Del cam­po de re­fu­gia­dos a la bun­des­li­ga

• el ca­na­dien­se alp­hon­so da­vies na­ció en un cam­pa­men­to de exi­lia­dos en áfri­ca y vi­vió una vi­da de pe­lí­cu­la. lle­gó al ba­yern mu­nich con 16 años

Diario Deportivo Diez - - Fútbol Internacional -

aci­do en un cam­po de re­fu­gia­dos en Áfri­ca, in­ter­na­cio­nal ca­na­dien­se a los 16 años y fi­cha­do a los 17 por el Ba­yern de Mú­nich: la vi­da de Alp­hon­so Da­vies es ca­si una pe­lí­cu­la que se­gu­ra­men­te no ha he­cho na­da más que co­men­zar.

“Cuán­do íba­mos a bus­car co­mi­da te­nía­mos que es­qui­var ca­dá­ve­res”: Alp­hon­so ha es­cu­cha­do esa his­to­ria de la­bios de su ma­dre, ya que sus pa­dres hu­ye­ron de la gue­rra ci­vil en Li­be­ria y ter­mi­na­ron en el cam­po de re­fu­gia­dos de Bu­du­bu­ram, en Gha­na.

Allí na­ció Alp­hon­so y allí cre­ció du­ran­te cua­tro años, en ese lu­gar pre­ca­rio sin mu­cha es­pe­ran­za.

En­ton­ces lle­gó el mi­la­gro: la fa­mi­lia fue au­to­ri­za­da a emi­grar a Ca­na­dá, a Wind­sor (On­ta­rio) pri­me­ro, y lue­go a Ed­mon­ton (Al­ber­ta).

En esa ciu­dad en la que el hoc­key so­bre hie­lo es el rey, el pe­que­ño se apa­sio­nó por el ‘soc­cer’ y pron­to fue de­tec­ta­do por los ca­za­ta­len­tos de una es­cue­la de fút­bol lo­cal.

ALA­BA­DO POR ZLATAN A los 14 años fue fi­cha­do por el gran club de Van­cou­ver, los Whi­te­caps, que mi­li­tan en el cam­peo­na­to pro­fe­sio­nal de la Ma­jor Lea­gue Soc­cer (MLS). Ata­can­te zur­do, ca­paz de ju­gar en las dos ban­das y en el cen­tro, en­ca­de­na los ré­cords de pre­co­ci­dad. Con quin­ce años se con­vir­tió en el ju­ga­dor más jo­ven de la his­to­ria de la Uni­ted Soc­cer Lea­gue, la se­gun­da di­vi­sión nor­te­ame­ri­ca­na.

Con quin­ce años, ocho me­ses y quin­ce días, en el más jo­ven de Ca­na­dá y el se­gun­do más jo­ven de to­da la his­to­ria de la MLS (des­pués de Freddy Adu).

Ya con die­ci­séis años y sie­te me­ses fue el in­ter­na­cio­nal ca­na­dien­se más jo­ven. En la Co­pa de Oro de ese año, el cam­peo­na­to de los paí­ses de la Conca­caf, fue el má­xi­mo go­lea­dor de la com­pe­ti­ción, con tres dia­nas.

La pa­sa­da tem­po­ra­da, a los 17 años, ‘Phonzy’ ju­gó 31 par­ti­dos de la MLS, fir­man­do ocho tan­tos y diez asis­ten­cias.

An­tes in­clu­so de ha­ber ate­rri­za­do en Eu­ro­pa ya se ha­bía ga­na­do los ha­la­gos del ‘Rey’ Zlatan Ibrahi­mo­vic: “Le veo un fu­tu­ro bri­llan­te”, de­cla­ró el sue­co, es­tre­lla de Los An­ge­les Ga­laxy.

“Tie­ne un in­men­so ta­len­to, es­pe­ra­mos mu­cho de él”, aña­de Ha­san Sa­liha­mid­zic, el di­rec­tor de­por­ti­vo del Ba­yern de Mú­nich, que le fi­chó a los Whi­te­caps por 11,5 mi­llo­nes de eu­ros.

Su ‘des­cu­bri­dor’ en el Van­cou­ver, el en­tre­na­dor Craig Dalrym­ple, no du­dó en com­pa­rar a Ky­lian Mbap­pé “por su po­ten­cia y su ve­lo­ci­dad”.

Es­ta se­ma­na en Doha, don­de par­ti­ci­pa en una con­cen­tra­ción del Ba­yern du­ran­te el pa­rón de la Bun- des­li­ga, Da­vies ad­mi­tió que su fuen­te de ins­pi­ra­ción es más bien Lio­nel Mes­si.

“Su jue­go es un mo­de­lo pa­ra mí, aun­que sea un po­co más ba­jo (1,70 m con­tra 1,78 m) y que yo ten­go las pier­nas más lar­gas, pe­ro sé con­ser­var el ba­lón y uti­li­zo la ve­lo­ci­dad que Dios me ha da­do pa­ra des­bor­dar a mis ri­va­les”, afir­mó. Cuan­do Da­vies te­nía cin­co años, su fa­mi­lia fue a Ca­na­dá co­mo re­fu­gia­dos y se asen­ta­ron en Wind­sor, On­ta­rio, pa­ra des­pués mo­ver­se el pró­xi­mo año a Ed­mon­ton. El 6 de ju­nio de 2017 Da­vies re­ci­bió ofi­cial­men­te su ciu­da­da­nía ca­na­dien­se. Alp­hon­so Da­vies fue nom­bra­do atle­ta del año 2018 des­pués de su tem­po­ra­da en el Van­cou­ver Whi­te­caps FC y ser fi­cha­do por el Ba­yern. Es el pri­mer ju­ga­dor de “soc­cer” en re­ci­bir es­te ga­lar­dón. En 2018, ayu­dó a la se­lec­ción de Ca­na­dá a con­se­guir la ter­ce­ra po­si­ción en el gru­po A de la Li­ga de Na­cio­nes de Conca­caf que cla­si­fi­ca pa­ra la Co­pa Oro de es­te año 2019. Sus pa­dres vi­vie­ron en el cam­po de re­fu­gia­dos en Gha­na des­pués de es­ca­par de su país du­ran­te la se­gun­da gue­rra ci­vil li­be­ria­na, la cual des­pla­zó a más de 450 mil per­so­nas en Li­be­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.