El es­cri­tor y el ci­neas­ta

Pu­bli­can un en­sa­yo iné­di­to de Car­los Fuen­tes so­bre la vi­da de Bu­ñuel que de­mues­tra su in­fluen­cia en la re­vo­lu­ción del 68.

Revista D - - CULTURA -

La Fun­da­ción Ban­co Santander pre­sen­tó en Madrid Luis Bu­ñuel o la mi­ra­da de la Me­du­sa, un en­sa­yo in­con­clu­so, un li­bro iné­di­to del es­cri­tor Pre­mio Cer­van­tes Car­los Fuen­tes (1928-2012), con el que di­sec­cio­na la vi­da y obra del ci­neas­ta (1900-1983) en­sal­zan­do su pa­pel —des­co­no­ci­do has­ta el mo­men­to— co­mo fi­gu­ra cla­ve en el ima­gi­na­rio co­lec­ti­vo de la re­vo­lu­ción del 68 y en el boom ibe­roa­me­ri­cano.

“Es la mejor apro­xi­ma­ción que se ha he­cho de Bu­ñuel has­ta el mo­men­to”, de­cla­ra el in­ves­ti­ga­dor Ja­vier He­rre­ra, quien fue el en­car­ga­do de ilu­mi­nar el ma­nus­cri­to de Fuen­tes, ocul­to en la Uni­ver­si­dad de Princeton, y, a tra­vés de un “tra­ba­jo de­tec­ti­ves­co” de más de un año, or­de­nar­lo “tal y co­mo el es­cri­tor hu­bie­ra que­ri­do que lle­ga­ra a los lec­to­res”.

De es­te mo­do, y tras un aná­li­sis textual “mi­li­mé­tri­co” co­te­jan­do to­das las par­tes, He­rre­ra en­con­tró que la ma­yor par­te de los pá­rra­fos no ha­bían si­do pu­bli­ca­dos.

He­rre­ra di­ce que a tra­vés de pe­lí­cu­las co­mo El Án­gel ex­ter­mi­na­dor, Tie­rra sin pan, Los ol­vi­da­dos o Be­lle de jour, Bu­ñuel to­ca­ba te­mas uni­ver­sa­les co­mo la mi­se­ria, el ra­cis­mo, la de­lin­cuen­cia juvenil en los su­bur­bios, la pros­ti­tu­ción o la pe­de­ras­tia.

Ade­más, el li­bro es­tá ade- re­za­do con un apén­di­ce de 15 car­tas iné­di­tas, cru­za­das en­tre 1966 y 1972, que ilus­tran el con­tex­to de la obra y dan fe de las re­la­cio­nes de amis­tad que es­ta­ble­cie­ron el es­cri­tor y el ci­neas­ta, y que mues­tran “la pro­fun­di­dad de pen­sa­mien­to de Bu­ñuel”.

Se­gún re­la­ta He­rre­ra, el pro­yec­to co­men­zó en 1952, cuan­do Fuen­tes vio la pe­lí­cu­la Los ol­vi­da­dos, mien­tras tra­ba­ja­ba co­mo crí­ti­co de ci­ne en un pe­rió­di­co en México.

Así, la ad­mi­ra­ción de Fuen­tes por Bu­ñuel fue acre­cen­tán­do­se has­ta pro­du­cir­se un en­cuen­tro en Pa­rís en 1966 con el es­treno de La edad de oro, pro­du­ci­da en 1930 y prohi­bi­da en aquel mo­men­to, don­de el es­cri­tor ca­yó en la cuen­ta de que “to­do so­bre lo que ha­bla­ba Bu­ñuel 37 años atrás es­ta­ba su­ce­dien­do en aquel mo­men­to”.

“Es­to es lo que hi­zo que Fuen­tes qui­sie­ra es­cri­bir el en­sa­yo. A par­tir de ese mo­men­to re­dac­tó un ar­tícu­lo des­cri­bien­do que aque­llos que veían la pe­lí­cu­la eran los hip­pies y los jó­ve­nes per­te­ne­cien­tes al mo­vi­mien­to con­tra­cul­tu­ral y re­vo­lu­cio­na­rio”, co­men­ta He­rre­ra.

Por ello, Fuen­tes es­ta­ble­ce una re­la­ción en­tre el ci­neas­ta y el mo­vi­mien­to del 68, ale­gan­do que Bu­ñuel, de ma­ne­ra im­plí­ci­ta, cri­ti­ca la so­cie­dad de con­su­mo “to­can­do en el ner­vio” y no “en la epi­der­mis”.

En es­te con­tex­to, He­rre­ra aña­de que el ci­neas­ta era “un re­vo­lu­cio­na­rio teó­ri­co” pues­to que siem­pre huía de to­da “con­fron­ta­ción bé­li­ca”.

“Fuen­tes es­cri­bió la obra exac­ta­men­te igual que si se tra­ta­se de una pe­lí­cu­la de Bu­ñuel. Es li­te­ra­tu­ra fue­ra de se­rie, va es­cri­bien­do con­for­me le van sa­lien­do las co­sas”, re­cal­ca He­rre­ra.

Fo­to: DPA

Car­los Fuen­tes, Luis Bu­ñuel y Silvia Lemus en una ima­gen a fi­na­les de los se­sen­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.