Bri­ga­da mé­di­ca cu­ba­na: 20 años de co­la­bo­ra­ción

Diario El Heraldo - - Opinión - Pa­blo Ca­rías Do­cen­te uni­ver­si­ta­rio

Fres­co es­tá el re­cuer­do de aque­lla ex­pe­rien­cia hu­ma­ni­ta­ria de ver mé­di­cos, en­fer­me­ras y téc­ni­cos cu­ba­nos tra­ba­jan­do en me­dio de aquel pa­no­ra­ma de­sola­dor que ha­bía de­ja­do el hu­ra­cán Mitch en ca­si to­do el te­rri­to­rio na­cio­nal.

Las pérdidas hu­ma­nas se cal­cu­la­ron en unas seis mil per­so­nas, con un nú­me­ro ma­yor de des­apa­re­ci­dos, la des­truc­ción de la in­fra­es­truc­tu­ra pro­duc­ti­va era des­bor­dan­te y los sen­ti­mien­tos de frus­tra­ción de to­da la po­bla­ción era con­mo­ve­dor.

El ca­len­da­rio ce­rra­ba el mes de oc­tu­bre de 1998 con uno de los even­tos de la na­tu­ra­le­za más de­vas­ta­do­res en la his­to­ria del país. El Mitch pro­vo­có da­ños a la geo­gra­fía, eco­no­mía y so­cie­dad de los cua­les pro­ba­ble­men­te nun­ca nos re­cu­pe­ra­re­mos y ni se­rán eva­lua­dos en su jus­ta di­men­sión en una so­cie­dad don­de el do­lor no repara las he­ri­das co­lec­ti­vas del pa­sa­do.

Con el Mitch la so­li­da­ri­dad se hi­zo pre­sen­te. Hu­bo una reac­ción ca­si uni­ver­sal; va­rios paí­ses se vol­ca­ron en ayu­da hu­ma­ni­ta­ria, al­gu­nas de esas na­cio­nes es di­fí­cil ol­vi­dar­las por el vo­lu­men de su apor­te; Mé­xi­co, con el en­vío de un con­tin­gen­te mi­li­tar enor­me que lle­gó a lim­piar las ca­lles de Co­ma­ya­güe­la, fue re­con­for­tan­te ver aque­lla ca­ra­va­na de vehícu­los con sím­bo­los de la re­pú­bli­ca me­xi­ca­na y sol­da­dos de ese país que sin ho­ra­rio y sin lí­mi­tes de nin­gu­na cla­se se des­po­ja­ban de su con­di­ción de sol­da­dos pa­ra la de­fen­sa de su na­ción en sol­da­dos de la so­li­da­ri­dad con el pue­blo hon­du­re­ño, otro tan­to se pue­de de­cir de la ayu­da del pue­blo ja­po­nés, de los Es­ta­dos Uni­dos, de Es­pa­ña y de otras na­cio­nes eu­ro­peas que ayu­da­ron a la cau­sa de los hon­du­re­ños.

Hu­bo una na­ción del Ca­ri­be, sin re­cur­sos abun­dan­tes, con ex­pe­rien­cias si­mi­la­res en el su­fri­mien­to por la pre­sen­cia de ci­clo­nes des­truc­ti­vos, país pe­que­ño por su ex­ten­sión geo­grá­fi­ca, ais­la­do in­jus­ta­men­te por la po­lí­ti­ca es­ta­du­ni­den­se, pe­ro que, por eso y otras ra­zo­nes hu­ma­ni­ta­rias en el cam­po de la so­li­da­ri­dad, su go­bierno, sin tre­gua y sin pau­sa se hi­zo pre­sen­te, aún cuan­do la fu­ria del hu­ra­cán no ce­sa­ba y las con­di­cio­nes de ae­ro­na­ve­ga­ción, ma­rí­ti­mas y te­rres­tres eran de­li­ca­das; ese país fue Cu­ba.

Por una re­la­ción per­so­nal, en aquel mo­men­to, con el re­pre­sen­tan­te de aque­lla na­ción, el se­ñor Rubén Chá­vez, pu­de ser tes­ti­go de có­mo el pro­pio co­man­dan­te Fi­del Cas­tro asu­mió la di­rec­ción de es­ta co­la­bo­ra­ción a tra­vés de una co­mu­ni­ca­ción inin­te­rrum­pi­da vía te­lé­fono.

Des­de aquel ges­to solidario, a la fe­cha, la pre­sen­cia cu­ba­na en el cam­po de la sa­lud ha es­ta­do pre­sen­te, des­de lue­go, cambiando la mag­ni­tud de la co­la­bo­ra­ción y la mo­da­li­dad de la mis­ma. En su es­ta­día por Hon­du­ras, se­gún in­for­ma­ción del je­fe de la mi­sión mé­di­ca cu­ba­na en nues­tro país, se han brin­da­do cer­ca de 30 mi­llo­nes de con­sul­tas, 175 mil ope­ra­cio­nes y se han rea­li­za­do 160 mil ope­ra­cio­nes de la vis­ta.

Aho­ra que el con­ve­nio en­tre am­bas na­cio­nes es­tá por fi­na­li­zar, las au­to­ri­da­des del ra­mo de sa­lud en Hon­du­ras de­be­rían agi­li­zar la fir­ma de un nue­vo acuer­do, con­si­de­ran­do que la co­la­bo­ra­ción en es­te cam­po so­lo be­ne­fi­cio le ha ge­ne­ra­do a la po­bla­ción más des­pro­te­gi­da.

El fu­tu­ro de la hu­ma­ni­dad es de so­li­da­ri­dad o es muer­te

En su es­ta­día por Hon­du­ras, se­gún in­for­ma­ción del je­fe de la mi­sión mé­di­ca cu­ba­na en nues­tro país, se han brin­da­do cer­ca de 30 mi­llo­nes de con­sul­tas, 175 mil ope­ra­cio­nes y se han rea­li­za­do 160 mil ope­ra­cio­nes de la vis­ta”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.