Usar en vez de desechar: re­ce­tas pa­ra no des­per­di­ciar ali­men­tos

En Amé­ri­ca La­ti­na se des­per­di­cian 220 mi­llo­nes de to­ne­la­das de ali­men­tos por año. Mu­cha de la co­mi­da que bo­ta­mos es­tá en buen es­ta­do. Pe­ro, ¿qué ha­cer con la fru­ta o ver­du­ra que es­tá un po­co pa­sa­da?

Deutsche Welle (Spanish edition) - - Alemania -

Mu­chas ve­ces ti­ra­mos fru­tas o ver­du­ras que es­tán un po­co pa­sa­das por­que no sa­be­mos qué ha­cer con ellas. Pe­ro en vez de eli­mi­nar­las po­de­mos co­ci­nar una sopa o un pos­tre. Es im­por­tan­te, sin em­bar­go, te­ner cui­da­do que los pro­duc­tos no es­tén en mal es­ta­do o po­dri­dos.

La for­ma más sen­ci­lla de re­ci­clar la fru­ta es con­ge­lán­do­la. Así se pue­de pre­pa­rar un ri­co ba­ti­do. Sim­ple­men­te hay que agre­gar el fru­to, agua o le­che y ba­tir bien. Otro ali­men­to que po­de­mos re­ci­clar es el pan. Cuan­do es­tá du­ro se pue­de pre­pa­rar un bu­dín de pan.

Re­co­pi­la­mos al­gu­nas re­ce­tas de Con Sa­bor y Sa­ber y de nues­tra rú­bri­ca Gas­tro­no­mía pa­ra que pue­da pre­pa­rar al­gu­nos pla­tos con las fru­tas o ver­du­ras que es­tén un po­co pa­sa­das. de­jan re­mo­jar du­ran­te unos 20 mi­nu­tos has­ta que se pue­dan do­blar.

-Cor­ta­mos los ca­la­ba­ci­nes en ti­ras lar­gas del mis­mo an­cho que los ta­lla­ri­nes.

-La­va­mos las hier­bas y pi­ca­mos las ho­jas. Las de­ja­mos apar­te.

-Ha­ce­mos un cor­te su­per­fi­cial en for­ma de cruz en la ba­se de los to­ma­tes. En un gran re­ci­pien­te con agua hir­vien­do, los me­te­mos y los es­cal­da­mos unos po­cos mi­nu­tos.

-Pa­ra que con­ser­ven el co­lor y no se nos pa­sen, los sa­ca­mos y su­mer­gi­mos di­rec­ta­men­te en un re­ci­pien­te con agua fría.

-Apar­te la­va­mos el chile, re­ti­ra­mos las se­mi­llas y lo pi­ca­mos jun­to con el ajo y los cha­lo­tes ya pe­la­dos.

-La­va­mos los ca­ma­ro­nes y los se­ca­mos con pa­pel de co­ci­na.

-En un wok ca­len­ta­mos 4 cu­cha­ra­das de acei­te. Agre­ga­mos los ca­ma­ro­nes sal­pi­men­ta­dos y me­dio ajo. Los sal­tea­mos con el vino blanco. Re­ti­ra­mos del fue­go y lo de­ja­mos apar­te.

- Es­cu­rri­mos los to­ma­tes es­cal­da­dos y los pe­la­mos. Aho­ra se pue­de re­ti­rar la piel con fa­ci­li­dad. Los cor­ta­mos en gran­des cu­bos. Si lo desea, tam­bién los pue­den tri­tu­rar en una li­cua­do­ra.

-En un re­ci­pien­te con acei­te, se sal­tean los cha­lo­tes, el chile y el res­to del ajo. Aña­di­mos los to­ma­tes. Sa­zo­na­mos con sal, pi­mien­ta mo­li­da y el azú­car y lo de­ja­mos ta­pa­do a fue­go len­to al me­nos 15 mi­nu­tos.

-A con­ti­nua­ción, aña­di­mos los ta­lla­ri­nes es­cu­rri­dos a la sal­sa de to­ma­te y co­ci­na­mos to­do jun­to a fue­go len­to has­ta que es­tén al den­te.

