new year NEW YOU!

Te­ne­mos fren­te a no­so­tros do­ce me­ses de opor­tu­ni­da­des, la po­si­bi­li­dad de tra­ba­jar en un plan de ac­ti­vi­dad fí­si­ca pa­ra esculpir un cuer­po sa­lu­da­ble. ¿Por dón­de em­pe­zar an­tes de en­tre­nar? Aquí te­ne­mos las res­pues­tas.

Estilo - - No­tas - fo­tos is­tock, Shut­ters­tock, Getty Ima­ges tex­tos Ya­ni­ra Fer­nán­dez- Ben­da­ña

Pa­ra ha­cer que el ejer­ci­cio sea par­te de tu nue­vo es­ti­lo de vi­da en 2019 pri­me­ro de­bes ex­plo­rar las di­fe­ren­tes ac­ti­vi­da­des y cla­ses que se ofre­cen en tu gim­na­sio y en tu ciu­dad. An­tes de es­co­ger lo que más nos pue­de be­ne­fi­ciar es im­por­tan­te ha­cer­nos va­rias pre­gun­tas muy im­por­tan­tes: ¿cuál es mi me­ta? ¿qué de­seo lo­grar con mi plan de en­tre­na­mien­to? ¿qué ac­ti­vi­dad o en­tre­na­mien­to es el que más dis­fru­to y sé que pue­do rea­li­zar cons­tan­te­men­te sin po­ner ex­cu­sas? Lo ideal es pro­bar va­rias ac­ti­vi­da­des pa­ra sa­ber cuál te mo­ti­va y dis­fru­tas más. Cuan­do la en­cuen­tres po­drás rea­li­zar­la cons­tan­te­men­te co­mo par­te de tu ru­ti­na se­ma­nal. Re­cuer­da que la con­sis­ten­cia en la ac­ti­vi­dad fí­si­ca es más im­por­tan­te que la in­ten­si­dad o tiem­po que le de­di­que­mos. Por eso es vi­tal que el ejer­ci­cio sea par­te de un es­ti­lo de vi­da y no al­go tem­po­ral que que­ra­mos ha­cer por unos me­ses. Otro as­pec­to re­le­van­te pa­ra lo­grar tu me­ta es que te ro­dees de per­so­nas po­si­ti­vas y ac­ti­vas que te apo­yen, aplau­dan y mo­ti­ven en los cam­bios que quie­res al­can­zar. Tam­bién va­le la pe­na en­fa­ti­zar que si quie­res ba­jar de pe­so de­bes man­te­ner un pe­que­ño dé­fi­cit ca­ló­ri­co. Las die­tas muy es­tric­tas y muy ba­jas en ca­lo­rías tam­po­co son re­co­men­da­bles. Lo me­jor es bus­car ayu­da de un es­pe­cia­lis­ta que te in­di­que cuán­to apor­te ca­ló­ri­co ne­ce­si­ta tu cuer­po pa­ra rea­li­zar tus ac­ti­vi­da­des efi­cien­te­men­te y per­ma­ne­cer en un le­ve de­fi­cit ca­ló­ri­co que te per­mi­ta ba­jar de pe­so. No es­pe­res cam­bios drás­ti­cos tan rá­pi­do pues los re­sul­ta­dos más du­ra­de­ros son aque­llos que lo­gra­mos con el tiem­po y no de la no­che a la ma­ña­na. Ár­ma­te de pa­cien­cia pa­ra ir vien­do los efec­tos po­si­ti­vos de tu nue­vo es­ti­lo de vi­da.

.

Si las ac­ti­vi­da­des que rea­li­zas son car­dio­vas­cu­la­res in­ten­ta in­cor­po­rar tra­ba­jo de pe­sas 2-3 días por se­ma­na pa­ra ir vien­do más cam­bios en tu cuer­po. Las ru­ti­nas de pe­sas ha­cen que tu cuer­po es­té más fuer­te y que­me más ca­lo­rías. Va­ría tus en­tre­na­mien­tos pa­ra man­te­ner­te en­tre­te­ni­do y mo­ti­va­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.