El Ejér­ci­to sal­drá de las ca­lles

La Po­li­cía Na­cio­nal es­tá en un 90% lis­ta pa­ra asu­mir el control de la se­gu­ri­dad pú­bli­ca, ex­pre­sa el mi­nis­tro de Se­gu­ri­dad, Ju­lián Pacheco

Diario La Prensa - - PORTADA - Da­go­ber­to Ro­drí­guez re­dac­[email protected]­pren­sa.hn

TEGUCIGALPA. El mi­nis­tro de Se­gu­ri­dad Ju­lián Pacheco ase­gu­ró que se han da­do pa­sos im­por­tan­tes en la re­duc­ción del de­li­to y en la de­pu­ra­ción po­li­cial, que en es­te mo­men­to la Po­li­cía Na­cio­nal es­tá lis­ta pa­ra asu­mir el control de la se­gu­ri­dad pú­bli­ca, sin la in­ter­ven­ción del Ejér­ci­to en las ca­lles.

¿ Có­mo es­tá el país en com­ba­te del de­li­to?

Lo más im­por­tan­te que se ha lo­gra­do en to­da es­ta es­tra­te­gia de se­gu­ri­dad es que el Es­ta­do de Hon­du­ras ha re­cu­pe­ra­do la con­fian­za de su gen­te, ha vuel­to la es­pe­ran­za. Ha­blan­do de se­gu­ri­dad, se han crea­do ca­pa­ci­da­des que an­tes no se te­nían, y co­mo lo­gro im­por­tan­te la re­duc­ción de ho­mi­ci­dios de ca­si 87 por ca­da 100,000 ha­bi­tan­tes a 40, es­ta­mos ha­blan­do de me­nos del 50% de los ho­mi­ci­dios que se co­me­tían en el país. Hon­du­ras es re­fe­ren­te in­ter­na­cio­nal en se­gu­ri­dad pú­bli­ca.

¿Cuán­to se ha re­du­ci­do el trá­fi­co de dro­gas?

Ese es otro de los lo­gros más im­por­tan­tes, por los años 2012 y 2013 en el país caían al­re­de­dor de 120 y 130 tra­zas iden­ti­fi­ca­das, pe­ro esa can­ti­dad se ha re­du­ci­do en el año 2016 a ca­si a ce­ro, o sea, que el trá­fi­co de dro­gas se ha com­ba­ti­do me­dian­te la es­tra­te­gia de los es­cu­dos que el Presidente ideó. No es que la dro­ga no es­tá pa­san­do, pe­ro lo que es­ta­mos ha­cien­do po­co a po­co y que he­mos lo­gra­do es con­tro­lar nues­tro te­rri­to­rio, hoy tenemos control de La Mos­qui­tia, Colón, Atlán­ti­da y Cor­tés, Co­pán y Santa Bár­ba­ra, que an­tes es­ta­ban ba­jo control de las ban­das de nar­co­tra­fi­can­tes.

¿Qué tan­to ha con­tri­bui­do la captura y ex­tra­di­ción de los ca­be­ci­llas del nar­co­trá­fi­co?

El Go­bierno de Hon­du­ras con su política de se­gu­ri­dad ha eli­mi­na­do dos ca­pas, pe­ro es­tos se se­gre­gan tan­to a tra­vés del mé­to­do ce­lu­lar que pa­ra es­te año he­mos de­tec­ta­do ya un cre­ci­mien­to de nue­vas es­truc­tu­ras de las que ya es­ta­ban por­que siem­pre que­dó gen­te que es­ta­ba en­car­ga­da de la lo­gís­ti­ca, los con­tac­tos y de la pro­tec­ción de los car­ga­men­tos, en­ton­ces co­no­cían las ru­tas y han con­ti­nua­do. Lo im­por­tan­te aho­ra es que no los es­ta­mos de­jan­do cre­cer. Los pri­me­ros tres años, 2014, 2015 y 2016, el ha­ber sa­ca­do es­tas es­truc­tu­ras de­ja­ron un va­cío, pe­ro a par­tir de 2017 y 2018 es­tán otra vez in­ten­tan­do re­or­ga­ni­zar­se.

¿Có­mo se pre­ten­de en­fren­tar y des­ar­ti­cu­lar es­tos nue­vos gru­pos cri­mi­na­les?

Podemos ha­blar de tres co­sas: te­ner un sis­te­ma de in­te­li­gen­cia efi­cien­te, te­ner uni­da­des cer­ti­fi­ca­das pa­ra en­fren­tar es­tas es­truc­tu­ras cri­mi­na­les y la vo­lun­tad política es fun­da­men­tal.