-Mien­tras, en una sar­tén apar­te sal­tea­mos los ca­la­ba­ci­nes.

-Fi­nal­men­te, agre­ga­mos los ca­ma­ro­nes a la sal­sa, los ca­la­ba­ci­nes sal­tea­dos y da­mos un to­que fi­nal de sal y pi­mien­ta.

-Cuan­do los sir­va­mos en el pla­to, po­ne­mos las hier­bas fres­cas por en­ci­ma con unas go­tas de acei­te de oli­va.

Du­ran­te el in­vierno qué me­jor que to­mar­se una sopa pa­ra en­trar en ca­lor. Si tie­ne ca­la­ba­za (za­pa­llo) pue­de ha­cer una sopa o cre­ma. Tam­bién se pue­de pre­pa­rar una sopa de to­ma­te o de bró­co­li.

Sopa de ca­la­ba­za con ajo In­gre­dien­tes:

1 ki­lo de car­ne de ca­la­ba­za en tro­zos

3 cu­cha­ra­das de acei­te de oli­va 1 ce­bo­lla en lá­mi­nas

2 dien­tes de ajo la­mi­na­dos

1 li­tro de cal­do de po­llo

250 ml de cre­ma o na­ta

Sal, nuez mos­ca­da y pi­mien­ta al gus­to

Pre­pa­ra­ción:

-Freír li­ge­ra­men­te la ce­bo­lla y los ajos en acei­te de oli­va en una ca­ce­ro­la.

- Cuan­do es­tén do­ra­dos, aña­dir los tro­zos de ca­la­ba­za y freír.

-Ver­ter en la ca­ce­ro­la el cal­do de po­llo y de­jar her­vir unos mi­nu­tos.

-Aña­dir la cre­ma o na­ta y de­jar co­ci­nar.

-Sa­zo­nar con sal, nuez mos­ca­da y pi­mien­ta al gus­to, y fi­nal­men­te, tri­tu­rar to­do con una ba­ti­do­ra.

-Pa­ra dar un efec­to es­pec­ta­cu­lar, va­ciar una ca­la­ba­za y ser­vir en ella la sopa.

Si las man­za­nas que tie­ne en su ca­sa es­tán are­no­sas o un po­co pa­sa­das, po­dría pre­pa­rar una tar­ta de man­za­na. Es­te pos­tre es ideal pa­ra cuan­do las tem­pe­ra­tu­ras es­tán tem­pla­das. Es­ta tar­ta es un clá­si­co ale­mán, al igual que el stru­del de man­za­na. Otra fru­ta que po­de­mos re­ci­clar pa­ra ha­cer un bu­dín o muf­fins es la banana (plá­tano). Cuan­do su cas­ca­ra es­tá ne­gra, no la ti­re, por­que el fru­to es más dul­ce y es ideal pa­ra co­ci­nar.

Tar­ta de man­za­na bá­va­ra In­gre­dien­tes:

500 g de man­za­nas pe­la­das y cor­ta­das en tro­zos

2 cu­cha­ra­das de ron

250 g de man­te­qui­lla se­mi­de­rre­ti­da

250 g de azú­car

4 hue­vos, se­pa­ran­do las ye­mas y cla­ras

2 vai­nas de vai­ni­lla ra­lla­das 200 g de ha­ri­na de tri­go 1 pa­que­ti­to de le­va­du­ra o pol­vo de hor­near

125 g de ave­lla­nas pi­ca­das 2 cu­cha­ra­das de ca­cao en pol­vo ½ cu­cha­ra­di­ta de ca­ne­la

1 piz­ca de sal Pre­pa­ra­ción: -Ma­ri­nar las man­za­nas en el ron a fue­go len­to.

-Mez­clar 200 g de man­te­qui­lla con las ye­mas de hue­vo has­ta que ha­ga es­pu­ma, y aña­dir la vai­ni­lla.

-Mez­clar la ha­ri­na con la le­va­du­ra, las ave­lla­nas, el ca­cao y la ca­ne­la, y a con­ti­nua­ción agre­gar a la ma­sa de man­te­qui­lla, y fi­nal­men­te aña­dir tam­bién las man­za­nas.

