Reac­ti­va­ción Eco­nó­mi­ca

Mercados & Tendencias Guatemala - - OPINIÓN - Elías So­ley PRE­SI­DEN­TE AMCHAM COS­TA RI­CA, SO­CIO SO­LEY, SABORÍO Y ASO­CIA­DOS

Del año 2018 Cos­ta Ri­ca ha con­su­mi­do gran par­te de su di­ná­mi­ca po­lí­ti­ca en la eva­lua­ción de las so­lu­cio­nes via­bles pa­ra con­tro­lar el gran pro­ble­ma del dé­fi­cit. La pre­ca­ria si­tua­ción fis­cal en que nos en­con­tra­mos tie­ne un gran res­pon­sa­ble, la cla­se po­lí­ti­ca que, an­te la in­ca­pa­ci­dad de li­diar con el pro­ble­ma, op­tó por pos­ter­gar la de­ci­sión de bus­car es­ce­na­rios de so­lu­ción. Es­te es, sin du­da, el fac­tor prin­ci­pal de que las co­sas es­tén en un ni­vel de com­ple­ji­dad co­mo el que en­fren­ta­mos, con un dé­fi­cit fis­cal pro­yec­ta­do pa­ra el 2018 del 7.1%; el más al­to que re­cor­de­mos en va­rias dé­ca­das.

Es­ta cru­da reali­dad obli­gó a que la nue­va ad­mi­nis­tra­ción ac­tua­ra res­pon­sa­ble­men­te y tu­vie­se que pre­pa­rar un plan de ac­ción in­me­dia­to, pa­ra po­ner­lo en eje­cu­ción a par­tir del 8 de ma­yo pa­sa­do. El es­fuer­zo del Go­bierno ha si­do no­to­rio; prác­ti­ca­men­te te­ne­mos una agen­da mo­no­te­má­ti­ca li­de­ra­da por la Mi­nis­tra de Ha­cien­da, Ro­cío Agui­lar, per­so­na de re­co­no­ci­das cre­den­cia­les pro­fe­sio­na­les y éti­cas, quien con gran ca­pa­ci­dad de ges­tión ha rea­li­za­do gran­des es­fuer­zos pa­ra lle­var el men­sa­je a los di­fe­ren­tes sec­to­res, tan­to po­lí­ti­cos, co­mo em­pre­sa­ria­les, la­bo­ra­les y a la so­cie­dad en ge­ne­ral.

El men­sa­je del Po­der Eje­cu­ti­vo re­pre­sen­ta un cam- bio en la for­ma de ha­cer y ver las co­sas, eso te­ne­mos que re­co­no­cer­lo y apo­yar­lo, por­que si hu­bie­sen se­gui­do ha­cien­do las co­sas de la mis­ma ma­ne­ra con­ti­nua­rían em­peo­ran­do la si­tua­ción. No obs­tan­te, des­de el sec­tor pro­duc­ti­vo he­mos rea­li­za­do un res­pe­tuo­so lla­ma­do pa­ra que sea for­ta­le­ci­da la agen­da de reac­ti­va­ción eco­nó­mi­ca, so­li­ci­tan­do im­pul­sar de­ci­di­da­men­te esa agen­da en pa­ra­le­lo con la re­for­ma fis­cal y las ac­cio­nes ten­dien­tes al con­trol del gas­to pú­bli­co; ya que to­dos son ele­men­tos fun­da­men­ta­les pa­ra fo­men­tar las ac­cio­nes que re­quie­re el país.

