FO­RA­GRO PRO­MO­VIEN­DO EL DE­SA­RRO­LLO EN LA TEC­NO­LO­GÍA AGRÍ­CO­LA

Con 30 años en el mer­ca­do, Fo­ra­gro man­tie­ne su com­pro­mi­so de in­no­var pa­ra lo­grar un me­jor de­sa­rro­llo del sec­tor agrí­co­la en Gua­te­ma­la y la re­gión, a tra­vés de pro­duc­tos y so­lu­cio­nes di­fe­ren­cia­do­ras.

Mercados & Tendencias Guatemala - - ESPECIAL -

Des­de ha­ce tres dé­ca­das, Fo­ra­gro se ha ca­rac­te­ri­za­do por in­no­var el sec­tor agrí­co­la, man­te­nién­do­se vi­gen­te a tra­vés del tra­ba­jo de to­do un equi­po de agró­no­mos, quí­mi­cos e in­ge­nie­ros, quie­nes bus­can en­tre­gar pro­duc­tos in­no­va­do­res y con al­to va­lor agre­ga­do a sus clien­tes, pro­mo­vien­do así el de­sa­rro­llo agrí­co­la de la re­gión.

En es­te con­tex­to, la tec­no­lo­gía ha ve­ni­do a ju­gar un pa­pel fun­da­men­tal en el queha­cer dia­rio de Fo­ra­gro, ya que a tra­vés de és­ta, la com­pa­ñía tie­ne la ca­pa­ci­dad de ha­cer más efi­cien­tes los pro­ce­sos y me­jo­rar el sis­te­ma de ges­tión de pro­duc­ción.

“En mu­chos ca­sos te­ne­mos pe­que­ños agri­cul­to­res y al­gu­nos otros más tec­ni­fi­ca­dos, don­de la di­fe­ren­cia en cuan­to al ren­di­mien­to del cul­ti­vo se mar­ca por el ti­po de tec­no­lo­gía que se uti­li­za en el pro­ce­so. Con es­to nos re­fe­ri­mos, por ejem­plo, a ca­sos en que el agri­cul­tor tie­ne sis­te­mas de rie­go ver­sus los ca­sos en los que los agri­cul­to­res tie­nen que es­pe­rar a que llue­va. Tam­bién hay una ne­ce­si­dad de apli­car pro­duc­to pa­ra la pro­tec­ción de cul­ti­vos, don­de a tra­vés del uso de tec­no­lo­gía pa­ra la apli­ca­ción se ha­ce más efi­cien­te el pro­ce­so. To­dos es­tos son fac­to­res son fun­da­men­ta­les, ya que sin la tec­no­lo­gía el agri­cul­tor no po­dría con­se­guir un ma­yor ren­di­mien­to en su pro­duc­ción”, de­ta­lla Ma­rio Nu­fio, Ge­ren­te de Mer­ca­deo.

Y es que con las nue­vas tec­no­lo­gías lo que se bus­ca es com­ple­men­tar el pro­ce­so que nor­mal­men­te se tie­ne en es­te ru­bro a tra­vés de la re­co­lec­ción de da­ta. Por ejem­plo, ex­pli­ca Nu­fio, al ge­ne­rar in­for­ma­ción so­bre un cam­po se de­ben con­si­de­rar va­rian­tes co­mo la dis­po­ni­bi­li­dad de hu­me­dad en el sue­lo, cli­ma, nu­tri­ción y si la plan­ta lle­va un pro­ce­so nor­mal, si no es­tá fal­tan­te de na­da, si hay al­gún ti­po de ata­que de en­fer­me­dad o pla­ga, en­tre otras co­sas. “To­do es­te ti­po de in­for­ma­ción nos ge­ne­ra da­ta en re­la­ción a lo que se es­tá ha­cien­do en el cam­po”, in­di­ca el di­rec­ti­vo, quien re­co­no­ce que en paí­ses co­mo Gua­te­ma­la, aún no es co­mún uti­li­zar big da­ta pa­ra me­jo­rar los pro­ce­sos en sí. “To­da­vía es muy li­mi­ta­da la dis­po­ni­bi­li­dad que te­ne­mos de la tec­no­lo­gía pa­ra la re­co­lec­ción de da­tos. Por es­to Fo­ra­gro bus­ca par­ti­ci­par a tra­vés de he­rra­mien­tas, co­mo el sen­sor de hu­me­dad pa­ra rie­go, que pue­de ser­vir­le a un agri­cul­tor pa­ra po­der em­pe­zar a dis­po­ner de la in­for­ma­ción y to­mar de­ci­sio­nes”, agre­ga. Asi­mis­mo, cons­cien­tes de las li­mi­tan­tes que hay en la ge­ne­ra­ción de in­for­ma­ción y su al­ma­ce­na­mien­to, Fo­ra­gro ha op­ta­do por la in­cor­po­ra­ción de Mi­cro­soft Dy­na­mics 365, una he­rra­mien­ta que per­mi­te re­co­pi­lar más in­for­ma­ción del ne­go­cio pa­ra po­der em­pe­zar a bus­car so­lu­cio­nes que se aco­plen a la he­rra­mien­ta, “mu­cho más ali­nea­dos a la vi­sión que tie­ne Mi­cro­soft de la agri­cul­tu­ra fu­tu­ra, en la cual es­ta­mos bus­can­do que esa big da­ta que se ge­ne­ra nos per­mi­ta ofre­cer ca­da vez me­jo­res pro­duc­tos y me­jo­res so­lu­cio­nes”, re­fie­re Nu­fio.