-Mon­tar las cla­ras de hue­vo con el res­to del azú­car y la sal a pun­to de nie­ve, y agre­gar­lo a la ma­sa.

-Po­ner­lo to­do en un mol­de de horno un­ta­do con man­te­qui­lla o gra­sa, y po­ner­lo al horno pre­ca­len­ta­do a 175ºC en horno eléc­tri­co, a fue­go me­dio en horno a gas, du­ran­te una ho­ra y media.

-Ser­vir a tem­pe­ra­tu­ra am­bien­te, acom­pa­ña­da de cre­ma ba­ti­da.

Pan de banana y nue­ces In­gre­dien­tes:

3 ba­na­nas muy ma­du­ras 100 ml de acei­te sua­ve o man­te­qui­lla

100 ml de le­che (tam­bién de so­ja o al­men­dra)

1 cu­cha­ra­di­ta de ex­trac­to de vai­ni­lla

200 g de ha­ri­na in­te­gral

100 g de nue­ces

150 g de azú­car mo­reno 2 cu­cha­ra­di­tas de bi­car­bo­na­to

1 cu­cha­ra­da de ha­ri­na de fé­cu­la de maíz

Una piz­ca de sal Pre­pa­ra­ción: -Po­ne­mos a ca­len­tar el horno a 180°C. A con­ti­nua­ción, ma­chaes­pel­ta ca­mos en un cuen­co las ba­na­nas con ayu­da de un te­ne­dor, y las mez­cla­mos con la le­che y el acei­te has­ta que ten­ga la con­sis­ten­cia de un pu­ré.

-Tro­cea­mos las nue­ces. Las aña­di­mos al pu­ré, jun­to a la ha­ri­na, la vai­ni­lla, la le­va­du­ra, el azú­car y una piz­ca de sal, y lo mez­cla­mos to­do muy bien. Ver­te­mos nues­tra mez­cla en el mol­de.

-Pe­la­mos las ba­na­nas res­tan­tes pa­ra la decoración, las cor­ta­mos en lá­mi­nas lon­gi­tu­di­na­les y las co­lo­ca­mos so­bre el pan. Lo me­te­mos a hor­near en­tre 50 y 60 mi­nu­tos. Pa­ra sa­ber si es­tá lis­to, na­da me­jor que pin­char el pan con un te­ne­dor. Si és­te sa­le prác­ti­ca­men­te lim­pio, sig­ni­fi­ca que po­de­mos apa­gar el horno.

Mer­me­la­das

Es­ta es una for­ma sen­ci­lla y prác­ti­ca de re­ci­clar la fru­ta. Ha­cer una mer­me­la­da no lle­va tan­to tiem­po.

Mer­me­la­da de ci­rue­la y vino tin­to

In­gre­dien­tes:

750 g de ci­rue­las ne­gras o ci­rue­las eu­ro­peas

750 ml de vino tino

750 g de azú­car ge­li­fi­can­te (usa­do pa­ra mer­me­la­das) 1 ra­mi­ta de ca­ne­la

La ra­lla­du­ra y ju­go de 1 li­món Anís y cla­vo al gus­to Pre­pa­ra­ción:

-La­var las ci­rue­las, qui­tar­les el hue­so y cor­tar­las en tro­zos pe­que­ños, sa­zo­nán­do­las con las es­pe­cias.

-Po­ner­las al fue­go en una ca­ce­ro­la gran­de con el vino tin­to. De­jar co­cer unos 10 mi­nu­tos y co­lar la mez­cla con un co­la­dor gran­de.

-Vol­ver a po­ner a ca­len­tar la mez­cla en la ca­ce­ro­la con el ju­go y ra­lla­du­ra del li­món, aña­dien­do po­co a po­co el azú­car ge­li­fi­can­te.

-Her­vir du­ran­te unos 4 mi­nu­tos y dis­tri­buir aún ca­lien­te en ta­rros. Ce­rrar­los bien y de­jar to­do re­po­sar has­ta que se en­fríe la mer­me­la­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Germany

© PressReader. All rights reserved.