Abra­ce el po­ten­cial de los ro­bots

La au­to­ma­ti­za­ción ro­bó­ti­ca de pro­ce­sos no ne­ce­sa­ria­men­te re­em­pla­za a los tra­ba­ja­do­res hu­ma­nos, sino que crea más ca­pa­ci­dad y la po­si­bi­li­dad de que los em­plea­dos se cen­tren en ac­ti­vi­da­des de ma­yor va­lor.

Mercados & Tendencias Guatemala - - SUMARIO -

La au­to­ma­ti­za­ción ro­bó­ti­ca crea ma­yor ca­pa­ci­dad pa­ra que los em­plea­dos se cen­tren en ac­ti­vi­da­des de ma­yor va­lor.

Un nue­vo es­tu­dio su­gie­re que la au­to­ma­ti­za­ción em­pre­sa­rial y de TI es­tá asu­mien­do ta­reas, no tra­ba­jos. La im­ple­men­ta­ción de la au­to­ma­ti­za­ción de pro­ce­sos ro­bó­ti­cos (RPA) per­mi­te a las em­pre­sas eje­cu­tar pro­ce­sos co­mer­cia­les de 5 a 10 ve­ces más rá­pi­do con un pro­me­dio de 37% me­nos de re­cur­sos, se­gún un in­for­me pu­bli­ca­do por In­for­ma­tion Ser­vi­ces Group (ISG). Sin em­bar­go, las ga­nan­cias de pro­duc­ti­vi­dad no ne­ce­sa­ria­men­te con­du­cen a des­pi­dos ma­si­vos, sino más bien al re­des­plie­gue de los em­plea­dos pa­ra ma­ne­jar ta­reas de ma­yor va­lor y un ma­yor vo­lu­men de tra­ba­jo, de acuer­do con el ISG. “La au­to­ma­ti­za­ción es­tá crean­do un cam­bio po­lar en có­mo se ha­ce el tra­ba­jo”, di­ce Craig Nel­son, so­cio de ISG. “Si bien en el pa­sa­do los se­res hu­ma­nos han si­do apo­ya­dos por la tec­no­lo­gía, aho­ra es­ta­mos vien­do un cam­bio ha­cia la tec­no­lo­gía, con el apo­yo de los hu­ma­nos pa­ra ad­mi­nis­trar y ope­rar los pro­ce­sos de ne­go­cios”, de­ta­lla. La res­pues­ta ini­cial a las me­jo­ras de au­to­ma­ti­za­ción es tí­pi­ca­men­te po­si­ti­va, se­gún el di­rec­ti­vo, ya que la tec­no­lo­gía se ha­ce car­go de par­te del tra­ba­jo que los em­plea­dos es­tán an­sio­sos por

des­car­gar. Pe­ro lue­go pue­de apa­re­cer la an­sie­dad ya que la re­duc­ción de ta­reas pue­de lle­var a la eli­mi­na­ción de ro­les de ba­jo ni­vel.

“Sin em­bar­go, a me­di­da que los lí­de­res ad­qui­rie­ron más ex­pe­rien­cia, es­tá cla­ro que los ro­bots son bue­nos pa­ra au­to­ma­ti­zar ta­reas dis­cre­tas es­pe­cí­fi­cas y no pa­ra el tra­ba­jo com­ple­to de una per­so­na”, di­ce Nel­son. La au­to­ma­ti­za­ción tam­bién pue­de con­du­cir a la crea­ción de nue­vos ro­les. “A más lar­go pla­zo, la res­pues­ta pa­ra los tra­ba­ja­do­res es abra­zar el cam­bio po­lar ha­cia las ha­bi­li­da­des re­que­ri­das pa­ra que los hu­ma­nos apo­yen la tec­no­lo­gía”, agre­ga el so­cio de ISG.

