Tar­de de pic­nic...

Buen Provecho - - NUTRICIÓN -

Pre­pa­ra un asa­do de res Pa­ra dis­fru­tar al ai­re li­bre ¡nu­tri­ti­vo, ba­lan­cea­do y ex­qui­si­to! fo­tos por Re­ce­tas por chef Gui­ller­mo Pi­ne­da

Den­tro de la die­ta equi­li­bra­da, las car­nes en ge­ne­ral for­man un pa­pel fun­da­men­tal en la ali­men­ta­ción. El ser hu­mano ocu­pa una fuen­te se­gu­ra pa­ra in­ge­rir los nu­trien­tes ne­ce­sa­rios pa­ra el cuer­po, es por eso que las car­nes (blan­cas o ro­jas) son esen­cia­les pa­ra ab­sor­ber su agua, pro­teí­na, gra­sa, ami­noá­ci­dos, vi­ta­mi­nas y mi­ne­ra­les. Las car­nes ro­jas co­mo al de res, se re­co­mien­da con­su­mir­las dos ve­ces por se­ma­na co­mo por­ción má­xi­ma, ya que su pro­ce­so de di­ges­tión es un po­co más len­to y con­tie­ne gra­sas sa­tu­ra­das que pue­den ser no del to­do be­né­fi­cas pa­ra la sa­lud. La pre­pa­ra­ción de es­tos pla­ti­llos asa­dos, per­mi­te que la car­ne sea co­ci­na­da a la pa­rri­lla y que pue­da crear­se una cos­tra su­per­fi­cial de gran va­lor gas­tro­nó­mi­co, que re­tie­ne las sus­tan­cias nu­tri­ti­vas y ofre­ce una tex­tu­ra, co­lor y sa­bor ca­rac­te­rís­ti­co y ade­cua­do de la car­ne. Hay cier­tas pun­tos que se to­man en cuen­ta con la car­ne de res, y pa­ra au­men­tar su va­lor nu­tri­cio­nal tam­bién es im­por­tan­te re­co­no­cer el ti­po de cor­te que se pre­pa­ra ya que mien­tras más gra­sa con­ten­ga ma­yor se­rá su va­lor ca­ló­ri­co. El lo­mo y el so­lo­mi­llo de res, son de las pie­zas más va­lo­ra­das de es­te ti­po de car­ne. Tien­de a ser car­ne ma­gra, ju­go­sa, tier­na y me­lo­sa, re­cu­bier­ta por una ca­pa de te­ji­do con­jun­ti­vo y gra­sa que le da un sa­bor úni­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.