SAN­GRIEN­TA LI­BE­RA­CIÓN DEL PORKYS

Ofre­cen dos mi­llo­nes a quien in­for­me de su pa­ra­de­ro

Diario La Prensa - - PORTADA - Staff

Un co­man­do de una vein­te­na de pan­di­lle­ros ma­tó a dos mi­li­ta­res y dos po­li­cías fren­te a los juz­ga­dos en El Pro­gre­so, y li­be­ra­ron al je­fe de la MS, Ale­xan­der Men­do­za, alias el Porkys, con­de­na­do a 40 años de pri­sión

Imá­ge­nes mues­tran el mo­men­to del ata­que, un agen­te pi­dien­do ayu­da, un de­lin­cuen­te muer­to y los ros­tros de los ul­ti­ma­dos

Todo trans­cu­rría con nor­ma­li­dad ayer en el juz­ga­do pe­nal de El Pro­gre­so. A la 1:30 pm, el per­so­nal se alis­ta­ba pa­ra eva­cuar una au­dien­cia en con­tra de Ale­xan­der Men­do­za, el Porkys, cuan­do de­lin­cuen­tes ves­ti­dos con in­du­men­ta­ria de la Fuer­za Na­cio­nal An­ti­ma­ras, si­mu­lan­do que lle­va­ban un tes­ti­go pro­te­gi­do, irrum­pie­ron pa­ra li­be­rar al ca­be­ci­lla de la ma­ra MS 13, con­si­de­ra­do el rey de la ex­tor­sión en Hon­du­ras.

El vio­len­to ata­que de­jó cua­tro po­li­cías muer­tos y un de­lin­cuen­te fue en­con­tra­do sin vi­da den­tro de un bu­si­to co­lor rojo, que fue aban­do­na­do du­ran­te la fu­ga fren­te a un par­que en la co­lo­nia In­va. Tam­bién tres agen­tes re­sul­ta­ron he­ri­dos en la ac­ción que pa­re­cía un frag­men­to de una pe­lí­cu­la de ac­ción.

El sar­gen­to Wil­mer An­to­nio Po­so Rodríguez y Rony Mau­ri­cio Rodríguez Osor­to, miem­bros de la Po­li­cía Mi­li­tar, son dos de los muer­tos, así co­mo los sub­ins­pec­to­res de po­li­cía Al­bert Fa­viel Lan­za Ga­lle­gos y Gerlin Os­wal­do Ríos Herrera.

El impu­tado Ale­xan­der Men­do­za fue tras­la­da­do desde el mó­du­lo de má­xi­ma se­gu­ri­dad de la Pe­ni­ten­cia­ría de Tá­ma­ra a El Pro­gre­so cus­to­dia­do por so­lo cinco po­li­cías mi­li­ta­res.

Es­te pe­que­ño gru­po de agen­tes res­guar­da­ban a Men­do­za en el área de au­dien­cia don­de es­ta­ba el juez, el se­cre­ta­rio del juz­ga­do, así co­mo el abo­ga­do de­fen­sor cuan­do fue­ron sor­pren­di­dos por el co­man­do de de­lin­cuen­tes. Los pan­di­lle­ros, apro­xi­ma­da­men­te 20, ves­ti­dos con in­du­men­ta­ria po­li­cial, se ba­ja­ron de cinco vehícu­los, pe­ro los que sa­lie­ron de un ca­rro doble ca­bi­na lo hi­cie­ron si­mu­lan­do que lle­va­ban un tes­ti­go pro­te­gi­do. Tam­bién lle­ga­ron en un ca­rro ti­po pa­tru­lla pin­ta­do de ver­de y en sus puer­tas con el lo­go de la Po­li­cía Mi­li­tar. In­gre­sa­ron tran­qui­la­men­te al juz­ga­do, pues el fal­so tes­ti­go pro­te­gi­do iba en si­lla de rue­das y con ves­ti­men­ta ne­gra que ta­pa­ba su ca­ra y su cuer­po co­mo nor­mal­men­te se acos­tum­bra en los tri­bu­na­les.

Bajo esa es­pe­cie de tú­ni­ca, el “tes­ti­go pro­te­gi­do” lle­va­ba es­con­di­dos va­rios fu­si­les

La es­ce­na no le­van­tó sos­pe­chas al úni­co guar­dia del juz­ga­do que es­ta­ba en la en­tra­da, por lo que los de­lin­cuen­tes in­gre­sa­ron y rá­pi­da­men­te de des­pla­za­ron a la pri­me­ra y se­gun­da plan­ta del edi­fi­cio y ya con las armas en su po­der so­me­tie­ron a los guar­dias pa­ra li­be­rar al Porkys, que es­ta­ba lis­to pa­ra la au­dien­cia.

