Tra­ba­jan­do jun­tos por un mun­do más se­gu­ro

Diario El Heraldo - - Opinión - Co­mi­sio­na­do del Bu­ró de In­ves­ti­ga­ción Cri­mi­nal Agen­cia Na­cio­nal de Po­li­cía Mi­nis­te­rio del In­te­rior

An­te el cre­ci­mien­to de­sen­fre­na­do de la cri­mi­na­li­dad trans­na­cio­nal en la era de la glo­ba­li­za­ción, los miem­bros de las fuer­zas de se­gu­ri­dad de to­do el mun­do ne­ce­si­tan es­tar uni­dos y en con­tac­to. Ade­más, pa­ra lle­var a ca­bo el pro­pó­si­to ini­cial de la In­ter­pol, ga­ran­ti­zar y pro­mo­ver la ayu­da y coope­ra­ción más am­plia po­si­ble en­tre to­dos los or­ga­nis­mos po­li­cia­les, Tai­wán no de­be ser ex­clui­do.

Es­pe­ra­mos po­der com­ba­tir el cri­men jun­to con to­das las au­to­ri­da­des po­li­cia­les, lle­nar la la­gu­na del or­den glo­bal y coope­rar pa­ra avan­zar ha­cia un mun­do más se­gu­ro. La ges­tión de la se­gu­ri­dad en Tai­wán es co­no­ci­da por to­dos: Tai­wán no pue­de ser ex­clui­da del com­ba­te con­tra el cri­men trans­na­cio­nal.

La Re­pú­bli­ca de Chi­na (Tai­wán) es la 22ª ma­yor eco­no­mía y el 17º ma­yor país ex­por­ta­dor del mun­do. El país es­tá si­tua­do en un pun­to pri­vi­le­gia­do que en­la­za el no­roes­te y el su­r­es­te asiá­ti­co, y se­gún un in­for­me pu­bli­ca­do en la pá­gi­na web de For­bes, en 2016 fue cla­si­fi­ca­do co­mo me­jor lu­gar pa­ra vi­vir pa­ra los ex­pa­tria­dos. De acuer­do con el Ín­di­ce de Paz Glo­bal 2018, pu­bli­ca­do por el Ins­ti­tu­to pa­ra la Eco­no­mía y la Paz, con se­de en Aus­tra­lia, el gra­do de se­gu­ri­dad de Tai­wán se si­túa en el 34º lu­gar de en­tre 163 paí­ses. Sin em­bar­go, an­te la cre­cien­te ame­na­za del ci­ber­de­li­to y del te­rro­ris­mo, pa­ra man­te­ner el or­den pú­bli­co se ne­ce­si­ta la coope­ra­ción in­ter­na­cio­nal de las au­to­ri­da­des po­li­cia­les a fin de com­ba­tir el cri­men trans­na­cio­nal y el te­rro­ris­mo. La fal­ta de par­ti­ci­pa­ción crea la­gu­nas en la trans­mi­sión in­ter­na­cio­nal de in­for­ma­ción, ha­cien­do que los cri­mi­na­les pue­dan apro­ve­char­se.

De­bi­do a fac­to­res po­lí­ti­cos Tai­wán per­dió ha­ce 34 años su mem­bre­sía en la In­ter­pol, por lo que no es­tá in­te­gra­do en el sis­te­ma mun­dial de co­mu­ni­ca­ción po­li­cial I-24/7 ni tie­ne ac­ce­so a la ba­se de da­tos so­bre do­cu­men­tos de via­je ro­ba­dos y per­di­dos (SLTD), que per­mi­ten a los miem­bros com­par­tir in­for­ma­ción cri­mi­nal re­le­van­te de for­ma si­mul­tá­nea. Es­to afec­ta gra­ve­men­te a la ca­pa­ci­dad de Tai­wán al rea­li­zar con­tro­les de se­gu­ri­dad fron­te­ri­za, com­ba­tir la de­lin­cuen­cia trans­na­cio­nal co­mo el te­rro­ris­mo y la tra­ta de per­so­nas. Tai­wán ha si­do ex­clui­do du­ran­te mu­cho tiem­po de la In­ter­pol, por lo que no go­za de un in­ter­cam­bio si­mul­tá­neo e igua­li­ta­rio de in­for­ma­ción re­le­van­te con otros paí­ses, tam­po­co pue­de asis­tir a las reunio­nes, ac­ti­vi­da­des y ca­pa­ci­ta­cio­nes per­ti­nen­tes, pu­dién­do­se con­ver­tir en una gran vul­ne­ra­bi­li­dad de las re­des glo­ba­les de se­gu­ri­dad y an­ti­te­rro­ris­mo. La se­gu­ri­dad glo­bal no per­mi­te la in­je­ren­cia po­lí­ti­ca.

