RE­CE­TA DE UNA NUE­VA VER­SIóN

Buen Provecho - - La Cocina En La Historia - POR LAU­RA MO­RA­LES Y MA­RIO­LA HER­NáN­DEZ

con to­ques de cho­co­la­te blan­co y ca­ne­la Con­ver­ti­mos la tra­di­cio­nal be­bi­da na­vi­de­ña en un pon­che de en­sue­ño, de­gus­ta es­ta ver­sión co­mo nun­ca an­tes la ha­bías pro­ba­do. Se ha con­ver­ti­do en nues­tra fa­vo­ri­ta pa­ra con­quis­tar el pa­la­dar de los in­vi­ta­dos. Pre­pa­ra­ción: 15 min.

Tiem­po to­tal: 1 ho­ra. Por­cio­nes: 4 Di­fi­cul­tad: fá­cil

Pla­to mó­di­co: L160

In­gre­dien­tes

2 li­tros de le­che

1 ta­za de azú­car ½ cu­cha­ra­di­ta de sal 6 cu­cha­ra­di­tas de vai­ni­lla 3 ra­jas de ca­ne­la

1 piz­ca de nuez mos­ca­da 9 ye­mas de hue­vo 5 cu­cha­ra­das de cho­co­la­te

blan­co de­rre­ti­do

½ ta­za de ron c/n cre­ma chan­ti­llí Pa­so a pa­so

1/ Calentar la le­che en una olla. Cuan­do em­pie­ce a her­vir, ba­jar el fue­go y agre­gar azú­car, sal, vai­ni­lla, ca­ne­la y nuez mos­ca­da. Mo­ver cons­tan­te­men­te con una cu­cha­ra de ma­de­ra pa­ra evi­tar que se pe­gue.

2/ Cuan­do ha­ya re­du­ci­do un po­co, re­ti­rar del fue­go y de­jar en­friar. Ba­tir las ye­mas de hue­vo has­ta que cam­bien de co­lor y agre­gar a la le­che ti­bia sin de­jar de ba­tir.

3/ Lle­var de nue­vo al fue­go, agre­gar el cho­co­la­te blan­co y de­jar her­vir. Re­ti­rar y agre­gar el ron. Mez­clar bien y ser­vir frío y de­co­ra­do con cre­ma chan­ti­llí y ca­ne­la en pol­vo. Có­mo dis­fru­tar­lo. Lo nor­mal es to­mar­lo muy frío y se sir­ve en va­sos de vi­drio cor­tos o en co­pas. Agre­ga un to­que de ca­ne­la pa­ra de­co­rar. Al ver la acep­ta­ción que el rom­po­po te­nía, de­ci­die­ron co­mer­cia­li­zar­lo a sus fa­mi­lia­res y ami­gos lo­gran­do así un buen sus­ten­to pa­ra la con­gre­ga­ción. Fue de es­ta ma­ne­ra co­mo es­ta be­bi­da se fue dan­do a co­no­cer, sien­do de­gus­ta­da al­re­de­dor del mun­do y adop­ta­da en di­fe­ren­tes paí­ses co­mo la be­bi­da tra­di­cio­nal pa­ra las fies­tas de­cem­bri­nas. El rom­po­po es­tá ac­tual­men­te pre­sen­te en to­da Amé­ri­ca y su nom­bre va­ría de­pen­dien­do del país. En Cen­troa­mé­ri­ca es co­no­ci­do co­mo rom­po­po, mien­tras que en Ve­ne­zue­la se le lla­ma pon­che cre­ma, en Perú se le di­ce cas­pi­ro­le­ta y el li­cor que se le agre­ga es pis­co, en Mé­xi­co es el fa­mo­so rom­po­pe y en­tre sus in­gre­dien­tes lle­va al­men­dras mo­li­das.

Por su par­te, en Es­ta­dos Uni­dos y Ca­na­dá se le co­no­ce co­mo egg­nog o pon­che de hue­vo, y es una be­bi­da un po­co más cre­mo­sa, pe­ro siem­pre de co­lor blan­co, mar­fil o ama­ri­llo pá­li­do, al­go es­pe­sa y que se sue­le ser­vir en tazas o co­pas de pie ba­jo.

Los úl­ti­mos me­ses del año son una ex­ce­len­te tem­po­ra­da pa­ra pre­pa­rar es­ta de­li­cio­sa be­bi­da, ya sea pa­ra con­su­mo per­so­nal o pa­ra que se con­vier­ta en una bue­na fuen­te de in­gre­so pa­ra las fa­mi­lias.

Pon ma­nos a la obra y pre­pa­ra cual­quie­ra de es­tas dos ver­sio­nes de rom­po­po, la cla­ve es­tá en pre­pa­rar­las con mu­cha de­di­ca­ción pa­ra que sea el rom­po­po el al­ma de las fies­tas de fin de año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.