MU­NI­CI­PIO AGI­LI­ZA NU­TRI­CIÓN

Son 2.5 mi­llo­nes de niños que re­ci­bi­rán pro­duc­tos por Q60, que equi­va­le a 15 días de ali­men­ta­ción es­co­lar, du­ran­te la cri­sis del covid-19.

Prensa Libre - - Portada - Por Ana Lu­cía Ola y Raúl Juá­rez ao­[email protected]­sa­li­bre.com.gt

Ví­ve­res pa­ra que los padres den a sus hi­jos la re­fac­ción es­co­lar du­ran­te la suspensión son re­par­ti­dos en Si­bi­lia, Quet­zal­te­nan­go

Quet­zal­te­nan­go es uno de los pri­me­ros de­par­ta­men­tos donde los niños ya re­ci­ben los ví­ve­res que equi­va­len a 15 días de re­fac­ción, mien­tras que en la ca­pi­tal la dis­tri­bu­ción co­men­za­rá la pró­xi­ma se­ma­na.

Trans­for­mar los re­cur­sos de ali­men­ta­ción es­co­lar en bol­sas de ví­ve­res pa­ra los alum­nos, du­ran­te la suspensión de cla­ses por el covid-19, es una de las es­tra­te­gias gu­ber­na­men­ta­les pa­ra re­du­cir el im­pac­to de una cri­sis que, en el ca­so de la edu­ca­ción, gol­pea a más de 4.1 mi­llo­nes de es­tu­dian­tes.

“No ha si­do fá­cil te­ner que de­cir que los niños de­jen de ir a la es­cue­la, por­que lo pri­me­ro que me vino a la men­te fue: ¿qué van a co­mer? Si muchos de ellos ape­nas co­men lo que en las es­cue­las se les da. Ha si­do una es­pe­cie de car­go de conciencia el sus­pen­der las cla­ses”, ex­pre­só ayer en con­fe­ren­cia de pren­sa el presidente Ale­jan­dro Giam­mat­tei.

Son 2.5 mi­llo­nes de es­tu­dian­tes del sec­tor pú­bli­co que es­tán incluidos en el programa de ali­men­ta­ción es­co­lar, y es a tra­vés de las Or­ga­ni­za­cio­nes de Padres de Fa­mi­lia (OPF) que se ges­tio­nó, con el aval de la Con­tra­lo­ría Ge­ne­ral de Cuen­tas, que se pu­die­ra com­prar pro­duc­to y en­tre­gar­lo a gra­nel a las fa­mi­lias.

Por cada niño se da­rán pro­duc­tos por Q60, que equi­va­len a 15 días de ali­men­ta­ción es­co­lar -son Q4 dia­rios por alumno-.

Las OPF re­ci­bie­ron tres su­ge­ren­cias de me­nús en­tre los cua­les pueden ele­gir uno, pa­ra com­prar los ví­ve­res, se­gún las ne­ce­si­da­des y per­ti­nen­cia cul­tu­ral de las co­mu­ni­da­des.

El trabajo debe ha­cer­se en coor­di­na­ción con los di­rec­to­res de los es­ta­ble­ci­mien­tos edu­ca­ti­vos.

Son al­re­de­dor de 11 li­bras de pro­duc­tos no pe­re­ce­de­ros los que fi­gu­ran en cada op­ción, en­tre ellos fri­jol ne­gro, arroz, ha­ri­na for­ti­fi­ca­da, azú­car, ha­ri­na de maíz nix­ta­ma­li­za­da, pas­ta y ave­na.

PRO­TO­CO­LO DE EN­TRE­GA

Pa­ra re­par­tir los ali­men­tos, las OPF re­ci­bie­ron una guía con el fin evi­tar las aglo­me­ra­cio­nes en las es­cue­las, los pun­tos en donde los padres de­ben acu­dir por la do­ta­ción de sus hi­jos.

Quie­nes re­co­jan los ali­men­tos de­ben fir­mar un for­mu­la­rio en el cual ha­ga cons­tar que re­ci­bie­ron los ví­ve­res, pa­ra cum­plir con la ren­di­ción de cuen­tas a la Con­tra­lo­ría.