Den­tro de esa agen­da de reac­ti­va­ción eco­nó­mi­ca, es cier­to que eje­cu­tar las ac­cio­nes ne­ce­sa­rias pa­ra es­ta­bi­li­zar las fi­nan­zas pú­bli­cas es la la­bor prio­ri­ta­ria, pues de eso de­pen­de que po­da­mos en­viar las se­ña­les apro­pia­das al sec­tor fi­nan­cie­ro in­ter­na­cio­nal y que no si­ga ca­yen­do el ni­vel de cre­di­bi­li­dad que tie­ne Cos­ta Ri­ca, con el con­se­cuen­te­men­te efec­to ne­ga­ti­vo pa­ra el cli­ma de ne­go­cios. Pe­ro ade­más es ne­ce­sa­rio que el Go­bierno no des­cui­de otros te­mas sen­si­bles, co­mo los di­rec­ta­men­te re­la­cio­na­dos con la com­pe­ti­ti­vi­dad del país y la reac­ti­va­ción eco­nó­mi­ca.

En es­ta lí­nea de pen­sa­mien­to, te­ne­mos la gran res­pon­sa­bi­li­dad de im­pul­sar una agen­da de reac­ti­va­ción eco­nó­mi­ca que in­clu­ya los te­mas que tam­bién re­quie­ren una ur­gen­te so­lu­ción, co­mo el desa­rro­llo y me­jo­ra­mien­to de la in­fra­es­truc­tu­ra; de­fi­nir ac­cio­nes con­cre­tas, de­ci­di­das y de cor­to pla­zo pa­ra dis­mi­nuir el al­to por­cen­ta­je de in­for­ma­li­dad que hay en el país; en­trar­le de lleno al or­de­na­mien­to del gas­to en edu­ca­ción, re­vi­sa­nu­ran­te do con va­len­tía los re­sul­ta­dos que es­tá mos­tran­do el sis­te­ma edu­ca­ti­vo y eje­cu­tar ac­cio­nes co­rrec­ti­vas de cor­to pla­zo; apro­bar los pro­yec­tos de ley que es­tán “flo­tan­do” en la co­rrien­te le­gis­la­ti­va, co­mo los de Edu­ca­ción Dual, Fle­xi­bi­li­za­ción La­bo­ral y Te­le­tra­ba­jo.

Es­ta agen­da de­be con­te­ner ac­cio­nes con­cre­tas pa­ra pro­mo­ver la ge­ne­ra­ción de em­pleo, me­jo­rar los in­di­ca­do­res de se­gu­ri­dad ciu­da­da­na, to­mar me­di­das ejem­pla­ri­zan­tes pa­ra cas­ti­gar la co­rrup­ción, el con­tra­ban­do y la eva­sión fis­cal; po­ten­ciar las opor­tu­ni­da­des que ofre­cen los con­ve­nios co­mer­cia­les in­ter­na­cio­na­les, la ad­he­sión a la OCDE y ac­ti­var el diá­lo­go pa­ra va­lo­rar la opor­tu­ni­dad que ofre­ce una even­tual in­cor­po­ra­ción a la Alian­za del Pa­cí­fi­co.

Des­de el sec­tor pro­duc­ti­vo de­be­mos man­te­ner una ac­ti­tud pro­po­si­ti­va y proac­ti­va, iden­ti­fi­can­do aque­llas ac­cio­nes de go­bierno en las que po­de­mos apor­tar pa­ra que sean eje­cu­ta­das, con­si­de­ran­do las ne­ce­si­da­des del sec­tor y bus­car un en­torno de ne­go­cios más ami­ga­ble, que per­mi­ta y fa­ci­li­te la ge­ne­ra­ción de em­pre­sas, la in­ver­sión y, con­se­cuen­te­men­te, la ge­ne­ra­ción de em­pleos.

Te­ne­mos la gran res­pon­sa­bi­li­dad de im­pul­sar una agen­da de reac­ti­va­ción eco­nó­mi­ca que in­clu­ya los te­mas que tam­bién re­quie­ren una ur­gen­te so­lu­ción, co­mo el desa­rro­llo y me­jo­ra­mien­to de la in­fra­es­truc­tu­ra así co­mo de­fi­nir ac­cio­nes con­cre­tas, de­ci­di­das y de cor­to pla­zo pa­ra dis­mi­nuir el al­to por­cen­ta­je de in­for­ma­li­dad que hay en el país

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.