Villa del Gru­me­llo

VILLA DEL GRU­ME­LLO

Domus en Español Honduras - - Créditos - Pao­lo Bram­bi­lla, Eli­sa­bet­ta Or­so­ni, Co­rra­do Ta­glia­bue Bram­bi­lla Or­so­ni Ar­qui­tec­tos Aso­cia­dos

Un pro­yec­to pe­que­ño pe­ro ejem­plar. Al con­tra­rio de la ten­den­cia a de­mo­ler y re­cons­truir, el jo­ven es­tu­dio de ar­qui­tec­tu­ra de Co­mo en Ita­lia, pre­fi­rió rea­li­zar con gran sen­si­bi­li­dad, po­cas y me­di­das in­ter­ven­cio­nes, pa­ra de­jar que el lu­gar y los ma­te­ria­les ha­blen por sí mis­mos

“Por lo ge­ne­ral no ob­ser­va­mos ni cues­tio­na­mos las co­sas or­di­na­rias [...] es lo ex­tra­or­di­na­rio que des­pier­ta nues­tro asom­bro, aun­que tam­bién de­be­ría­mos asom­brar­nos an­te al­gu­nas co­sas or­di­na­rias, si al­guien nos las des­cri­be en de­ta­lle y ex­pli­ca sus ca­li­da­des”.

Ja­mes Hill­man, La po­lí­ti­ca de la be­lle­za. Mo­ret­ti y Vi­ta­li, Bér­ga­mo 1999.

Tan mi­núscu­lo que ca­si pa­re­ce un mar­co, un pe­que­ño in­ver­na­de­ro es­tá en los jar­di­nes de Villa del Gru­me­llo, en Co­mo, en Lom­bar­día, Ita­lia. Es so­lo una par­te del pro­yec­to de re­no­va­ción que in­clu­yó la villa, los com­po­nen­tes bo­tá­ni­cos de los jar­di­nes y una se­rie de ca­rac­te­rís­ti­cas ar­qui­tec­tó­ni­cas da­ña­das. Los in­ver­na­de­ros, los es­ta­blos, una ca­pi­lla pri­va­da y una ca­sa flo­tan­te for­man par­te de una ini­cia­ti­va más am­plia lla­ma­da Chi­lo­me­tro de­lla Co­nos­cen­za, que ha me­jo­ra­do las zo­nas mu­ni­ci­pa­les y pri­va­das del pri­mer tra­mo de un ki­ló­me­tro del la­go de Co­mo, en su ex­tre­mo más aus­tral. La ru­ta de sen­de­ris­mo al ai­re li­bre co­nec­ta una se­rie de vi­llas in­mer­sas en­tre los jar­di­nes y la ve­ge­ta­ción.

En Villa del Gru­me­llo el pe­que­ño in­ver­na­de­ro es­ta­ba aban­do­na­do y des­pro­vis­to de fun­ción, aun­que su es­pa­cio y su luz aún exu­da­ban una be­lle­za que pa­re­cía im­por­tan­te no per­der. Al­gu­nos ele­men­tos ori­gi­na­les fue­ron res­tau­ra­dos, mien­tras los nue­vos, que re­em­pla­za­ron a los que fal­ta­ban, fue­ron ele­gi­dos en­tre los com­pa­ti­bles con la es­truc­tu­ra exis­ten­te, tra­tan­do de res­pe­tar la in­te­gri­dad del ob­je­to ar­qui­tec­tó­ni­co.

El pe­que­ño in­ver­na­de­ro se pre­sen­ta co­mo un to­do trans­pa­ren­te, in­ser­to y mi­me­ti­za­do con la tie­rra del que emer­ge de una ma­ne­ra ines­pe­ra­da. La cu­bier­ta, to­tal­men­te de vi­drio, fue res­tau­ra­da y re­cu­pe­ra­da; la pa­red pos­te­rior fue im­per­mea­bi­li­za­da y re­for­za­da es­truc­tu­ral­men­te. El ca­mino pea­to­nal su­pe­rior fue res­tau­ra­do.

En el in­te­rior, a una pri­me­ra ha­bi­ta­ción con pa­vi­men­to en pie­dra de Mol­tra­sio, si­gue una sa­la con pi­so de con­cre­to api­so­na­do, con una pa­red de con­ten­ción en pie­dra y hor­mi­gón so­bre la que hay un Fi­cus Re­pens, plan­ta­do en un es­tre­cho par­te­rre exis­ten­te y flan­quea­do por un lar­go y es­tre­cho ban­co de ce­dro. Fren­te a la pa­red hay un mos­tra­dor to­tal­men­te equi­pa­do he­cho de ace­ro cin­ca­do. La at­mós­fe­ra del es­pa­cio es la de un in­te­rior ín­ti­mo pro­yec­ta­do ha­cia el ex­te­rior. Al­re­de­dor de es­tas cua­li­da­des in­trín­se­cas se desa­rro­lla el pro­yec­to, con­ce­bi­do co­mo un ob­ser­va­to­rio so­bre las ca­rac­te­rís­ti­cas del pai­sa­je, equi­pa­do con agua y elec­tri­ci­dad. Pe­que­ños gru­pos de in­ves­ti­ga­do­res, al­ter­nan­do con los vi­si­tan­tes es­ta­cio­na­les al par­que, po­drán uti­li­zar es­ta sa­la abier­ta al cie­lo co­mo un es­pa­cio mí­ni­mo pa­ra sen­tar­se y con­tem­plar el pai­sa­je, ha­cer uso de su me­sa de tra­ba­jo, la co­ne­xión Wi-fi y dis­fru­tar de las ven­ta­jas de un lu­gar pro­te­gi­do del sol en ve­rano y del frío en in­vierno. De día, el in­ver­na­de­ro es­tá des­ti­na­do a fun­cio­nar co­mo un re­fu­gio y un lu­gar de tra­ba­jo in­mer­so en los jar­di­nes. Cuan­do es­tá ilu­mi­na­do por la no­che, es vi­si­ble des­de el la­go co­mo un víncu­lo vi­tal en­tre la villa y sus jar­di­nes, co­mo una lu­ciér­na­ga o una cri­sá­li­da lu­mi­no­sa.

ELE­VA­CIÓN Pá­gi­nas an­te­rior: ima­gen de in­te­rior del pe­que­ño in­ver­na­de­ro, con la re­fi­na­da ilu­mi­na­ción for­ma­da en uno de los plie­gues de las pla­cas de hie­rro gal­va­ni­za­do que con­for­man el mos­tra­dor más lar­go; la iden­ti­fi­ca­ción pla­ni­mé­tri­ca de la...

PLANTA SEC­CIÓN TRANS­VER­SAL

PLANTA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.