CIU­DA­DA­NAS POR FIN

El de­re­cho a ele­gir y ser elec­ta a tra­vés del vo­to les fue otor­ga­do a las gua­te­mal­te­cas du­ran­te la Re­vo­lu­ción de Oc­tu­bre de 1944.

Revista D - - PORTADA - Por Ro­ber­to Vi­lla­lo­bos Via­to

Al caer la dic­ta­du­ra de Jor­ge Ubi­co, y des­pués del efí­me­ro man­da­to de Fe­de­ri­co Pon­ce Vai­des, so­bre­vino la Re­vo­lu­ción del 20 de Oc­tu­bre de 1944; con ella, arri­ba­ron los vien­tos de cam­bio.

En­tre las gran­des trans­for­ma­cio­nes es­tu­vo la in­clu­sión de la mu­jer en los pro­ce­sos elec­to­ra­les, al­go que era im­pen­sa­ble a prin­ci­pios del si­glo XX. In­clu­so, pa­ra que tu­vie­ran de­re­cho al vo­to hu­bie­ron de pa­sar mu­chas co­sas en otras par­tes del mun­do y, pa­ra ello, hay que tras­la­dar­se a los mo­vi­mien­tos so­cia­les de fi­na­les del si­glo XIX en Nue­va Ze­lan­da, que en 1893 se con­vir­tió en el pri­mer país en re­co­no­cer el su­fra­gio fe­me­nino, a lo cual se su­ma­ron Aus­tra­lia (1902), Fin­lan­dia (1906), No­rue­ga (1913) y la ex­tin­ta Unión So­vié­ti­ca (1917).

Uno de los he­chos so­bre­sa­lien­tes su­ce­dió en el Reino Uni­do ha­ce una cen­tu­ria. Pa­ra que se les per­mi­tie­ra ejer­cer el vo­to, las bri­tá­ni­cas lla­ma­ron la aten­ción pú­bli­ca con ma­ni­fes­ta­cio­nes, huel­gas de ham­bre o en­ca­de­nán­do­se fren­te al

Fo­to: Fo­to­te­ca Gua­te­ma­la Cir­ma

Fo­to: He­me­ro­te­ca PL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.