Pro­duc­tos a la me­di­da

Ac­tual­men­te Fo­ra­gro di­ri­ge la apli­ca­ción de nue­vas tec­no­lo­gías prin­ci­pal­men­te a la ofer­ta de pro­duc­tos pa­ra pro­tec­ción de cul­ti­vos, tra­ba­jan­do con mez­clas de ac­ti­vos que le per­mi­ten di­fe­ren­ciar­se y dar­le al agri­cul­tor una he­rra­mien­ta que no hay en el mer­ca­do, a tra­vés de tec­no­lo­gía en for­mu­la­cio­nes a la me­di­da, y la bús­que­da de re­sul­ta­dos es­pe­cí­fi­cos pa­ra sus cul­ti­vos. “Tam­bién uti­li­za­mos la tec­no­lo­gía pa­ra me­jo­rar nues­tra pro­pues­ta, uti­li­zan­do gra­nu­la­dos in­no­va­do­res, prin­ci­pal­men­te pa­ra la apli­ca­ción de pro­duc­tos al sue­lo en cul­ti­vos co­mo ba­nano y ca­ña, que son de ex­ten­sión. Nues­tros gra­nu­la­dos se di­fe­ren­cian en que no ge­ne­ran pol­vo, no flo­tan cuan­do hay la­va­do por llu­via y ofre­cen una apli­ca­ción ho­mo­gé­nea del in­gre­dien­te ac­ti­vo por su ca­rac­te­rís­ti­ca es­fé­ri­ca ofre­cien­do así for­mu­la­cio­nes más es­pe­cia­li­za­das”, en­fa­ti­za el Ge­ren­te de Mer­ca­deo.

Asi­mis­mo, las in­no­va­cio­nes tec­no­ló­gi­cas

de Fo­ra­gro son pal­pa­bles en su pro­pues­ta de pro­duc­tos en pol­vo, los cua­les vie­nen en bol­sas hi­dro­so­lu­bles a la me­di­da, con la do­si­fi­ca­ción exac­ta pa­ra evi­tar que el agri­cul­tor co­me­ta erro­res en la apli­ca­ción. Con es­to tam­bién se re­du­ce la exposición del agri­cul­tor al pro­duc­to, en­tre otros mu­chos be­ne­fi­cios.

To­das es­tas in­no­va­cio­nes re­sul­tan re­le­van­tes en una re­gión en la que la im­ple­men­ta­ción de nue­vas tec­no­lo­gías al ne­go­cio de la agri­cul­tu­ra ha re­sul­ta­do un pro­ce­so bas­tan­te len­to.

“To­da­vía no he­mos vis­to los fru­tos de to­do lo que la tec­no­lo­gía tie­ne que ofre­cer, por­que no se ha ge­ne­ra­li­za­do su uso de­bi­do a que la dis­po­ni­bi­li­dad es li­mi­ta­da. En paí­ses más desa­rro­lla­dos se ha ex­pe­ri­men­ta­do un au­ge más in­me­dia­to, mien­tras que en nues­tros paí­ses aún son es­fuer­zos ais­la­dos, don­de la ma­yo­ría de los agri­cul­to­res to­da­vía no ha te­ni­do ac­ce­so a la tec­no­lo­gía y aún es­tán le­jos de que exis­ta la po­si­bi­li­dad de que es­tos pro­duc­tos sean lo su­fi­cien­te­men­te ac­ce­si­bles pa­ra que ellos los pue­da uti­li­zar”, re­sal­ta Ma­rio Nu­fio. Sin em­bar­go, aun­que el re­to es gran­de, Fo­ra­gro no se de­tie­ne y en­fo­ca su mi­ra­da a gran­des me­tas. Pa­ra los di­rec­ti­vos, la ten­den­cia más im­por­tan­te pa­ra el 2019 en es­te ru­bro es la agri­cul­tu­ra de pre­ci­sión, un mo­vi­mien­to en el cual lo más im­por­tan­te es la ge­ne­ra­ción de la da­ta ne­ce­sa­ria pa­ra ha­cer los pro­ce­sos más efi­cien­tes.

