ADIÓS A LA TIE­RRA

Las pre­dic­cio­nes del doc­tor en fí­si­ca Mi­chio Ka­ku in­di­can que los te­rrí­co­las vi­vi­re­mos en otros pla­ne­tas.

Revista D - - ASÍ LO VIVÍ - Por Da­niel Ga­li­lea

¿

Có­mo evo­lu­cio­na­rán la ci­vi­li­za­ción y el mun­do en los pró­xi­mos cien­tos de años? Las pre­dic­cio­nes son muy di­fí­ci­les y más cuan­do son de un fu­tu­ro a tan lar­go pla­zo, pe­ro el fí­si­co y di­vul­ga­dor cien­tí­fi­co Mi­chio Ka­ku (San Jo­sé, Ca­li­for­nia, EE. UU. 1947) con­si­de­ra que pue­de au­men­tar la cer­te­za de lo que se va­ti­ci­na es­tu­dian­do y to­man­do co­mo pun­to de par­ti­da la cien­cia y la tec­no­lo­gía.

El doc­tor Ka­ku es uno de los cien­ti­fi­cos más im­por­tan­tes del mun­do y co­fun­da­dor de la teo­ría del cam­po de cuer­das (String Field Theory o SFT, en in­glés) una ra­ma de la teo­ría de cuer­das, un mo­de­lo se­gún el cual las par­tí­cu­las ma­te­ria­les se­rían es­ta­dos vi­bra­cio­na­les de un ob­je­to ex­ten­di­do más bá­si­co lla­ma­do ‘hi­lo’ o ‘cuer­da’, en un uni­ver­so con mu­chas más que tres di­men­sio­nes.

Su ob­je­ti­vo es com­ple­tar la bús­que­da que co­men­zó Al­bert Eins­tein pa­ra unir las cua­tro fuer­zas fun­da­men­ta­les de la na­tu­ra­le­za: la fuer­za fuer­te, la fuer­za dé­bil, la gra­ve­dad y el elec­tro­mag­ne­tis­mo en una so­la gran teo­ría uni­fi­ca­da del to­do, se­gún de­cla­ra en su web ofi­cial (http://mka­ku.org).

¿QUÉ SE­RÁ VIA­BLE?

“En mu­chí­si­mas oca­sio­nes se ha ase­gu­ra­do que al­go es im­po­si­ble, pe­ro una o va­rias dé­ca­das des­pués se ha de­mos­tra­do su via­bi­li­dad”, se­ña­la el cien­tí­fi­co, cu­yas afir­ma­cio­nes so­bre el increíble mun­do de cien­cia fic­ción en el que vi­vi­re­mos den­tro de años se ba­san en avan­ces tec­no­ló­gi­cos que ya exis­ten.

Ka­ku con­si­de­ra que ex­tra­po­lar al fu­tu­ro los úl­ti­mos avan­ces, es de­cir, lo que aho­ra es po­si­ble, per­mi­te tra­zar una ho­ja de ru­ta de lo que po­dría­mos lle­gar a ser y ha­cer el día de ma­ña­na.

Es­te fí­si­co ins­tru­ye a los lec­to­res de sus li­bros y ar­tícu­los y a la au­dien­cia de sus vi­deos y con­fe­ren­cias en los co­no­ci­mien­tos y téc­ni­cas de es­te mo­men­to, abrien­do las puer­tas de la ima­gi­na­ción pa­ra pre­de­cir dón­de po­drían lle­var­nos den­tro de mil años.

Si­guien­do es­te mé­to­do, Ka­ku ex­plo­ra en su re­cien­te li­bro The Fu­tu­re of Hu­ma­nity (El fu­tu­ro de la Hu­ma­ni­dad) el pro­ce­so me­dian­te el cual nos ale­ja­re­mos gra­dual­men­te de nues­tro pla­ne­ta y desa­rro­lla­rá una ci­vi­li­za­ción sos­te­ni­ble en el es­pa­cio ex­te­rior, apro­ve­chan­do los pro­gre­sos en ma­te­ria de ro­bó­ti­ca, in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, nanotecnología y bio­tec­no­lo­gía.

“Ka­ku pre­di­ce que ha­bi­ta­re­mos di­ver­sos pla­ne­tas, co­men­zan­do por Mar­te, cu­ya at­mós­fe­ra trans­for­ma­re­mos pa­ra ha­cer­lo ha­bi­ta­ble y con­ti­nua­re­mos nues­tra ex­pan­sión pa­ra asen­tar­nos en otros mun­dos uti­li­zan­do los as­te­roi­des y co­me­tas co­mo fuen­te de re­cur­sos mi­ne­ra­les”, se­ña­la Adam Frank, pro­fe­sor de As­tro­fí­si­ca en la Uni­ver­si­dad de Rochester (Nue­va York, EE.UU.).

HU­MA­NOS MO­DI­FI­CA­DOS

“Ka­ku ima­gi­na al­gu­nas de las fu­tu­ras ver­sio­nes de se­res hu­ma­nos que nos per­mi­ti­rían

via­jar a las es­tre­llas y a mun­dos más allá de nues­tro sis­te­ma so­lar, que en tér­mi­nos cós­mi­cos es so­lo el ba­rrio en el que se ha cria­do nues­tra es­pe­cie, y que son tan dis­tan­tes, que re­que­ri­ría si­glos lle­gar a las más pró­xi­mas”, aña­de Frank en su reseña del re­cien­te li­bro de Ka­ku pa­ra el fa­mo­so pe­rió­di­co The New York Ti­mes.

