran ca­si tan al­tas co­mo el año pa­sa­do. A otros so­cios co­mer­cia­les no les es­tá yen­do tan bien, pe­ro el pa­no­ra­ma ge­ne­ral es un po­co más po­si­ti­vo. Ade­más, las au­to­ri­da­des po­lí­ti­cas usa­ron gran can­ti­dad de los aho­rros pa­ra apo­yar la eco­no­mía. To­do eso con­du­jo a un pro­nós­ti­cos li­ge­ra­men­te al al­za.

Las ma­las no­ti­cias vie­nen de mu­chos sec­to­res. Luft­han­sa es­tá pa­ra­li­za­da, los pro­vee­do­res de au­to­mó­vi­les anun­cian re­cor­tes de per­so­nal. Se te­me una ola de quie­bras de la in­dus­tria mi­no­ris­ta y ho­te­le­ra si se eli­mi­nan las ex­cep­cio­nes en la ley de in­sol­ven­cia. ¿Có­mo en­ca­ja to­do eso con su pers­pec­ti­va me­nos pe­si­mis­ta?

Los pro­ble­mas de esos sec­to­res se tie­nen, ob­via­men­te, en cuen­ta pa­ra el pro­nós­ti­co, y no van a des­apa­re­cer. La gas­tro­no­mía, la in­dus­tria del tu­ris­mo y el sec­tor de las fe­rias tie­nen enor­mes pro­ble­mas. In­clu­so te­ne­mos di­fi­cul­ta­des en otros sec­to­res, co­mo la in­ge­nie­ría me­cá­ni­ca o la in­dus­tria au­to­mo­triz, don­de to­do no va tan bien. Pe­ro hay otras áreas de la eco­no­mía que se han desa­rro­lla­do bas­tan­te bien, co­mo el ne­go­cio de las bi­ci­cle­tas o la in­dus­tria de mue­bles, y eso lle­va a esa pre­vi­sión, que tien­de un po­co al al­za.

Los pro­nós­ti­cos son par­ti­cu­lar­men­te di­fí­ci­les en es­te mo­men­to por­que el desarrollo de la pan­de­mia aún no es­tá cla­ro. Sin em­bar­go, el desarrollo del "bre­xit” y la gue­rra co­mer­cial en­tre EE. UU. y Chi­na es igual­men­te in­cier­to. ¿Es po­si­ble ha­cer un pro­nós­ti­co ra­zo­na­ble­men­te con able in­clu­so en es­tas con­di­cio­nes?

Los pro­nós­ti­cos son es­ce­na­rios que se ba­san en cier­tos su­pues­tos. Na­die co­no­ce el fu­tu­ro, pe­ro pa­ra po­der pla­ni­fi­car, hay que crear dis­tin­tos es­ce­na­rios y re­fle­xio­nar so­bre qué po­dría pa­sar. Nues­tra pre­vi­sión se ba­sa en la su­po­si­ción de que no ha­brá una se­gun­da ola ma­si­va de in­fec­cio­nes en oto­ño, que no ha­brá un "bre­xit” du­ro y que no ha­brá un re­sur­gi­mien­to de la gue­rra co­mer­cial. Por su­pues­to, to­do es­to po­dría su­ce­der de ma­ne­ra di­fe­ren­te. Por el mo­men­to, es­to es­tá pla­ga­do de un ni­vel de in­cer­ti­dum­bre par­ti­cu­lar­men­te al­to. Pe­ro to­da­vía se pue­de ha­cer un pro­nós­ti­co se­rio re­ve­lan­do sim­ple­men­te es­tos su­pues­tos.

A Ale­ma­nia se lo cri­ti­ca fre­cuen­te­men­te por ge­ne­rar un su­pe­rá­vit de ex­por­ta­ción muy ele­va­do. ¿La cri­sis cam­bia­rá es­to?

En reali­dad no. Ten­dre­mos un me­nor su­pe­rá­vit de ex­por­ta­ción es­te año, pe­ro vol­ve­rá a au­men­tar un año des­pués. Hay pa­tro­nes fun­da­men­ta­les que im­pul­san to­do es­to, so­bre to­do, los al­tos ín­di­ces de aho­rro en Ale­ma­nia y una pro­pen­sión bas­tan­te pru­den­te a con­su­mir e in­ver­tir. En Ale­ma­nia, mu­cha gen­te aho­rra y eso tie­ne que ver con nues­tra demografía. Esos des­equi­li­brios no se eli­mi­nan fá­cil­men­te, al me­nos no por una cri­sis de es­te ti­po.

Co­mo us­ted ya ha men­cio­na­do, el Go­bierno ale­mán ha in­ver­ti­do mu­cho di­ne­ro pa­ra ayu­dar a la eco­no­mía du­ran­te la cri­sis. Los pa­que­tes de ayu­da cues­tan mi­les de mi­llo­nes. Si la cri­sis no re­sul­ta ser tan gra­ve co­mo se te­mía, ¿qué sig­ni ca­ría eso pa­ra el pre­su­pues­to na­cio­nal ale­mán?

El pre­su­pues­to na­cio­nal no se hun­di­rá tan­to en el dé­fi­cit. Por­que si la eco­no­mía va me­jor, hay más in­gre­sos fis­ca­les y no se tie­ne que gas­tar tan­to, por ejem­plo, en sub­si­dios de des­em­pleo. De mo­do que el dé­fi­cit no se­rá tan gran­de. No obs­tan­te, de­be­mos asu­mir que aho­ra ten­dre­mos un dé­fi­cit sus­tan­cial en el pre­su­pues­to na­cio­nal du­ran­te va­rios años. Es­to se­gui­rá sien­do así el año que vie­ne y tam­bién en 2022.

Cle­mens Fuest es pro­fe­sor de eco­no­mía en la Uni­ver­si­dad Lud­wig-Ma­xi­mi­li­ans-Uni­ver­si­tät de Mú­nich y pre­si­den­te del ins­ti­tu­to de in­ves­ti­ga­ción eco­nó­mi­ca Ifo.

(ct/cp)

Cle­mens Fuest, di­rec­tor del Ins­ti­tu­to de In­ves­ti­ga­ción Eco­nó­mi­ca Ifo.

Mien­tros otros sec­to­res de la eco­no­mía han so­bre­lle­va­do bien la pan­de­mia, los fa­bri­can­tes de au­to­mó­vi­les lu­chan con­tra sus efec­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Germany

© PressReader. All rights reserved.