Los nue­vos ro­les pue­den in­cluir tra­ba­jar en un cen­tro de ex­ce­len­cia de ro­bó­ti­ca, ad­mi­nis­trar con­fi­gu­ra­cio­nes de au­to­ma­ti­za­ción, re­di­se­ño de pro­ce­sos y di­gi­ta­li­za­ción de ne­go­cios. Asi­mis­mo, ta­reas de TI co­mo es­cri­bir guio­nes, mo­ni­to­rear in­fra­es­truc­tu­ra y apli­ca­cio­nes, o pro­por­cio­nar so­por­te de es­cri­to­rio, es­tán lis­tas pa­ra la au­to­ma­ti­za­ción; pe­ro ha­brá más tra­ba­jo que in­vo­lu­cre la ges­tión de re­la­cio­nes co­mer­cia­les, el con­trol de cam­bios y la es­tra­te­gia de ser­vi­cio de mo­ni­to­reo, en­tre otras co­sas.

Pa­no­ra­ma

Has­ta la fe­cha, la ma­yo­ría de los lí­de­res cor­po­ra­ti­vos se han cen­tra­do en la re­duc­ción de cos­tos que la apli­ca­ción de RPA pue­de per­mi­tir al re­du­cir la de­pen­den­cia del tra­ba­jo y la sub­con­tra­ta­ción.

Por lo tan­to, al­gu­nos lí­de­res han es­ta­do an­sio­sos por eli­mi­nar pro­ce­sos y ro­les tan pron­to co­mo sea po­si­ble. Pe­ro ese es un en­fo­que mio­pe, ase­gu­ra Nel­son. “Las im­pli­ca­cio­nes a lar­go pla­zo con res­pec­to a re­ten­ción de ta­len­to y de­sa­rro­llo de em­plea­dos, no se abor­dan ade­cua­da­men­te ya que la lo­ca lu­cha por el aho­rro tien­de a te­ner prio­ri­dad so­bre el im­pac­to de la au­to­ma­ti­za­ción en la cul­tu­ra de la or­ga­ni­za­ción y con­si­de­ra­cio­nes so­bre el camino pa­ra con­ver­tir­se

La crea­ción de em­pleos a tra­vés de los ro­bots no se ha en­ten­di­do, pe­ro es se­gu­ro que crea­rá nue­vos ro­les que no he­mos ima­gi­na­do

en una em­pre­sa di­gi­tal”, re­fie­re. Nor­mal­men­te, RPA es im­ple­men­ta­do por lí­de­res de la lí­nea de ne­go­cio en lu­gar de TI, que lo ven co­mo una ma­ne­ra fá­cil de eli­mi­nar cos­tos mien­tras me­jo­ran la ve­lo­ci­dad, la pre­ci­sión y la au­di­ta­bi­li­dad. Y da­do que no es ne­ce­sa­rio pro­gra­mar es­tos ro­bots, mu­chas ve­ces la TI so­lo se tra­ta de apro­vi­sio­nar la in­fra­es­truc­tu­ra y ase­gu­rar­se de que la so­lu­ción se im­ple­men­te uti­li­zan­do la ar­qui­tec­tu­ra ade­cua­da.

Así, los lí­de­res de TI que quie­ran se­guir sien­do re­le­van­tes du­ran­te es­te pe­río­do de au­to­ma­ti­za­ción crea­rán per­fi­les de au­to­ma­ti­za­ción den­tro de sus or­ga­ni­za­cio­nes, “con un en­fo­que en la im­ple­men­ta­ción ágil de la au­to­ma­ti­za­ción, tra­ba­jan­do jun­to a eje­cu­ti­vos de uni­da­des de ne­go­cio, en lu­gar de po­si­cio­nar­lo co­mo un cen­tro de con­trol de tec­no­lo­gía pa­ra lo que se im­ple­men­ta”. Por su­pues­to, la TI mis­ma es­tá sien­do ca­da vez más au­to­ma­ti­za­da. Se­gún una en­cues­ta de ISG ci­ta­da en el in­for­me, el 43% de los lí­de­res de TI in­di­ca­ron que la au­to­ma­ti­za­ción de las ope­ra­cio­nes ten­drá el ma­yor im­pac­to en sus gas­tos de TI en 2019. Y apro­xi­ma­da­men­te 7 de ca­da 10 lí­de­res de TI y de ne­go­cios con­si­de­ran que TI se­rá la fun­ción de so­por­te más im­pac­ta­da por la au­to­ma­ti­za­ción du­ran­te es­te año.

