Ca­ra­va­na de mi­gran­tes se di­vi­de en Mé­xi­co

Unos 2,000 mi­gran­tes par­tie­ron a Que­ré­ta­ro, des­oyen­do acuer­do de em­pren­der de nue­vo el via­je a Es­ta­dos Uni­dos jun­tos es­te día

Diario La Prensa - - PORTADA -

CIU­DAD DE MÉ­XI­CO. Tras fra­ca­sar en su in­ten­to de que la ONU les fa­ci­li­ta­ra trans­por­te gra­tui­to, los mi­les de mi­gran­tes de la ca­ra­va­na de cen­troa­me­ri­ca­nos acam­pa­dos en Ciu­dad de Mé­xi­co acor­da­ron ayer pre­pa­rar­se pa­ra de­jar es­te sá­ba­do la ca­pi­tal y re­to­mar su mar­cha a pie ha­cia Es­ta­dos Uni­dos. En una asam­blea ce­le­bra­da de ma­dru­ga­da en el com­ple­jo de­por­ti­vo en el que es­tán con­cen­tra­dos des­de el pa­sa­do do­min­go, los mi­gran­tes ha­bían acor­da­do ir­se ayer, ya fue­ra a pie o en au­to­bu­ses, pe­ro pos­te­rior­men­te op­ta­ron por que­dar­se un día más. Gru­pos de mi­gran­tes, en su ma­yo­ría jó­ve­nes, no aca­ta­ron es­ta de­ci­sión y par­tie­ron de ma­dru­ga­da ha­cia Que­ré­ta­ro, al nor­te de la ca­pi­tal, aun­que la ma­yo­ría de las cer­ca de cin­co mil per­so­nas de la ca­ra­va­na per­ma­ne­cie­ron en el cam­pa­men­to cum­plien­do las in­di­ca­cio­nes de Pue­blo Sin Fronteras, la or­ga­ni­za­ción que los acom­pa­ña. “Se fue­ron más de dos mil y que Dios les acom­pa­ñe. Aquí no se de­tie­ne a na­die”, in­for­mó an­te la pren­sa una por­ta­voz de Pue­blo Sin Fronteras, quien ex­pli­có que el res­to de mi­gran­tes de­ja­rá la ca­pi­tal es­te sá­ba­do, tras al­can­zar un acuer­do pa­ra to­mar el Me­tro de for­ma gra­tui­ta has­ta una ter­mi­nal en el ex­tre­mo nor­te de la ciu­dad. En una rue­da de pren­sa en

las gra­das del es­ta­dio, va­rios re­pre­sen­tan­tes de la ca­ra­va­na ver­tie­ron du­ras crí­ti­cas con­tra la Ofi­ci­na en Mé­xi­co del Al­to Co­mi­sio­na­do de la ONU pa­ra los De­re­chos Hu­ma­nos (ONU-DH), or­ga­nis­mo al que so­li­ci­ta­ron el jue­ves au­to­bu­ses pa­ra lle­gar de for­ma se­gu­ra a la fron­te­ra con Es­ta­dos Uni­dos. “Que­re­mos de­cir­le a la ONU que ya no los que­re­mos ver. So­lo sir­ven pa­ra dar la ca­ra y pa­ra de­cir que van a ayu­dar; pe­ro es men­ti­ra. Ellos no han ayu­da­do en na­da”, di­jo un jo­ven mi­gran­te por me­dio de un al­ta­voz, tras re­pro­char que el or­ga­nis­mo les ne­ga­ra los au­to­bu­ses. Se pre­gun­tó “có­mo es po­si­ble que 192 paí­ses que con­for­man la ONU no pue­dan ayu­dar a una ca­ra­va­na con bu­ses, y un pue­blo sí nos ayu­da con ali­men­ta­ción”, en re­fe­ren­cia a la ayu­da hu­ma­ni­ta­ria que se les ha brin­da­do en la ca­pi­tal. Ade­más, uno de los re­pre­sen­tan­tes lle­gó a ad­ver­tir de que ha­cen “res­pon­sa­ble a la ONU de si hay muer­tes” en­tre los mi­gran­tes que pro­si­gan su mar­cha ha­cia Es­ta­dos Uni­dos, da­do que al no dis­po­ner de trans­por­te se­gu­ro pue­den ser víc­ti­mas del cri­men or­ga­ni­za­do. En un co­mu­ni­ca­do, la ONUDH y el Al­to Co­mi­sio­na­do de las Na­cio­nes Uni­das pa­ra los Re­fu­gia­dos (Ac­nur) res­pon­die­ron que es­tán “im­po­si­bi­li­ta­dos” de brin­dar au­to­bu­ses por­que “cual­quier ayu­da pa­ra el trans­por­te de per­so­nas mi­gran­tes ha­cia un ter­cer país re­quie­re del acuer­do pre­vio o pe­ti­ción de los Es­ta­dos in­vo­lu­cra­dos”. Un mi­gran­te hon­du­re­ño de la ca­ra­va­na di­jo que la ONU tie­ne “mu­cho po­der y mu­cha fuer­za” y re­pro­chó que “ellos sa­brán sus ra­zo­nes” por las que no les fa­ci­li­ta­ron el trans­por­te. Sos­tu­vo que los au­to­bu­ses eran ne­ce­sa­rios pa­ra el tras­la­do de mu­je­res em­ba­ra­za­das, ni­ños y gen­te ma­yor ha­cia Ti­jua­na, ciu­dad fron­te­ri­za con Es­ta­dos Uni­dos que se en­cuen­tra a 2,800 ki­ló­me­tros de la ca­pi­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.