Tra­di­ción, di­ver­sión y fe

Las pi­ña­tas en es­ta épo­ca re­pre­sen­tan es­pe­ran­za.

Prensa Libre - - Buena Vida - Por Re­na­to Mar­tí­nez rmar­ti­[email protected]­te­vi­sion.com

La pi­ña­ta es más que un sen­ti­do de ce­le­bra­ción en es­tos días, por­que tras­cien­de a lo es­pi­ri­tual cuan­do se tra­ta es­pe­cí­fi­ca­men­te de aque­llo re­la­cio­na­do con épo­cas que mar­can a fie­les cre­yen­tes du­ran­te di­ciem­bre y enero.

La pi­ña­ta fue im­por­tan­te para la evan­ge­li­za­ción; por ejem­plo, la com­pues­ta en for­ma de es­tre­lla y con sie­te pi­cos. Ca­da uno re­pre­sen­ta un pe­ca­do ca­pi­tal y por eso es que se quie­bran para rom­per la mal­dad re­pre­sen­ta­da en ca­da pi­co.

Cuan­do se rom­pe la pi­ña­ta —su ba­se es la olla de ba­rro— sa­len los dul­ces que re­pre­sen­tan la gra­cia, co­men­ta Mi­guel Ál­va­rez, cro­nis­ta de la ciudad de Gua­te­ma­la.

Para Ál­va­rez, uno de los gran­des apor­tes de las pi­ña­tas gua­te­mal­te­cas ha si­do el per­so­na­je del dia­blo para que­mar­lo el 7 de di­ciem­bre. Y tam­bién lle­ga San­ta Claus, el hom­bre de nie­ve y to­dos aque­llos aso­cia­dos con la fan­ta­sía na­vi­de­ña. Pe­ro se man­tie­ne la an­ces­tral es­tre­lla.

“La es­tre­lla de sie­te pi­cos Ca­da pi­co de la pi­ña­ta con for­ma de es­tre­lla re­pre­sen­ta los sie­te pe­ca­dos ca­pi­ta­les.

tam­bién re­cuer­da la ve­ni­da de Je­sús al mundo y es el ca­mino de la fes­ti­vi­dad en la con­ver­sión del ser hu­mano”, di­ce Ál­va­rez.

UN PO­CO DE HIS­TO­RIA

El his­to­ria­dor co­men­ta que el ori­gen de la pi­ña­ta es muy an­ti­guo. Su crea­ción fue el Chi­na y fue des­cu­bier­ta por Mar­co Polo cuan­do hi­zo sus vi­si­tas a Asia. Mar­co Polo fue un via­je­ro ve­ne­ciano, cé­le­bre por los re­la­tos que se le Va­rie­dad de per­so­na­jes alu­si­vos a la épo­ca na­vi­de­ña son so­li­ci­ta­dos en es­tos días.

atri­bu­yen so­bre el via­je a Asia Orien­tal.

Cuan­do re­gre­só Mar­co Polo a Ve­ne­cia, Ita­lia, tra­jo la no­ve­dad de lo que vio en Asia y por ello lle­vó a su país las pi­ña­tas.

Otro de los as­pec­tos cu­rio­sos de la ar­te­sa­nía es la re­fe­ren­cia que tu­vo res­pec­to de las ollas de ba­rro, las cua­les se guar­da­ban y se que­bra­ban para al­gu­na fes­ti­vi­dad en es­pe­cial y es es­ta la ra­zón por la que la pa­la­bra pi­ña­ta es­tá aso­cia­da a El Grinch es otra de las pi­ña­tas más com­pra­das en es­ta épo­ca, se­gún cuen­tan los ven­de­do­res.

FOTO PREN­SA LI­BRE: RE­NA­TO MAR­TÍ­NEZ

FO­TOS PREN­SA LI­BRE: RE­NA­TO MAR­TÍ­NEZ

FOTO PREN­SA LI­BRE: RE­NA­TO MAR­TÍ­NEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.