Lla­man a pre­ser­var el agua

La po­bla­ción es par­te fun­da­men­tal pa­ra pro­te­ger las áreas de re­car­ga hí­dri­ca que abas­te­cen a la ciu­dad de Gua­te­ma­la.

Prensa Libre - - Perspectiva - Por Os­car Fer­nan­go García ogar­cia@pren­sa­li­bre.com.gt

Ex­per­tos ven fac­ti­ble res­ca­te y pro­tec­ción de ma­nan­tia­les.

La ciu­dad de Gua­te­ma­la aún de­be im­pul­sar es­tra­te­gias pa­ra con­ser­var los man­tos acuíferos que sur­ten a la ur­be, pues aún nos se afron­ta una cri­sis, y ex­per­tos afir­man que hay tiem­po pa­ra man­te­ner las re­car­gas hí­dri­cas.

Álex Gue­rra, di­rec­tor del Ins­ti­tu­to de Cam­bio Cli­má­ti­co, ma­ni­fes­tó que las ciu­da­des son las que tie­nen los re­tos más gran­des, por­que la po­bla­ción es­tá con­cen­tra­da y de­pen­de de los re­cur­sos hí­dri­cos de sus al­re­de­do­res.

Aña­dió que el cre­ci­mien­to po­bla­cio­nal ori­gi­na ma­yor ex­trac­ción del lí­qui­do de las fuentes sub­te­rrá­neas y a la vez cau­sa con­ta­mi­na­ción en las fuentes su­per­fi­cia­les co­mo ríos. “En el ca­so de Gua­te­ma­la, no se tra­ta el agua y los ríos de las zo­nas ur­ba­nas es­tán con­ta­mi­na­dos y no se pue­den usar pa­ra dar­le agua a la gen­te”, se­ña­ló el ex­per­to.

Re­sal­tó que se de­ben to­mar ac­cio­nes ur­gen­tes pa­ra re­ver­tir las con­se­cuen­cias en el fu­tu­ro, por lo que ha­ce fal­ta un plan hí­dri­co na­cio­nal.

Gue­rra des­ta­có que, aun­que no se cuen­te con un plan na­cio­nal, las ciu­da­des pue­den im­ple­men­tar ac­cio­nes, co­mo tra­ba­jar jun­to con mu­ni­ci­pios ale­da­ños e in­cluir a los usua­rios del agua y em­pre­sas.

“Lo pri­me­ro es que el usua­rio se­pa de dón­de vie­ne el agua pa­ra con­cien­ciar­lo, aho­rre y es­té al día en sus cuo­tas. Tam­bién se de­be con­tri­buir con cui­dar los bos­ques, evi­tar fu­gas y usar el agua de llu­via en lu­ga­res ur­ba­nos”, ex­pli­có.

HAY ES­PE­RAN­ZA

Gue­rra se­ña­ló que los ríos es­tán con­ta­mi­na­dos, pe­ro no a ni­vel ca­tas­tró­fi­co, aun­que acla­ró que en el ca­so de los ríos Villalobos, Pla­ta­ni­tos y Las Va­cas la con­ta­mi­na­ción es fuer­te. “To­da­vía es­ta­mos en po­si­bi­li­da­des de que se re­cu­pe­ren, pe­ro hay que tra­tar al agua”, ex­pre­só.

Gue­rra di­jo que la es­ca­sez del lí­qui­do hay que ver­la de dos ma­ne­ras: la pri­me­ra, por­que dis­mi­nu­yen las fuentes, y la se­gun­da, por ríos cer­ca­nos a las ca­sas, pe­ro con­ta­mi­na­dos.

María José Itur­bi­de, directora eje­cu­ti­va de Fun­da­ción pa­ra la Con­ser­va­ción del Agua de la Re­gión Me­tro­po­li­ta­na de Gua­te­ma­la, ex­pli­có que la si­tua­ción del agua en la ciu­dad de Gua­te­ma­la es com­ple­ja, pues los ba­rran­cos son los úni­cos lu­ga­res pa­ra tra­ba­jar en la re­car­ga hí­dri­ca. Aña­dió que, se­gún es­tu­dios, se ex­trae agua sie­te ve­ces más de lo que el sue­lo pue­de ab­sor­ber, lo que se po­dría com­pli­car la si­tua­ción a cor­to pla­zo.

La ex­per­ta des­ta­có que hay que to­mar en cuen­ta el au­men­to de cons­truc­cio­nes co­mo edi­fi­cios que al­ber­gan a cien­tos de per­so­nas, que a lar­ga las zo­nas ver­des se han con­ver­ti­do en áreas im­per­mea­bi­li­za­das.

Itur­bi­de re­cor­dó que la re­si­lien­cia es la ca­pa­ci­dad de una ciu­dad de re­cu­pe­rar­se an­te desas­tres. “To­da­vía no he­mos lle­ga­do a ese desas­tre, to­da­vía te­ne­mos agua, aun­que hay es­ca­sez”, ma­ni­fes­tó.

Aña­dió que se de­be coor­di­nar con las par­tes in­vo­lu­cra­das en el te­ma pa­ra plan­tear soluciones co­mo el cul­ti­vo de agua en edi­fi­cios. Agre­gó que se­gún es­ta­dís­ti­cas, el sec­tor do­mi­ci­liar es uno los ma­yo­res con­su­mi­do­res del lí­qui­do, por lo que se de­ben cam­biar há­bi­tos pa­ra no des­per­di­ciar el agua.

Ara­cely Mar­tí­nez, directora de la Maes­tría en Desa­rro­llo de la UVG, di­jo que el te­ma del agua es res­pon­sa­bi­li­dad de to­dos des­de la par­te so­cial y am­bien­tal.

Agre­gó que el abas­te­ci­mien­to es el re­to ur­bano y ru­ral, por lo que se de­be tra­ba­jar pa­ra que to­dos ten­gan ac­ce­so al agua.

Los ex­per­tos fue­ron con­sul­ta­dos du­ran­te el Quin­to Con­gre­so de Es­tu­dios del Desa­rro­llo de­no­mi­na­do Pers­pec­ti­vas so­bre el agua, ru­tas pa­ra la agen­da 2030, or­ga­ni­za­do por la Maes­tría en Desa­rro­llo de la UVG, con el apo­yo del Ob­ser­va­to­rio Eco­nó­mi­co Sos­te­ni­ble de la Agen­cia de los Es­ta­dos Uni­dos pa­ra el Desa­rro­llo In­ter­na­cio­nal.

“Cui­de­mos el agua y vi­gi­le­mos que otros la cui­den, pa­ra me­jo­rar la ges­tión del re­cur­so hí­dri­co”. Ara­cely Mar­tí­nez, directora de la Maes­tría en Desa­rro­llo de la UVG

FO­TO PREN­SA LIBRE

FO­TO: HE­ME­RO­TE­CA PL

Aun­que es­tá con­ta­mi­na­do, el río Acei­tuno abas­te­ce a unos 400 mil ve­ci­nos de las zo­nas 24, 25, 17 y par­te de la 18, lue­go que el agua es tra­ta­da en una plan­ta po­ta­bi­li­za­do­ra de Em­pa­gua.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.