Li­ber­tad de ex­pre­sión

Diario La Prensa - - OPINIÓN - Luis Pazos PAzOS@PRO­dIgy. NET. Mx

Una de las pri­me­ras me­di­das que to­ma­ron los so­cia­lis­ta sal lle­gar al po­der en la Unión de Re­pú­bli­cas So­cia lis­tas So­vié­ti­ca s fue ter­mi­nar con la li­ber­tad de ex­pre­sión me­dian­te la ex­pro­pia­ción de “to­dos los re­cur­sos téc­ni­cos y ma­te­ria­les ne­ce­sa­rios pa­ra la pu­bli­ca­ción de pe­rió­di­cos, li­bros y otras pu­bli­ca­cio­nes de im­pren­ta…”. Ca­pí­tu­lo V, in­ci­so14, de la Cons­ti­tu­ción del a URSS, que en­tróen­vi­go­ren 1918, ha­ce 100 años. En Ve­ne­zue­la, el Go­bierno so­cia­lis­ta clau­su­ró y ex­pro­pió pe­rió­di­cos, ra­dio di­fu­so­ras y te­le­vi­sor as. Los so­cia lis­tas de­fien­den la li­ber­tad de ex­pre­sión cuan­do son opo­si­ción y la su­pri­me no li­mi­tan cuan­do se con­vier­ten en Go­bierno. En Mé­xi­co du­ran­te el si­glo XX los Go­bier­nos neo so­cia lis­tas con­tro­la­ron los pe­rió­di­cos me­dian­te el mono- po­lio del pa­pel de pe­rió­di­co a tra­vés de la em­pre­sa es­ta­tal “Pro­duc­to­ra e Im­por­ta­do­ra de Pa­pe­lS. A. (PIP­SA ), que era la úni­ca que po­día im­por­tar pa­pel pe­rió­di­co y se lo ne­ga­ba o co­bra­ba ca­ro al pe­rió­di­co o re­vis­ta que cri­ti­car a al Pre­si­den­te reite­ra­da­men­te. Ala ra­dio y te­le­vi­sión las con­tro­la al con­si­de­rar las se­ña­les trans­mi­ti­das por el ai­re co­mo pro­pie­dad del Es­ta­do. En Es­ta­dos Uni­dos, las es­ta­cio­nes de ra­dio y te­le­vi­sión re­quie­ren so­lo de un per­mi­so o au­to­ri­za­ción pa­ra ope­rar­le­gal men­te, co­mo­cual­quier em­pre­sa, y no pue­den clau­su­rar­las o ex­pro­piar­las por su pues­tas vio­la­cio­nes aun tí­tu­lo tem­po­ral de con­ce­sión que ex pi­de ar­bi­tra­ria­men­te la ad­mi­nis­tra­ción en turno. Las re­cien­tes pró­rro­gas a los tí­tu­los de con­ce­sión a Te­le­vi­sa y TVAz te­ca dan un res­pi­ro a los con­ce­sio­na­rios por 20 años, pe­ro im­pli­can que no tie­nen la pro­pie­dad in­te­gral de esos me­dios. No hay una com­ple­ta li­ber­tad de ex­pre­sión en los me­dios ma­si­vos elec­tró­ni­cos de co­mu­ni­ca­ción cuan­do su so­bre vi­ven­cia de­pen­de de una­con­ce­sión. Si que­re­mos una com­ple­ta li­ber­tad de ex­pre­sión hay que cam­biar el tér­mino con­ce­sión por el de per­mi­so o au­to­ri­za­ción pa­ra la ra­dio y la T V. El tér­mino con­ce­sión im­pli­ca la pro­pie­dad ori­gi­na­ria del Es­ta­do de la ra­dio y la TV. Hay que desmantelarlos con­tro­les ala li­ber­tad de ex­pre­sión y su­pe­rar en­tor­nos de cen­su­ra, que co­mo en la URSS y en los go­ber­nan­tes ab­so­lu­tis­tas, que se creen due­ños de to­do, con ce­sio nanyl es qui­tan tie­rras, fá­bri­cas o de­re­chos a co­mer­ciar a quie­nes les con­vie­ne.

HAY QUE DESMANTELARLOS CON­TRO­LES ALA LI­BER­TAD DE EX­PRE­SIÓN Y ELI­MI­NAR LOS EN­TOR­NOS DE CEN­SU­RA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.