Efí­me­ras for­mas de la narrativa

En es­ta edi­ción nues­tra re­se­ña es­tá de­di­ca­da a “For­mas efí­me­ras”, un li­bro de bre­ves re­la­tos del es­cri­tor Ed­gar­do Molina

Diario El Heraldo - - Siempre - Crí­ti­ca po­pu­lar La re­se­ña de ci­ne

Na­rrar y al mis­mo tiem­po des­mon­tar el re­la­to es­tá de moda. Hay es­cri­to­res ha­bi­li­do­sos que lo­gran cons­truir una tra­ma in­tere­san­te a pe­sar de se­ña­lar­nos a ca­da ins­tan­te que es­ta­mos an­te un ob­je­to de fic­ción, y es­tá el ca­so de “For­mas efí­me­ras” (Pro­gra­fip, 2018), el se­gun­do li­bro de re­la­tos de Ed­gar­do Molina. Es in­ne­ga­ble que el es­cri­tor abor­da te­mas que son ob­je­to de aten­ción en la so­cie­dad (el in­ces­to, tra­ves­tis­mo, ho­mo­se­xua­li­dad, abor­to, lo­cu­ra y a has­ta el VIH). Es­to no jus­ti­fi­ca, sin em­bar­go, las bon­da­do­sas pa­la­bras de alien­to que le­sio­nan el buen gus­to en la con­tra­por­ta­da: “…al­gu­nos (de es­tos) tex­tos per­du­ra­rán al la­do de la me­jor li­te­ra­tu­ra que se es­cri­be ac­tual­men­te en Hon­du­ras”. Si al­go ca­rac­te­ri­za los cor­tos re­la­tos de “For­mas efí­me­ras” es el pre­do­mi­nio de una na­rra­ción anec­dó­ti­ca, in­ge­nua y eva­si­va de la li­te­ra­tu­ra, el em­pleo de ar­ti­fi­cios que a ve­ces cons­tru­yen ver­da­de­ros acer­ti­jos y una sin­ta­xis que nos re­cuer­da to­das las deudas que el sis­te­ma edu­ca­ti­vo tie­ne con nues­tra ju­ven­tud. Des­gra­cia­da­men­te, ca­si to­do lo de­más es ol­vi­da­ble en es­te li­bro.

Adiós al buen gus­to

Em­pe­ce­mos por lo más sim­ple.

“For­mas efí­me­ras” es el se­gun­do li­bro es­cri­to por Molina. El pri­me­ro tam­bién es una co­lec­ción de mi­cro­rre­la­tos ti­tu­la­da “La mi­tad de mi ce­re­bro”.

di­se­ño del li­bro es­tá pen­sa­do pa­ra con­fun­dir al lec­tor, o al me­nos fue per­pe­tra­do por un di­se­ña­dor con­fun­di­do. Es­pa­cios in­ne­ce­sa­rios en­tre un re­la­to y otro, ca­pri­cho­sos sig­nos de pun­tua­ción agran­da­dos y es­par­ci­dos en inex­pli­ca­bles pá­gi­nas en blanco, cuen­tos en­te­ros (“Bu­cle in­fi­ni­to”, pág. 61) cu­yo for­ma­to ac­ci­den­tal los ha­ce pa­re­cer co­mo sim­ples epí­gra­fes y una por­ta­da ines­cru­ta­ble en la que has­ta el nom­bre del es­cri­tor se pier­de, to­do es­to ha­ce que leer es­te tex­to bien pue­da fi­gu­rar co­mo uno de los tra­ba­jos de Hér­cu­les. Tres ilus­tra­cio­nes acom­pa­ñan los re­la­tos (exis­te, sin em­bar­go, la pre­sen­cia de al­gu­nas for­mas que es difícil cla­si­fi­car co­mo ilus­tra­cio­nes a pe­sar de que esa pa­re­ce ser su as­pi­ra­ción) y to­das com­par­ten una ca­rac­te­rís­ti­ca sui gé­ne­ris: nin­gu­na se re­la­cio­na con la na­rra­ción.

In­ten­tos de rup­tu­ra

Pen­se­mos en la “Tra­ge­dia”. En es­te cuen­to y en va­rios otros el au­tor pro­po­ne una in­ter­ac­ción con sus per­so­na­jes en la que es­tos son re­bel­des y él im­po­ten­te pa­ra con­tro­lar­los. La idea de des­mon­tar la his­to­ria ha­cién­do­nos evi­den­tes sus pie­zas es in­tere­san­te, aun­que no ori­gi­nal. Se­ría efec­ti­va co­mo ar­ti­fi­cio li­te­ra­rio si al au­tor al­can­za­ra a cons­truir una na­rra­ción que no ter­mi­na­ra en el co­men­ta­rio cur­si o en el cli­ché más ano­dino. Más trá­gi­ca aun es la epi­de­mia de cons­truc­cio­nes sin­tác­ti­cas cu­yos ele­men­tos es­tán re­la­cio­na­dos de tal for­ma que son ver­da­de­ros aten­ta­dos te­rro­ris­tas con­tra el pen­sa­mien­to ló­gi­co. Enun­cia­dos co­mo “A mí me des­per­tó un ex­tra­ño chi­lli­do, el úni­co y ex­tra­ño so­ni­do que ja­más per­ci­bí” (pág. 25) y “Es­ta­ba sin nin­gún exal­to” (pág. 35) bien po­drían con­ver­tir es­te li­bro en una in­no­va­do­ra for­ma de la tor­tu­ra. Pre­vien­do he­ri­das en al­gu­na sus­cep­ti­bi­li­dad por la im­pla­ca­ble exposición de de­fec­tos en que se con­vir­tió es­ta re­se­ña, en mi de­fen­sa só­lo pue­do de­cir que aca­bo de ter­mi­nar de leer “For­mas efí­me­ras”. Es­ta proeza de­be dar­me al­gún de­re­cho

Ed­gar­do Molina na­ció en Te­gu­ci­gal­pa, se gra­duó de la li­cen­cia­tu­ra en le­tras en la UNAH y es ca­te­drá­ti­co uni­ver­si­ta­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.