“Es­ta­mos si­guien­do una es­tra­te­gia lla­ma­da De Afue­ra Ha­cia Aden­tro, em­pe­zan­do des­de el in­te­rior del país, donde más ne­ce­si­dad hay”, in­di­có Giam­mat­tei.

EL PRI­ME­RO EN LA LIS­TA Si­bi­lia fue el pri­mer mu­ni­ci­pio de Quet­zal­te­nan­go donde ayer co­men­zó a en­tre­gar­se las bol­sas con ali­men­tos a 24 cen­tros edu­ca­ti­vos.

“Se ha or­ga­ni­za­do con los di­rec­to­res es­ta en­tre­ga y ya se tie­ne to­do cu­bier­to; so­lo fal­tan al­gu­nas es­cue­las, por­que tu­vi­mos di­fi­cul­tad con los pro­vee­do­res. Los padres de fa­mi­lia son los en­car­ga­dos de lle­var to­do el pro­ce­so y con­vo­car a la en­tre­ga”, ex­pli­có Ai­dan Or­dó­ñez, coordinado­r dis­tri­tal del mu­ni­ci­pio.

En la es­cue­la Vega Na­za­reth, de Si­bi­lia, se re­par­tie­ron 111 bol­sas pa­ra los alum­nos de pri­ma­ria y 54 pa­ra los de pre­pri­ma­ria. La directora, Glen­da Ba­rrios, con­vo­có a los padres de fa­mi­lia por vía te­le­fó­ni­ca y men­sa­jes de tex­to.

“Es muy im­por­tan­te es­ta en­tre­ga. Sa­be­mos que aho­ra hay padres que no es­tán tra­ba­jan­do por la si­tua­ción de emer­gen­cia del país y es­to ayu­da mu­cho”, ma­ni­fes­tó Mer­ce­des Gra­ma­jo, in­te­gran­te de la OPF de la es­cue­la.

En Si­bi­lia se es­pe­ra ter­mi­nar hoy con la en­tre­ga, pa­ra dar ini­cio con la dis­tri­bu­ción en Olin­te­pe­que y Sal­ca­já.

RE­TOS EN LA CA­PI­TAL

El mar­tes por la no­che, los di­rec­to­res y las OPF co­men­za­ron a re­ci­bir los me­nús, las guías de com­pra y dis­tri­bu­ción de ali­men­tos, por lo que or­ga­ni­zar­se pa­ra ad­qui­rir los pro­duc­tos, ase­gu­ran, les lle­va­rá tiem­po.

En una es­cue­la de la zo­na 18, por ejem­plo, han te­ni­do di­fi­cul­tad pa­ra com­prar la ha­ri­na de maíz nix­ta­ma­li­za­da, pues ne­ce­si­tan 100 li­bras pa­ra los 500 es­tu­dian­tes ins­cri­tos, y el pro­vee­dor no las ha con­se­gui­do.

Ade­más, algunos in­te­gran­tes de las OPF se re­sis­ten a co­la­bo­rar, pues te­men con­ta­giar­se con el covid-19. Es por ello que la directora, ade­más del pro­to­co­lo de seguridad es­ta­ble­ci­do por el Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción, pe­di­rá a los padres que lle­ven su pro­pio la­pi­ce­ro pa­ra fir­mar la ho­ja de re­ci­bi­do, que acu­dan con ca­mi­sa de man­ga lar­ga, guan­tes y mas­ca­ri­lla, por su pro­pia pro­tec­ción, y que lo ha­gan so­los, pa­ra evi­tar ex­po­ner a los niños.

En otro es­ta­ble­ci­mien­to ya lograron or­ga­ni­zar­se y es­tán con­tac­tan­do a los padres de fa­mi­lia vía te­le­fó­ni­ca y por What­sApp pa­ra ci­tar­los a re­ci­bir los ali­men­tos. Tam­bién se co­lo­có un avi­so a las afueras de la es­cue­la pa­ra in­for­mar de la en­tre­ga. La dis­tri­bu­ción en la ca­pi­tal co­men­za­rá a par­tir de la pró­xi­ma se­ma­na.

FOTO PREN­SA LI­BRE: RAÚL JUÁ­REZ

FOTO PREN­SA LI­BRE: RAÚL JUÁ­REZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.