LOS DIA­RIOS INFERNALES

Revista D - - HISTORIA - Por Roberto Vi­lla­lo­bos Via­to

En 1891 cir­cu­la­ron tres pe­rió­di­cos con­ser­va­do­res con nom­bres bas­tan­te par­ti­cu­la­res: Sa­ta­nás, El Hi­jo de Sa­ta­nás y El Dia­blo Co­jue­lo. En ellos es­cri­bía “el de­mo­nio”, quien se pin­ta­ba co­mo “un pan de Dios” en com­pa­ra­ción con su né­me­sis, el “te­rri­ble” Par­ti­do Li­be­ral.

Ba­jo su lo­go­ti­po de­cía que era un pe­rió­di­co “sub­ven­cio­na­do por los po­lí­ti­cos ra­bio­sos al­ber­ga­dos en los an­tros te­ne­bro­sos del in­fierno” y ju­ra­ba que sal­dría pu­bli­ca­do ca­da vez que hu­bie­ra “ga­tu­pe­rios en las ar­cas na­cio­na­les”.

Se im­pri­mía en la Ti­po­gra­fía La Unión, se ven­día “a me­dio real en la tien­da La Ma­ri­po­sa, si­tua­da en la 8 ca­lle orien­te, con­ti­gua al Bazar Ita­liano (ca­lle de San­ta Ro­sa)” y el re­dac­tor res­pon­sa­ble era Vic­to­riano Cár­les.

En la He­me­ro­te­ca Na­cio­nal solo se con­ser­va la edi­ción nú­me­ro 4, con fe­cha del 19 de agos­to de 1891 —se des­co­no­ce cuán­tos más hu­bo—. Su lí­nea edi­to­rial era con­ser­va­do­ra, por lo que cri­ti­ca­ba al go­bierno li­be­ral de Ma­nuel Li­san­dro Ba­ri­llas, co­mo lo de­mues­tran es­tas lí­neas: “Si (Jus­to Ru­fino) Ba­rrios no res­pe­tó la Cons­ti­tu­ción, tú tam­po­co lo has he­cho (…) Si Ba­rrios im­plan­tó la te­rri­ble mo­da del pa­lo y los su­pli­cios más atro­ces, tú lo ha­ces con más lu­jo, (pues) te gus­ta oír el es­truen­do que pro­du­ce un ti­ro de ri­fle, te gus­ta el cho­que de dos es­pa­das; es­to tie­ne ya un ca­rác­ter más no­ble”, iro­ni­zó.

En otro ar­tícu­lo agre­gó: “En­ten­dá­mo­nos: ser li­be­ral es que­rer que do­mi­ne el pa­lo a la ra­zón, que se co­me­tan ro­bos (…) to­le­rar el pi­lla­je, go­zar al ver la san­gre de un inocen­te (…) ase­si­nar, su­pri­mir la mo­ral, bur­lar­se de la re­li­gión (…) Pre­fe­ri­mos mil ve­ces mil ser mi­se­ra­bles men­di­gos y no li­be­ra­les de esa ta­lla”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.