La nue­va fa­se di­gi­tal de­fi­ni­rá el ne­go­cio

Los even­tos en di­rec­to y con­te­ni­do por de­man­da atrae­rán a los con­su­mi­do­res y el Ma­chi­ne Lear­ning, im­pul­sa­rá el cre­ci­mien­to em­pre­sa­rial

Mercados & Tendencias Guatemala - - TENDENCIAS - Por Gi­lles Maury, lí­der de la in­dus­tria de Tec­no­lo­gía, Me­dios y Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes de De­loit­te pa­ra el clús­ter Cos­ta Ri­ca, Hon­du­ras, Ni­ca­ra­gua y Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na.

El año 2018 nos anun­cia el co­mien­zo de una nue­va fa­se en la di­gi­ta­li­za­ción de las eco­no­mías. La adop­ción del te­lé­fono in­te­li­gen­te ha si­do muy rá­pi­da, de tal ma­ne­ra que en me­nos de una dé­ca­da la ma­yo­ría de la po­bla­ción ha in­te­gra­do es­te dis­po­si­ti­vo en el co­ra­zón de sus vi­das. Lo que to­da­vía lla­ma­mos te­lé­fono – cuan­do en la prác­ti­ca se tra­ta de una compu­tado­ra per­so­nal y por­tá­til – ac­túa co­mo ex­ten­sión de nues­tro ce­re­bro pa­ra me­jo­rar nues­tra ca­pa­ci­dad de apren­der, co­mu­ni­car, ma­ne­jar transac­cio­nes o en­tre­te­ner­nos.

Ob­ser­va­mos co­mo la apa­rien­cia de es­tos dis­po­si­ti­vos su­fre ca­da vez me­nos cam­bios, sin em­bar­go, las no­ve­da­des por es­pe­rar­se son con­se­cuen­cia de una nue­va ma­du­rez que al­can­zó el usua­rio. Pa­sa­da la ola de la eu­fo­ria, los usua­rios em­pie­zan a cues­tio­nar el uso que ha­cen de sus smartp­ho­nes y van bus­can­do me­jo­rar su ma­ne­jo del tiem­po, así co­mo la efi­cien­cia de los ser­vi­cios brin­da­dos.

sta actitud es mu sig­ni­fi­ca­ti­va de có­mo las per­so­nas han cam­bia­do con las tec­no­lo­gías di­gi­ta­les: se apo­de­ran de ellas pa­ra te­ner más con­trol y más ca­pa­ci­dad de de­ci­sión. Una ma­ni­fes­ta­ción sor­pren­den­te de es­ta li­ber­tad, es ob­ser­var que la adop­ción de la tec­no­lo­gía no se ha­ce en de­tri­men­to del me­dio tra­di­cio­nal que es la te­le­vi­sión pa­ra la cual el in­te­rés per­ma­ne­ce. En efec­to, la ex­pe­rien­cia de dis­fru­tar de even­tos en vi­vo se da por excelencia a tra­vés del ca­nal te­le­vi­si­vo, y es­to lo va­lo­ra el usua­rio in­de­pen­dien­te­men­te de las in­no­va­cio­nes. Sin con­tra­dic­ción, pa­ra el con­su­mo de otros ti­pos de con­te­ni­do, co­mo mú­si­ca, se­ries o la in­for­ma­ción de ca­li­dad, la op­ción de sus­crip­ción a ser­vi­cios pre­mium se ha­rá ca­da vez más re­le­van­te, lo cual tam­bién re­fle­ja la ten­den­cia a re­cha­zar la pu­bli­ci­dad in­va­si­va.

Na­tu­ral­men­te, es­te cam­bio cul­tu­ral im­pac­ta la for­ma que tie­nen las or­ga­ni­za­cio­nes de lle­var la re­la­ción con sus clien­tes. La co­mu­ni­ca­ción es­tan­da­ri­za­da y ge­ne­ral ya no ope­ra. Los clien­tes en mu­chos ca­sos son muy in­for­ma­dos so­bre las op­cio­nes en el mer­ca­do y tie­nen po­ca leal­tad ha­cia las em­pre­sas. Es­pe­ran una co­mu­ni­ca­ción opor­tu­na en tiem­po y per­ti­nen­te en con­te­ni­do. La res­pues­ta a dar es ní­ti­da: de­ben de es­truc­tu­rar­se pa­ra co­no­cer su clien­te con de­ta­lle, pa­ra po­der an­ti­ci­par sus ne­ce­si­da­des e in­ten­cio­nes. Es­to se lo­gra de for­ma ren­ta­ble gra­cias a la im­ple­men­ta­ción de so­lu­cio­nes de Analy­tics, en par­ti­cu­lar de ma­chi­ne lear­ning cu­yos pre­cios van a ser más com­pe­ti­ti­vos, así co­mo una re­or­ga­ni­za­ción de la em­pre­sa que de­be ope­rar de for­ma fle­xi­ble ho­ri­zon­tal, y así po­der adap­tar­se prác­ti­ca­men­te en tiem­po real a los mo­vi­mien­tos a me­nu­do im­pre­de­ci­bles del mer­ca­do, te­nien­do co­mo en­fo­que prin­ci­pal la sa­tis­fac­ción de es­te nue­vo clien­te, muy cons­cien­te de su nue­vo po­der.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.