“Si no­so­tros pen­sa­mos en agri­cul­tu­ra y cuá­les son los re­cur­sos que ne­ce­si­ta­mos, y lue­go a tra­vés de agri­cul­tu­ra de pre­ci­sión po­de­mos me­jo­rar la efi­cien­cia en el uso de és­tos, va­mos a ob­te­ner una ma­yor ren­ta­bi­li­dad de pro­duc­ción con un me­nor cos­to, o un me­nor uso de los mis­mos”, se­ña­la el en­car­ga­do del de­par­ta­men­to de mer­ca­deo, quien in­di­ca que en la agri­cul­tu­ra de pre­ci­sión se pue­den uti­li­zar des­de dro­nes has­ta sen­so­res, es de­cir, “cual­quier ele­men­to que nos ge­ne­re in­for­ma­ción y cu­yo uso pue­de re­sul­tar una ven­ta­ja im­por­tan­te”.

Sos­te­ni­bi­li­dad, eje vi­tal del ne­go­cio

El 2018, ade­más de re­pre­sen­tar su 30 aniver­sa­rio, mar­có el ini­cio de una eta­pa im­por­tan­te en la que el de­sa­rro­llo sos­te­ni­ble es el in­gre­dien­te prin­ci­pal. “La pa­la­bra cla­ve es sos­te­ni­bi­li­dad. En Fo­ra­gro cree­mos que to­dos po­de­mos con­vi­vir en el mis­mo me­dio sin afec­tar a na­die más, apor­tán­do­le de la me­jor ma­ne­ra po­si­ble”, ex­pre­sa Hu­go Nu­fio, Di­rec­tor Ge­ne­ral Por ello, ac­tual­men­te la com­pa­ñía tra­ba­ja en pro­yec­tos que pro­mue­ven el de­sa­rro­llo de una agri­cul­tu­ra sos­te­ni­ble, apo­yan­do al pro­duc­tor pa­ra ha­cer me­jor uso de los re­cur­sos li­mi­ta­dos dis­po­ni­bles. Pa­ra lo­grar es­to, la em­pre­sa tra­ba­ja ar­dua­men­te pa­ra con­se­guir for­mu­la­cio­nes es­pe­cia­les que brin­den me­jo­res re­sul­ta­dos, y ha in­tro­du­ci­do equi­pos de apli­ca­ción de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción, que con el mis­mo vo­lu­men per­mi­ten tra­ba­jar más área, ade­más de con­tar el in­no­va­dor pro­yec­to de sen­so­res de hu­me­dad. “Hoy en día, el te­ma del agua es el fac­tor li­mi­tan­te y Gua­te­ma­la y La­ti­noa­mé­ri­ca no son aje­nas a es­ta si­tua­ción. Nues­tros sen­so­res de hu­me­dad ayu­dan al agri­cul­tor pa­ra que pue­da de­ter­mi­nar, a tra­vés de su te­lé­fono ce­lu­lar, cuál es la hu­me­dad de su te­rreno en tiem­po real; y de­pen­dien­do de las pro­ba­bi­li­da­des de llu­via, de­ci­dir si es un buen mo­men­to pa­ra re­gar o si es po­si­ble es­pe­rar”, am­plía el Di­rec­tor. Por otro la­do, ha­ce al­gu­nos años Fo­ra­gro ini­ció un pro­yec­to de plás­ti­cos, ac­tual­men­te tam­bién in­clu­ye den­tro de su ofer­ta pro­duc­tos bio­de­gra­da­bles pa­ra la agri­cul­tu­ra. “Sa­be­mos que el uso de plás­ti­co es ne­ce­sa­rio pa­ra la agri­cul­tu­ra, así que nues­tro com­pro­mi­so es­tá en con­ti­nuar tra­ba­jan­do en ello”, re­fie­re Hu­go Nu­fio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.