La san­grien­ta ba­la­ce­ra. Los su­je­tos es­ta­ban pre­pa­ra­dos has­ta con ro­pa pa­ra que el je­fe de la ma­ra Sal­va­tru­cha a ni­vel na­cio­nal se cam­bia­ra y sa­lie­ra del juz­ga­do tran­qui­la­men­te. Los cri­mi­na­les dis­pa­ra­ron den­tro del edi­fi­cio del Po­der Ju­di­cial, por lo que el per­so­nal se ti­ró al suelo y gri­tó pi­dien­do au­xi­lio an­te el ata­que.

En la sa­li­da del edi­fi­cio, los sub­ins­pec­to­res Al­bert Fa­viel Lan­za Ga­lle­gos y Gerlin Os­wal­do Ríos, quie­nes iban lle­gan­do a los juz­ga­dos por otro ca­so, fue­ron ata­ca­dos y reac­cio­na­ron dis­pa­ran­do en con­tra del gru­po de de­lin­cuen­tes.

En las afue­ras de los juz­ga­dos tam­bién fue­ron ata­ca­dos los agen­tes mi­li­ta­res que cus­to­dia­ban al fu­ga­do, quie­nes mu­rie­ron al ins­tan­te.

Mi­nu­tos des­pués en el hos­pi­tal de El Pro­gre­so mu­rió el sub­ins­pec­tor Lan­za Ga­lle­gos y Ríos ex­pi­ró por la no­che cuan­do era aten­di­do en una clí­ni­ca sam­pe­dra­na.

En su hui­da a los de­lin­cuen­tes se les ca­yó un fu­sil y una go­rra con las ini­cia­les de la Fuer­za An­ti­ma­ras, que que­da­ron ti­ra­dos en el es­ta­cio­na­mien­to.

Una par­te de la ac­ción de los de­lin­cuen­tes que­dó gra­ba­da en un vi­deo de cá­ma­ra de se­gu­ri­dad y se ob­ser­va que an­da­ban ves­ti­dos con ca­mi­sas que en la espalda te­nían las ini­cia­les de la Fuer­za An­ti­ma­ras.

Tam­bién se ve cla­ra­men­te que los hom­bres an­da­ban ar­ma­dos con fu­si­les de gue­rra, con los que dis­pa­ra­ron desde el es­ta­cio­na­mien­to mien­tras se apres­ta­ban a su­bir­se a los vehícu­los pa­ra em­pren­der la san­grien­ta fu­ga jun­to a su je­fe, el Porkys, quien se­gún in­for­mes po­li­cia­les iba he­ri­do.

Ca­rros aban­do­na­dos. Mi­nu­tos des­pués, cuan­do la Po­li­cía mon­tó ope­ra­ti­vos pa­ra dar con los de­lin­cuen­tes, los vehícu­los en que se trans­por­ta­ban es­tos comenzaron a ser en­con­tra­dos aban­do­na­dos en dis­tin­tas par­tes de El Pro­gre­so.

Fren­te al par­que de la co­lo­nia In­va, fue en­con­tra­do un mi­cro­bús co­lor rojo, placas PBV 1897, en el que es­ta­ba el cuer­po de uno de los pan­di­lle­ros que an­da­ba ves­ti­do con in­du­men­ta­ria po­li­cial, así co­mo fu­si­les y uni­for­mes mi­li­ta­res. La pa­tru­lla que fue pin­ta­da de co­lor ver­de y que tie­ne lo­go de la PM, así co­mo un Mit­su­bis­hi L200, fue­ron en­con­tra­dos fren­te a una es­cue­la en la co­lo­nia Si­tra­ter­co de El Pro­gre­so.

Otro mi­cro­bús uti­li­za­do en el ata­que fue ha­lla­do en la co­lo­nia Ben­deck.

Una Mi­ni Van co­lor blanco fue aban­do­na­da por los sicarios en el ba­rrio Mon­te­vi­deo y ha­lla­ron en su in­te­rior armas de al­to po­der, en­tre ellas un lan­za­gra­na­das. En las ac­cio­nes mon­ta­das por la Po­li­cía con­fir­ma­ron que cinco per­so­nas fue­ron cap­tu­ra­das, en­tre ellas un de­lin­cuen­te que par­ti­ci­pó en el ata­que.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.