Pa­vi­men­tar el camino

Los lí­de­res de TI y de ne­go­cios pue­den ha­cer un tra­ba­jo mu­cho me­jor al apli­car los be­ne­fi­cios de la au­to­ma­ti­za­ción a los em­plea­dos, abor­dar sus preo­cu­pa­cio­nes na­tu­ra­les y acla­rar con­cep­tos erró­neos. “La au­to­ma­ti­za­ción con­sis­te en qui­tar­le el ro­bot al em­plea­do al eli­mi­nar el tra­ba­jo que es­tá es­tan­da­ri­za­do, ba­sa­do en re­glas y pe­sa­do pa­ra el pro­ce­so”, ex­pli­ca Nel­son. De es­ta ma­ne­ra, RPA pue­de crear más tiem­po pa­ra que los em­plea­dos ma­ne­jen las ta­reas orien­ta­das al clien­te que so­lo los hu­ma­nos pue­den ma­ne­jar, con lo que se au­men­ta la pre­ci­sión y la ve­lo­ci­dad en las áreas en las que se im­ple­men­ta. La au­to­ma­ti­za­ción pa­vi­men­ta­rá el camino pa­ra nue­vos tra­ba­jos cen­tra­dos en la trans­for­ma­ción di­gi­tal, el aná­li­sis y la en­tre­ga de ma­yor co­no­ci­mien­to. RPA tam­bién pue­de “re­du­cir el uso de la ex­ter­na­li­za­ción y la des­lo­ca­li­za­ción co­mo una es­tra­te­gia de ar­bi­tra­je la­bo­ral al lle­var el tra­ba­jo a tie­rra pa­ra ser ad­mi­nis­tra­do por per­so­nas que in­ter­ac­túan con las fuer­zas de tra­ba­jo di­gi­ta­les”, di­jo Nel­son.

En es­te con­tex­to, las or­ga­ni­za­cio­nes

Los lí­de­res em­pre­sa­ria­les y de TI de­ben ayu­dar a los co­la­bo­ra­do­res a mi­grar al uso de la au­to­ma­ti­za­ción pa­ra lo­grar un nue­vo mo­de­lo ope­ra­ti­vo

que desean re­te­ner ta­len­to cla­ve du­ran­te es­te cam­bio a la au­to­ma­ti­za­ción pue­den con­si­de­rar lo si­guien­te:

- Iden­ti­fi­car a quie­nes es­tán den­tro de la or­ga­ni­za­ción dis­pues­tos y ca­pa­ces de asu­mir nue­vos ro­les.

- Crear opor­tu­ni­da­des de ca­pa­ci­ta­ción pa­ra ayu­dar a los em­plea­dos a adop­tar y apo­yar las tec­no­lo­gías y mo­de­los ope­ra­ti­vos di­gi­ta­les.

- Co­la­bo­rar con las es­cue­las se­cun­da­rias, ins­ti­tu­tos y uni­ver­si­da­des pa­ra de­fi­nir los re­qui­si­tos fu­tu­ros de ta­len­to y ha­bi­li­da­des.

- Crea­ción de pods de in­no­va­ción (pe­que­ños gru­pos in­ter­fun­cio­na­les) don­de los em­plea­dos pue­den in­ter­cam­biar ideas y crear los nue­vos ro­les que brin­da­rán ma­yor va­lor a la em­pre­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.