¿Có­mo ha ayu­da­do la ex­tra­di­ción en el com­ba­te de es­tos gru­pos cri­mi­na­les?

Ha te­ni­do un gran im­pac­to por­que ha di­sua­di­do a otros gru­pos que han que­ri­do con­ti­nuar en es­te tra­ba­jo ile­gal, el ne­go­cio es tan ren­ta­ble que la gen­te tam­bién se arries­ga, pe­ro el men­sa­je ha si­do con­tun­den­te: el que se en­cuen­tre, se le com­prue­be, no so­lo se le ex­tra­di­ta­rá, sino que se le acu­sa­rá en el país, que es lo que de­bi­mos ha­ber he­cho siem­pre.

¿Cuán­tas so­li­ci­tu­des y ór­de­nes de captura por ex­tra­di­ción hay en es­te mo­men­to?

No ten­go in­for­ma­ción de las so­li­ci­tu­des de ex­tra­di­ción por­que esas es­tán en la Cor­te, lo que la Po­li­cía tie­ne pen­dien­tes son cua­tro ór­de­nes de captura, de las cua­les hay dos que tenemos sos­pe­chas que sa­lie­ron del país.

¿Có­mo ha con­tri­bui­do la de­pu­ra­ción po­li­cial en el com­ba­te del de­li­to?

La de­pu­ra­ción es la corona de la re­for­ma po­li­cial, o sea, to­do se pu­do ha­ber he­cho, pe­ro si no de­pu­rá­ba­mos el ta­len­to hu­mano de la Po­li­cía, na­da íba­mos a ha­cer. Pa­ra mí fue el pa­so más im­por­tan­te y la de­ci­sión más fun­da­men­tal que el Presidente to­mó y el pa­pel que la Co­mi­sión de De­pu­ra­ción ha ju­ga­do.

¿Es­tá lis­ta la Po­li­cía pa­ra asu­mir el control de la se­gu­ri­dad pú­bli­ca?

Po­co a po­co, la Po­li­cía ha ido avan­zan­do y cu­brien­do esos es­pa­cios que de­jó aban­do­na­dos en el pro­ce­so de de­pu­ra­ción, yo le di­ría que la Po­li­cía es­tá en un 90% lis­ta pa­ra asu­mir, y de he­cho us­ted va a ver en las ca­lles más po­li­cías, ya que la Po­li­cía Mi­li­tar se con­cen­tra en pun­tos fi­jos y zo­nas ca­lien­tes, pe­ro la que tie­ne el control o la que tie­ne el mo­vi­mien­to, la cir­cu­la­ción y la que ejer­ce la fun­ción re­pre­si­va y di­sua­si­vo es la Po­li­cía Na­cio­nal.

¿Es cier­to que ya hay una de­ci­sión del Presidente de sa­car los mi­li­ta­res de las ca­lles?

La de­ci­sión de cuán­do sa­le el Ejér­ci­to de las ca­lles es política, no es una de­ci­sión del mi­nis­tro de Se­gu­ri­dad ni del mi­nis­tro de De­fen­sa. Ofi­cial­men­te, el Presidente no nos ha di­cho, pe­ro yo le di­go que la Po­li­cía es­tá lis­ta y de­be ser una sa­li­da gra­dual, de­be ha­ber un pro­ce­so, así co­mo fue la in­ser­ción de la Po­li­cía Mi­li­tar y los sol­da­dos en ir cu­brien­do zo­nas ca­lien­tes. De la mis­ma ma­ne­ra, la Po­li­cía po­co a po­co de­be ir co­pan­do es­tos es­pa­cios y que las fuer­zas mi­li­ta­res sal­gan a cum­plir su pa­pel cons­ti­tu­cio­nal.

¿La Po­li­cía Mi­li­tar de­be se­guir o re­ple­gar­se tam­bién?

A cri­te­rio de Ju­lián Pacheco co­mo ciu­da­dano, sí, hay áreas que es im­por­tan­te la pre­sen­cia de la Po­li­cía Mi­li­tar.

"Los lo­gros que he­mos te­ni­do los re­co­no­ce la OEA, el Ban­co In­te­ra­me­ri­cano, el Go­bierno de EUA y otros or­ga­nis­mos”

"La re­duc­ción en el trá­fi­co y trán­si­to de dro­ga por el país ha si­do muy sus­tan­cial y hoy tenemos el control de nues­tro te­rri­to­rio"

"Es im­por­tan­te la pre­sen­cia de la PM en las ca­lles. Y si no, hay que bus­car otros es­pa­cios de se­gu­ri­dad adon­de em­plear a es­ta Po­li­cía"

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.