Par­que In­fan­til Co­lón

Revista D - - FONDO -

En es­te espacio se iba a cons­truir la Pla­za Cen­tral, pe­ro hu­bo cam­bios en el di­se­ño de la ciu­dad, ra­zón por la cual al so­lar se le conoció co­mo la pla­za Vie­ja (1776) y lue­go par­que Co­lón (1892) y par­que In­fan­til Co­lón (1948).

En 1776 se lle­va­ban a ca­bo prác­ti­cas mi­li­ta­res y ac­ti­vi­da­des re­li­gio­sas. En 1832 se pro­yec­tó el pri­mer tea­tro na­cio­nal, el cual se co­men­zó a cons­truir el 10 de agos­to de 1852 y se con­clu­yó el 23 oc­tu­bre de 1859.

El edi­fi­cio es­ta­ba ro­dea­do de ve­ge­ta­ción y des­ta­ca­ban los na­ran­jos, así co­mo es­ta­tuas de­di­ca­das a las mu­sas. Fue otro par­que que con­tó con luz ar­ti­fi­cial, ha­bía fa­ro­les en las cin­co puer­tas de ac­ce­so, tres pa­ra pea­to­nes y dos pa­ra ca­rrua­jes. Al fren­te del in­mue­ble ha­bía una fuen­te or­na­men­tal y dos más pa­ra uso de los ve­ci­nos. El mu­ro pe­ri­me­tral era el res­pal­do de los asien­tos in­ter­nos, di­cha mu­ra­lla es­ta­ba re­ma­ta­da con una ver­ja de hie­rro. Al so­lar co­men­zó a lla­már­se­le Pla­za Co­lón en 1892, de­bi­do a la con­me­mo­ra­ción del IV cen­te­na­rio del pri­mer via­je de Cris­tó­bal Co­lón a Amé­ri­ca. Ese año la co­mu­ni­dad ita­lia­na do­nó una es­ta­tua del na­ve­gan­te, es la mis­ma que ac­tual­men­te es­tá fren­te a la bi­blio­te­ca mu­ni­ci­pal, que ope­ra en el cen­tro del par­que. Los te­rre­mo­tos de 1918 y 1918 da­ña­ron el tea­tro. Al­gu­nos sos­tie­nen que no era ne­ce­sa­ria su de­mo­li­ción, aún así fue re­du­ci­do a es­com­bros en 1923, per­dién­do­se su pla­za y jar­dín. En el si­tio co­men­zó a fun­cio­nar un mer­ca­do que lue­go se reubi­có a un par de cua­dras (Mer­ca­do Co­lón), don­de con­ti­núa. Ga­nó el nom­bre de Par­que In­fan­til Co­lón en 1948, du­ran­te la ges­tión de Juan Jo­sé Aré­va­lo, quien lo rei­nau­gu­ró pa­ra la re­crea­ción de los ni­ños y se ins­ta­ló una bi­blio­te­ca. El te­rre­mo­to de 1976 hi­zo que va­rios dam­ni­fi­ca­dos lo ocu­pa­ran, da­ñan­do las áreas ver­des, pe­ro fue re­mo­za­do. En el 2003 se le co­lo­có una ver­ja de me­tal . Pos­te­rior­men­te, sus al­re­de­do­res fue­ron ha­bi­li­ta­dos pa­ra es­ta­cio­nes del transporte pú­bli­co; so­bre la 11 ave­ni­da hay una del Trans­me­tro y, en las otras cua­dras, tie­ne de Tran­sur­bano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.