UN NUE­VO MO­DE­LO DE ORGANIZACION EN TE­LE­CO­MU­NI­CA­CIO­NES

A la par de la trans­for­ma­ción di­gi­tal, Te­le­fó­ni­ca ha es­ta­ble­ci­do ob­je­ti­vos de in­ver­sión, pa­ra trans­for­mar su ne­go­cio de ope­ra­do­res de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes a in­te­gra­do­res de so­lu­cio­nes

Mercados & Tendencias Guatemala - - NOTA DE PORTADA -

La tec­no­lo­gía im­pul­sa la ne­ce­si­dad de la trans­for­ma­ción di­gi­tal y res­pal­da la di­gi­ta­li­za­ción de una or­ga­ni­za­ción. En el pri­mer ca­so, se pue­de de­fi­nir co­mo trans­for­ma­ción a la in­te­gra­ción di­gi­tal en to­das las áreas de una em­pre­sa, cam­bian­do fun­da­men­tal­men­te la for­ma en la que ope­ra y brin­da va­lor a sus clien­tes.

La trans­for­ma­ción su­po­ne un cam­bio cul­tu­ral que re­quie­re que las or­ga­ni­za­cio­nes se desafíen ex­pe­ri­men­ten y se sien­tan có­mo­das con el fra­ca­so. Ade­más, no exis­te una so­la apli­ca­ción o tec­no­lo­gía que per­mi­ta la trans­for­ma­ción di­gi­tal sino que exis­ten múl­ti­ples pro­ce­sos cla­ve que una or­ga­ni­za­ción ge­ne­ral­men­te de­be te­ner pa­ra afron­tar la trans­for­ma­ción.

,e acuer­do con 5aría 2ose­fi­na 8eral­ta, sub di­rec­to­ra de ven­tas em­pre­sas y ne­go­cios re­gio­nal de Te­le­fó­ni­ca, el sec­tor de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes es cla­ve épo­ca de cam­bios, pro­ta­go­ni­za­da por la tec­no­lo­gía apli­ca­da a fa­ci­li­tar la vi­da de las per­so­nas en dis­tin­tos ám­bi­tos. Te­le­fó­ni­ca ha man­te­ni­do una cons­tan­te trans­for­ma­ción, tan­to a ni­vel de Gru­po mul­ti­na­cio­nal, co­mo re­gión.

“<ele­fó­ni­ca man­tie­ne un fuer­te com­pro­mi­so +en­troa­mé­ri­ca y 2018 ha mar­ca­do un pun­to de par­ti­da de una nue­va eta­pa de gran­des ob­je­ti­vos pa­ra la com­pa­ñía, co­mo re­sul­ta­do de un cons­tan­te y re­no­va­do pro­ce­so de trans­for­ma­ción, ini­cia­do en el 2014 y que en es­te año se ha he­cho reali­dad a tra­vés del im­pul­so de un nue­vo mo­de­lo ope­ra­ti­vo por uni­da­des de ne­go­cioº, co­men­ta Pe­ral­ta.

Me­jo­ran­do ser­vi­cios pa­ra sus clien­tes

Hoy en día di­ver­sos es­tu­dios apun­tan que las em­pre­sas que no sean ca­pa­ces de adap­tar sus mo­de­los de ne­go­cios a los cam­bios ori­gi­na­dos por la trans­for­ma­ción di­gi­tal pue­den te­ner con­se­cuen­cias ne­ga­ti­vas. La evo­lu­ción de la em­pre­sa de­be ir al mis­mo rit­mo y di­rec­ción en que lo ha­ce el mer­ca­do y la so­cie­dad; es de­cir, al exis­tir una re­vo­lu­ción di­gi­tal, exis­te un cam­bio en el mo­de­lo de ne­go­cio, y la or­ga­ni­za­ción de­be adap­tar­se a tal cam­bio.

Cen­troa­mé­ri­ca, al igual que to­do el mun­do, es­tá ca­mi­nan­do muy rá­pi­da­men­te ha­cia un con­tex­to de di­gi­ta­li­za­ción, es­to quie­re de­cir que to­do en nues­tra vi­da va a es­tar di­gi­ta­li­za­do. En es­ta nue­va so­cie­dad di­gi­tal, Pe­ral­ta asegura que los clien­tes les brin­da­ron la aler­ta o en otras pa­la­bras le die­ron la pauta pa­ra atre­ver­se a em­pe­zar la trans­for­ma­ción, pues su de­man­da de co­nec­ti­vi­dad cre­cía ver­ti­gi­no­sa­men­te y so­bre eso sur­gía un nue­vo pro­duc­to, los da­tos.

“Así que nos di­mos cuen­ta que la co­nec­ti­vi­dad nos per­mi­tía el sur­gi­mien­to de una ola de ser­vi­cios di­gi­ta­les y es por eso que nos pre­pa­ra­mos pa­ra cap­tu­rar­la y hoy es­ta­mos aquíº, afir­ma 8eral­ta.

To­do cam­bio va de la mano con pro­ce­sos pre­ci­sos, fir­mes y que brin­den ex­ce­len­tes re­sul­ta­dos. La trans­for­ma­ción di­gi­tal de Te­le­fó­ni­ca es par­te de un enor­me tra­ba­jo co­la­bo­ra­ti­vo y de un equi­po com­pro­me­ti­do, que siem­pre tie­ne co­mo fo­co prin­ci­pal al clien­te.

En es­te sen­ti­do, se di­se­ñó un nue­vo mo­de­lo de or­ga­ni­za­ción se­me­jan­te al de las más exi­to­sas em­pre­sas di­gi­ta­les del mun­do" Es­tan­da­ri­bar, sim­pli­fi­car, cen­tra­li­zar y au­to­ma­ti­zar nues­tros pro­ce­sos con una vi­sión E2E, siem­pre con el ob­je­ti­vo de fo­ca­li­zar­nos en el ne­go­cio y en el ta­len­to hu­mano.

Asi­mis­mo, a ni­vel in­terno se han trans­for­ma­do po­co a po­co. Es de­cir, “de una ope­ra­ción por paí­ses a una ope­ra­ción por uni­da­des de ne­go­cio en la re­gión. Ade­más, se han de­fi­ni­do áreas téc­ni­cas y de so­por­te que ope­ran co­mo cen­tros de ser­vi­cios com­par­ti­dos. Es­to nos ha per­mi­ti­do agi­li­zar los pro­yec­tos con es­truc­tu­ras y ne­go­cia­cio­nes úni­cas que apli­can pa­ra to­da la re­gió­nº, asegura Pe­ral­ta.

Aun­que el ca­mino no ha si­do fá­cil, Te­le­fó­ni­ca ha em­pe­za­do a crear nue­vas ideas pa­ra ser lí­de­res en el sec­tor de co­mu­ni­ca­cio­nes en un fu­tu­ro. Por ejem­plo, Pe­ral­ta in­di­ca que a la par de es­ta trans­for­ma­ción, la com­pa­ñía ha es­ta­ble­ci­do unos am­bi­cio­sos ob­je­ti­vos de in­ver­sión, pa­ra trans­for­mar su ne­go­cio de ope­ra­do­res de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes a in­te­gra­do­res de so­lu­cio­nes, que es lo que son aho­ra, y así con­ver­tir­se en una On­li­fe­Tel­co, lo cual pa­sa por dis­po­ner de un am­plio por­ta­fo­lio de pro­duc­tos y ser­vi­cios, la me­jor red y es­pec­tro ra­dio­eléc­tri­co y, an­te to­do, un ex­ce­len­te ser­vi­cio al clien­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.