“Es­te fí­si­co ade­lan­ta que los se­res hu­ma­nos se­re­mos ca­pa­ces de al­te­rar nues­tro pro­pio di­se­ño bio­ló­gi­co y co­rre­gir la de­ca­den­cia pre­pro­gra­ma­da en nues­tras cé­lu­las, me­dian­te la in­ge­nie­ría ge­né­ti­ca pa­ra así apro­xi­mar­nos a la in­mor­ta­li­dad, per­mi­tien­do los vue­los es­pa­cia­les tri­pu­la­dos de muy lar­ga du­ra­ción”, se­gún Frank.

“In­clu­so po­drían ser in­ne­ce­sa­rias las na­ves es­pa­cia­les por­que nues­tra con­cien­cia se po­drá re­du­cir a una se­rie de pa­tro­nes de neu­ro­nas co­nec­ta­das en nuestros ce­re­bros, los cua­les se­rán co­di­fi­ca­dos, di­gi­ta­li­za­dos y tras­mi­ti­dos me­dian­te luz lá­ser a otros sis­te­mas es­te­la­res, don­de esa con­cien­cia co­di­fi­ca­da se des­car­ga­ría en má­qui­nas o en cuer­pos bio­ló­gi­cos”, aña­de.

Ka­ku, ade­más, se­gún mu­chos, es un tecno-op­ti­mis­ta que opina que hay fron­te­ras que so­lo he­mos co­men­za­do a ex­plo­rar, co­mo los via­jes es­pa­cia­les y los en­cuen­tros con ci­vi­li­za­cio­nes alie­ní­ge­nas avan­za­das.

“Me­dian­te la cien­cia y la tec­no­lo­gía hay po­cos lí­mi­tes que pue­dan o de­be­rían res­trin­gir­nos, y que con el tiem­po su­fi­cien­te po­dría­mos con­ver­tir­nos en dio­ses”, se­ña­la el pro­fe­sor Adams.

RIES­GOS Y VI­SIO­NES

Pe­ro en una en­tre­vis­ta con la re­vis­ta Fu­tu­rism, Ka­ku se re­fie­re al pre­sen­te más que al por­ve­nir, ad­vir­tien­do que la ame­na­za de los dro­nes mi­li­ta­ri­za­dos es ab­so­lu­ta y que “el úni­co pe­li­gro in­me­dia­to son las má­qui­nas de ma­tar au­to­má­ti­cas”, ya que un fu­tu­ro lleno los ro­bots es­ti­lo Ter­mi­na­tor ar­ma­dos con su­per­in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial es al­go que “no su­ce­de­rá du­ran­te otros cien años, así que no es­toy preo­cu­pa­do”, ase­gu­ra.

“Te­ne­mos dro­nes que un hu­mano su­per­vi­sa y al que le di­ce, ‘ma­ta ese ob­je­ti­vo’, pe­ro en el fu­tu­ro ese dron re­co­no­ce­rá la for­ma hu­ma­na y ten­drá per­mi­so pa­ra ma­tar al ob­je­ti­vo, y al­gún día po­dría vol­ver­se lo­co, su­frir un error o pro­du­cir­se un cor­to­cir­cui­to, y po­dría se­guir dis­pa­ran­do a esa for­ma hu­ma­na in­de­pen­dien­te­men­te de cual­quier ins­truc­ción”, ad­vier­te.

A con­ti­nua­ción, las pre­dic­cio­nes más lla­ma­ti­vas efec­tua­das por Ka­ku so­bre una va­rie­dad de te­mas y re­co­gi­das por Fu­tu­rism:

VI­DA EX­TRA­TE­RRES­TRE

“En es­te si­glo ha­re­mos con­tac­to con una ci­vi­li­za­ción alie­ní­ge­na es­cu­chan­do sus co­mu­ni­ca­cio­nes de ra­dio”.

IN­TE­LI­GEN­CIA AR­TI­FI­CIAL

“Las ta­reas sim­ples rea­li­za­das por hu­ma­nos es­tán mu­cho más allá de lo que un ro­bot pue­de ha­cer, pe­ro a me­di­da que pa­sen las dé­ca­das se vol­ve­rán tan in­te­li­gen­tes co­mo un ra­tón, lue­go una rata, lue­go un ga­to, un perro y un mono y, en ese pun­to, cer­ca del fi­nal del si­glo, po­drían vol­ver­se pe­li­gro­sos e in­clu­so re­em­pla­zar a los hu­ma­nos”.

ALIE­NÍ­GE­NAS

“Ne­ce­si­ta­mos una pó­li­za de se­gu­ro, un plan de res­pal­do. Los di­no­sau­rios no te­nían un pro­gra­ma es­pa­cial y es por eso hoy no es­tán aquí. Na­die di­ce que de­be­ría­mos aban­do­nar la Tie­rra e ir a Mar­te, pe­ro un asen­ta­mien­to en ese pla­ne­ta es una po­si­bi­li­dad de­fi­ni­ti­va”.

AU­TOS SIN CON­DUC­TOR

“Co­mo el trans­por­te se di­gi­ta­li­za­rá en la pró­xi­ma dé­ca­da los au­tos sin con­duc­tor guia­dos por GPS y ra­dar com­par­ti­rán nues­tras ca­rre­te­ras, y los ac­ci­den­tes de trá­fi­co y atas­cos se con­ver­ti­rán en tér­mi­nos ar­cai­cos, con lo que ca­da año se sal­va­rán mi­les de vi­das”.

Ka­ku ase­gu­ra que “los fí­si­cos son los úni­cos cien­tí­fi­cos que pue­den de­cir Dios y no son­ro­jar­se”.

Fo­to: Efe

Fo­to: Pi­xa­bay

Ka­ku ima­gi­na que po­dre­mos via­jar a las es­tre­llas y a mun­dos más allá de nues­tro sis­te­ma so­lar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.