Des­champs, an­te una ci­ta his­tó­ri­ca

Un lí­der al fren­te Se con­ver­ti­ría en el ter­cer hom­bre en ga­nar la Co­pa del Mun­do co­mo ju­ga­dor y en­tre­na­dor

Diario El Heraldo - - Portada - MOS­CÚ El He­ral­do diario@el­he­ral­do.hn

Des­can­so en la fi­nal de la Co­pa del Mun­do de 1998 y Fran­cia está en ven­ta­ja 2-0 an­te Bra­sil. En el ves­tua­rio, Zi­ne­di­ne Zi­da­ne se en­cuen­tra re­cos­ta­do en el pi­so, sus pier­nas en­ci­ma de un ban­qui­llo, to­man­do res­pi­ro tras mar­car los dos go­les. Otros ju­ga­do­res re­ci­ben ma­sa­jes.

Pe­ro la voz del ca­pi­tán Di­dier Des­champs, con su ener­gía inago­ta­ble, zum­ba en los oí­dos de Les Bleus, ex­hor­tán­do­les a que no ba­jen la guar­dia en la se­gun­da mi­tad.

“Mu­cha­chos, ¡no va­mos a re­la­jar­nos un so­lo mi­lí­me­tro!”, gri­tó. “Ya cum­pli­mos con la par­te di­fí­cil. ¡Pe­ro aún nos que­dan otros 45 mi­nu­tos de lo­cu­ra!”.

Vein­te años des­pués, Des­champs vol­ve­rá a bra­mar ór­de­nes ma­ña­na en una fi­nal del Mun­dial, pe­ro es­ta vez co­mo téc­ni­co de Fran­cia.

Una vic­to­ria an­te Croa­cia se­ría el lo­gro cul­mi­nan­te pa­ra el cau­di­llo de 49 años, quien po­dría igua­lar al bra­si­le­ño Ma­rio Za­ga­llo y al ale­mán Franz Bec­ken­bauer co­mo el ter­cer in­di­vi­duo en al­zar la Co­pa del Mun­do co­mo ju­ga­dor y téc­ni­co.

Dar­le una se­gun­da es­tre­lla a la ca­mi­se­ta azul que lu­ció 103 ve­ces co­mo ju­ga­dor tam­bién le ta­pa­ría la bo­ca a sus de­trac­to­res, quie­nes afir­man que Des­champs es un téc­ni­co con de­ma­sia­da suerte en vez de uno con pe­ri­cia. Esa ar­gu­men­ta­ción plantea que un téc­ni­co pro­me­dio no ten­dría di­fi­cul­tad pa­ra con­se­guir bue­nos re­sul­ta­dos con to­do el ta­len­to fran­cés, in­clui­dos va­rios de los ju­ga­do­res más co­ti­za­dos del mun­do, en­ca­be­za­dos por el chi­co sen­sa­ción Ky­lian Mbap­pé.

Cual­quier re­sul­ta­do que no hu­bie­ra si­do por lo me­nos la se­mi­fi­nal en Ru­sia se ha­bría con­si­de­ra­do co­mo de­cep­cio­nan­te pa­ra Fran­cia, lue­go de per­der an­te Portugal en la fi­nal de la Eu­ro­co­pa ha­ce dos años y tras caer an­te el even­tual cam­peón Ale­ma­nia en los cuar­tos de fi­nal del Mun­dial de 2014.

Ar­mo­nía fran­ce­sa

La gran ha­bi­li­dad de Des­champs ha si­do lo­grar que ju­ga­do­res que bri­llan en los clu­bes de ma­yor li­na­je en Eu­ro­pa apar­quen sus egos y se su­men a lo que él des­cri­be co­mo el tra­ba­jo “co­lec­ti­vo”. Des­car­tó a va­rios ju­ga­do­res de gran ca­li­dad, al de­lan­te­ro Ka­rim Ben­ze­ma (Real Ma­drid) y al vo­lan­te Adrien Ra­biot (París Saint-Ger­main),

so­lo pa­ra nom­brar a dos, en un plan­tel de 23 ju­ga­do­res que ha man­te­ni­do la ar­mo­nía du­ran­te las sie­te se­ma­nas que lle­va jun­to des­de que se en­con­tró en el com­ple­jo de Clai­re­fon­tai­ne en París.

“Esa ha­bi­li­dad de vi­vir jun­tos, la par­te so­cial, es bien im­por­tan­te”, re­cal­có. “No pue­des ir­te con un ex­ce­so de in­di­vi­dua­lis­mo, de­ma­sia­da ca­li­dad. El es­pí­ri­tu co­lec­ti­vo de­be pri­mar por en­ci­ma de to­do. No to­do es ne­ga­ti­vo con la ju­ven­tud. Tie­nen la vir­tud del en­tu­sias­mo”. Des­champs dio en la te­cla. Des­pués de exi­gi­das vic­to­rias an­te Aus­tra­lia y Pe­rú, más un em­pa­te con­tra Di­na­mar­ca en la fa­se de gru­pos, Fran­cia des­pe­gó al des­pa­char a Ar­gen­ti­na con un in­ape­la­ble triun­fo 4-3. Si­guie­ron no­ta­bles des­plie­gues de­fen­si­vos an­te Uru­guay (2-0) y Bél­gi­ca (1-0) en los cuar­tos y se­mi­fi­na­les

Yo ten­go el mis­mo ca­rác­ter que cuan­do ju­ga­ba. No voy a cam­biar a es­tas al­tu­ras. Si­go sien­do el mis­mo y quie­ro ga­nar igual que cuan­do era ju­ga­dor”. Di­dier Des­champs DT Fran­cia

FOTO: AFP

Aho­ra, 20 años des­pués de ha­ber ga­na­do el tí­tu­lo en 1998 y en con­tra de mu­chos pro­nós­ti­cos, Des­champs tie­ne la opor­tu­ni­dad de dar una se­gun­da co­pa a su país, con un equi­po aún más jo­ven.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.