Fe­rra­ri: Teletón es un mo­nu­men­to de amor y sím­bo­lo de uni­dad

Diario El Heraldo - - Al Frente -

Ha­ce 31 años con un gru­po de ex­tra­or­di­na­rios hom­bres y mu­je­res nos pro­pu­si­mos ex­ten­der la mano fra­ter­na a mi­les de hon­du­re­ños que ne­ce­si­ta­ban por sus dis­ca­pa­ci­da­des re­ci­bir la de­bi­da aten­ción a sus pro­ble­mas, al­gu­nos con­gé­ni­tos y otros por des­gra­cia­dos ac­ci­den­tes.

Ese es­fuer­zo que se ini­ció con la en­tre­ga de los or­ga­ni­za­do­res y el apo­yo y cre­di­bi­li­dad del pue­blo apor­tan­te y del sen­ti­do des­pren­di­mien­to de los em­pre­sa­rios, del pue­blo y el sec­tor pú­bli­co, sir­vió para le­van­tar un mo­nu­men­to de amor que año con año re­pre­sen­ta la más al­ta ex­pre­sión de so­li­da­ri­dad hu­ma­na.

La Fun­da­ción Teletón no se li­mi­tó en le­van­tar el pri­mer cen­tro en Te­gu­ci­gal­pa, San Pe­dro Su­la, San­ta Ro­sa de Co­pán, Cho­lu­te­ca, Ca­ta­ca­mas y aho­ra In­ti­bu­cá, obras que son la mues­tra pal­pa­ble de una ins­ti­tu­ción que na­ció para ser­vir y que le ha­ce fren­te al desafío del cre­ci­mien­to pa­san­do so­bre las ad­ver­si­da­des por­que mar­cha­mos ins­pi­ra­dos por el gran co­ra­zón de los hon­du­re­ños y por las ben­di­cio­nes de Dios que nos ha for­ta­le­ci­do nues­tras ac­cio­nes a fa­vor de ni­ños, jó­ve­nes, adul­tos ma­yo­res, hom­bres y mu­je­res que re­quie­ren de la asis­ten­cia es­pe­cia­li­za­da y equi­pos es­pe­cia­les que Teletón

po­ne a su dis­po­si­ción.

Al cum­plir­se 31 años de per­ma­ne­cer co­mo un sím­bo­lo de so­li­da­ri­dad, ele­va­mos nues­tras ora­cio­nes al To­do­po­de­ro­so para que en su seno del des­can­so eterno a quie­nes fue­ron lla­ma­dos por él para mo­rar en las re­gio­nes ce­les­tia­les. Los nom­bres de hom­bres y mu­je­res que con en­tre­ga es­tu­vie­ron en la Fun­da­ción los guar­da­mos en las man­sio­nes del ca­ri­ño y ja­más los ol­vi­da­re­mos.

Mi per­ma­nen­te agra­de­ci­mien­to a los ar­tis­tas na­cio­na­les y ex­tran­je­ros, ani­ma­do­res, téc­ni­cos, ins­ti­tu­cio­nes de ser­vi­cio, au­to­ri­da­des gu­ber­na­men­ta­les, cuer­pos de se­gu­ri­dad, vo­lun­ta­rios, in­te­gran­tes de las Ca­ra­va­nas de Amor, me­dios de co­mu­ni­ca­ción te­le­vi­si­vos, es­cri­tos y ra­dia­les, per­so­nal de la Fun­da­ción, a los di­rec­ti­vos na­cio­na­les y lo­ca­les, en fin a to­das aque­llas per­so­nas que con su co­la­bo­ra­ción han con­tri­bui­do a que es­ta obra de amor se man­ten­ga co­mo un sím­bo­lo de es­pe­ran­za.

Quie­ro ex­pre­sar, ade­más de un re­co­no­ci­mien­to es­pe­cial, las gracias más sin­ce­ras a al­guien que des­de el ini­cio de la Teletón vino de El Sal­va­dor a pro­du­cir, crear, di­ri­gir y mo­ti­var a to­dos los pro­ta­go­nis­tas para al­can­zar los éxi­tos que he­mos lo­gra­do.

Ra­fael “Li­to” Ba­rrien­tos es esa per­so­na que de­jó su pa­tria, se ra­di­có en es­ta Hon­du­ras que él apren­dió a amar con su co­ra­zón sim­bo­li­za­do pen­dien­te de una no­ta que re­pre­sen­ta la ale­gría de la na­ción. Gracias Li­to. Có­mo qui­sie­ra es­tar con us­te­des en la rea­li­za­ción de la Teletón del 2018, pe­ro mi sa­lud que­bran­ta­da ha de­bi­li­ta­do mis fuer­zas cor­po­ra­les, pe­ro no ha de­bi­li­ta­do mi es­pí­ri­tu, aquí es­toy por la gra­cia del Señor, dis­tan­te de sus per­so­nas, pe­ro muy cer­ca de sus al­mas, Dios me ha re­ga­la­do la for­ta­le­za es­pi­ri­tual para con­ti­nuar al la­do de us­te­des, con el mis­mo fer­vor de ayer, con el mis­mo en­tu­sias­mo de siem­pre, so­li­ci­tan­do a to­dos los hon­du­re­ños el apo­yo para que la Fun­da­ción Teletón lo­gre sus me­tas de re­cau­da­ción para se­guir ade­lan­te ayu­dan­do a los dis­ca­pa­ci­ta­dos. Que el Señor si­ga ilu­mi­nan­do nues­tros pa­sos y mien­tras ha­ya vi­da, que no se pier­da la es­pe­ran­za y la fe para que se man­ten­ga es­te mo­nu­men­to de amor que en­tre to­dos he­mos le­van­ta­do. Jo­sé Ra­fael Fe­rra­ri S

El fun­da­dor de Teletón agra­de­ció a to­dos los hon­du­re­ños que a lo lar­go de 31 años han da­do su apor­te a la Teletón.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.