En 2016 Tai­wán so­li­ci­tó por pri­me­ra vez par­ti­ci­par en ca­li­dad de Miem­bro Ob­ser­va­dor en la 85ª Asam­blea Ge­ne­ral de la In­ter­pol. En 2017 se so­li­ci­tó que la In­ter­pol en­via­ra un equi­po de apo­yo pa­ra gran­des acon­te­ci­mien­tos (IMEST) a Tai­wán a fin de ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad de la Uni­ver­sia­da Tai­péi 2017. Am­bas so­li­ci­tu­des fue­ron re­cha­za­das por la In­ter­pol ci­tan­do su de­ci­sión de 1984 de in­cor­po­rar a Chi­na, ade­más de pro­po­ner que se di­ri­gie­ra la solicitud a las au­to­ri­da­des de Bei­jing. Las re­so­lu­cio­nes y dis­po­si­cio­nes pos­te­rio­res de la In­ter­pol no de­be­rían pre­va­le­cer so­bre las nor­mas de su Es­ta­tu­to re­la­ti­vas a pro­mo­ver la coope­ra­ción po­li­cial y prohi­bir la in­ter­ven­ción po­lí­ti­ca.

Tai­wán es­tá dis­pues­to a in­ter­cam­biar y a com­par­tir ex­pe­rien­cia con la In­ter­pol so­bre el com­ba­te del cri­men trans­fron­te­ri­zo.

A lo lar­go de los años Tai­wán no ha es­ca­ti­ma­do es­fuer­zos en el com­ba­te con­tra el cri­men trans­na­cio­nal y con la coope­ra­ción de las fuer­zas de se­gu­ri­dad de otros paí­ses ha re­suel­to con éxi­to mu­chos ca­sos de crí­me­nes trans­na­cio­na­les in­clu­yen­do en 2018 una cam­pa­ña a gran es­ca­la con­tra los de­li­tos eco­nó­mi­cos in­ter­na­cio­na­les jun­to con la po­li­cía de Tai­lan­dia, gra­cias a la cual se re­cu­pe­ra­ron 120 mi­llo­nes de Bats. Asi­mis­mo, es­te mis­mo año, con la coope­ra­ción de las fuer­zas po­li­cia­les de Fi­li­pi­nas, se in­cau­tó con éxi­to a un par­la­men­ta­rio fi­li­pino que hu­yó a Tai­wán por trá­fi­co de dro­gas.

En oc­tu­bre de 2017 un sis­te­ma fi­nan­cie­ro de Tai­wán fue pi­ra­tea­do y con la ayu­da de la in­for­ma­ción re­ci­bi­da de un país miem­bro de la In­ter­pol se lo­gra­ron re­cu­pe­rar más de 60 mi­llo­nes de dó­la­res es­ta­dou­ni­den­ses. Es­tos fruc­tí­fe­ros re­sul­ta­dos han si­do re­co­no­ci­dos y va­lo­ra­dos in­ter­na­cio­nal­men­te. Sos­te­nien­do los va­lo­res e idea­les co­mu­nes de lu­cha con­tra el cri­men, es­ta­mos desean­do tra­ba­jar jun­tos por crear un mun­do más se­gu­ro. La par­ti­ci­pa­ción de Tai­wán en la In­ter­pol per­mi­ti­rá que se cons­tru­ya una red de se­gu­ri­dad glo­bal sin fi­su­ras.

Tai­wán, un buen ve­cino pa­ra un mun­do más se­gu­ro.

La mi­sión y la res­pon­sa­bi­li­dad co­mún de los cuer­pos po­li­cia­les de to­do el mun­do es com­ba­tir el cri­men. Con­si­de­ran­do que nin­gún país es ca­paz de afron­tar so­lo las tres áreas prio­ri­ta­rias del Mar­co Es­tra­té­gi­co 20172020 de la In­ter­pol, que son el com­ba­te del te­rro­ris­mo, del ci­ber­de­li­to y del cri­men or­ga­ni­za­do y emer­gen­te, Tai­wán, co­mo par­te de las fuer­zas po­li­cia­les glo­ba­les, no es ex­cep­ción. Ade­más de po­seer la obli­ga­ción y la res­pon­sa­bi­li­dad, Tai­wán tie­ne la vo­lun­tad y ca­pa­ci­dad de lu­char hom­bro con hom­bro con las fuer­zas po­li­cia­les de to­do el mun­do. La ne­ce­si­dad de man­te­ner la se­gu­ri­dad glo­bal y la jus­ti­cia so­cial de­be es­tar por en­ci­ma de ba­rre­ras co­mo el te­rri­to­rio, la ra­za o la po­lí­ti­ca. Por ello so­li­ci­ta­mos su apo­yo pa­ra que Tai­wán pue­da par­ti­ci­par co­mo Miem­bro Ob­ser­va­dor en la Asam­blea Ge­ne­ral de la In­ter­pol y asis­tir a las reunio­nes, me­ca­nis­mos, y ac­ti­vi­da­des for­ma­ti­vas de di­cha or­ga­ni­za­ción. Asi­mis­mo, so­li­ci­ta­mos que en to­dos los even­tos in­ter­na­cio­na­les, al­cen la voz por Tai­wán, res­pal­dan­do su par­ti­ci­pa­ción prag­má­ti­ca y sig­ni­fi­ca­ti­va en la In­ter­pol

Tai­wán ha si­do ex­clui­do du­ran­te mu­cho tiem­po de la In­ter­pol, por lo que no go­za de un in­ter­cam­bio si­mul­tá­neo e igua­li­ta­rio de in­for­ma­ción re­le­van­te con otros paí­ses...”

Tai Tsan-po

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.