ES­CE­NA­RIOS DE LA HIS­TO­RIA

Aún que­dan es­pa­cios abier­tos de ha­ce más de dos si­glos en el di­se­ño de da­me­ro de la Ciu­dad de Gua­te­ma­la.

Revista D - - PORTADA - Tex­to y fotos Jo­sé Luis Es­co­bar

Par­ques y plazas que fue­ron tra­za­das ha­ce más de dos si­glos en la Ciu­dad de Gua­te­ma­la.

Los atrios de los tem­plos ca­tó­li­co y al­gu­nas plazas del Cen­tro His­tó­ri­co ca­pi­ta­lino fue­ron im­por­tan­tes pa­ra el in­ter­cam­bio co­mer­cial y pa­ra las ac­ti­vi­da­des so­cia­les de la Gua­te­ma­la de los si­glos XVIIII, XIX y aún de co­mien­zos del XX.

Des­de su tra­zo, a fi­na­les de la dé­ca­da de 1770, la Nue­va Gua­te­ma­la de la Asun­ción con­tó con es­te ti­po de es­pa­cios que fun­cio­na­ron co­mo mer­ca­dos, lu­ga­res re­crea­ti­vos y pa­ra ob­te­ner agua. La Pla­za Cen­tral y la de San Fran­cis­co, así co­mo las pla­zue­las del Sa­gra­rio y San Se­bas­tián y los atrios de San­to Do­min­go y de la Pa­rro­quia de La Asun­ción, se su­ma­ron al Ce­rri­to del Carmen, que exis­tía des­de an­tes del tras­la­do de la ca­pi­tal.

Es­tos pun­tos se co­no­cie­ron des­pués co­mo par­ques y, más de dos si­glos des­pués, per­sis­ten en me­dio de la ur­be. Po­cos que­dan con la ve­ge­ta­ción su­fi­cien­te pa­ra ser con­si­de­ra­dos co­mo ta­les y hoy sus usos son dis­tin­tos, pe­ro si­guen sien­do vi­ta­les pa­ra el en­tre­te­ni­mien­to y el co­mer­cio in­for­mal.

“El ori­gen de los par­ques se en­cuen­tra en la pla­za de ar­mas, son una evo­lu­ción de di­cho con­cep­to y una am­plia­ción de los es­pa­cios abier­tos des­ti­na­dos al es­par­ci­mien­to de los ha­bi­tan­tes de las po­bla­cio­nes más o me­nos gran­des”, in­di­ca Jor­ge Ro­drí­guez en Las plazas, pla­zue­las y par­ques del ac­tual Cen­tro His­tó­ri­co de la Nue­va Gua­te­ma­la de la Asun­ción, su ori­gen y de­sa­rro­llo.

PÚ­BLI­CO

“El con­cep­to de los es­pa­cios

abier­tos de uso pú­bli­co sur­gió bá­si­ca­men­te de la ac­ti­vi­dad co­mer­cial y re­li­gio­sa. En Gua­te­ma­la fue­ron con­si­de­ra­dos ves­tí­bu­los pa­ra las igle­sias, ra­zón por la cual la ma­yo­ría se ubi­ca­ban en el Cen­tro His­tó­ri­co de la ciu­dad”, men­cio­na Evelyn Rey­na Cha­cón en Un sis­te­ma de par­ques pa­ra la ciu­dad de Gua­te­ma­la.

Es­te es­que­ma se im­ple­men­tó tam­bién en las al­deas cir­cun­ve­ci­nas que aún no se ha­bían in­te­gra­do al tra­zo ur­bano, por ejem­plo, Jo­co­te­nan­go, Ciu­dad Vie­ja y San­ta Mar­ta. El uso de es­tas áreas pa­ra la re­crea­ción popular, con­si­de­ra Rey­na Cha­cón, es el re­sul­ta­do de la Re­vo­lu­ción In­dus­trial ya que con an­te­rio­ri­dad los es­pa­cios ver­des eran pri­va­dos y ex­clu­si­vos de cier­tos sec­to­res. Las plazas, co­mo ta­les, eran pa­ra el in­ter­cam­bio co­mer­cial, tan­to en Eu­ro­pa co­mo en Amé­ri­ca.

La Re­vo­lu­ción In­dus­trial ocu­rrió a me­dia­dos del si­glo XIX y tra­jo la ne­ce­si­dad de uti­li­zar el con­cep­to de jar­di­nes pri­va­dos a los am­bien­tes pú­bli­cos pa­ra con­tra­rres­tar la den­si­fi­ca­ción de la po­bla­ción en las áreas ur­ba­nas

“Su adap­ta­ción en Gua­te­ma­la fue di­rec­ta­men­te pa­ra uso pú­bli­co. Con di­se­ños to­tal­men­te si­mé­tri­cos y rec­ti­lí­neos in­fluen­cia­dos fuer­te­men­te por la pers­pec­ti­va y el pun­to fo­cal con­cén­tri­co, tal es el ca­so de los par­ques Gó­mez Ca­rri­llo, San­ta Ca­ta­ri­na y Co­lón, es­te úl­ti­mo con va­ria­cio­nes, ya que ini­cial­men­te se en­con­tra­ba el Tea­tro Co­lón”, aco­ta Rey­na Cha­cón.

RE­FU­GIOS

Los par­ques del casco an­ti­guo y al­gu­nos te­rre­nos des­po­bla­dos fue­ron esen­cia­les al ser­vir co­mo cam­pa­men­tos pa­ra quie­nes per­die­ron su ho­gar en los di­fe­ren­tes te­rre­mo­tos del si­glo XIX y XX.

“Los mo­nu­men­tos, es­ta­tuas y bus­tos fue­ron cer­ce­na­dos, los jar­di­nes prác­ti­ca­men­te de­sa­pa­re­cie­ron ba­jo las tien­das de cam­pa­ña y las ban­cas fue­ron que­bra­das pa­ra uti­li­zar las pie­zas de ce­men­to co­mo te­na­mas­tes al mo­men­to de co­ci­nar los ali­men­tos, es­to pro­vo­có que ver­da­de­ras jo­yas de la ar­qui­tec­tu­ra y de la es­cul­tu­ra se per­die­ran irre­me­dia­ble­men­te”, re­sal­ta Rey­na Cha­cón.

Fo­to: Juan Re­yes, del Club Fo­to­grá­fi­co de Gua­te­ma­la

Fo­to: He­me­ro­te­ca PL

El as­pec­to ac­tual de la Pla­za Ma­yor es de la dé­ca­da de 1980.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.