TU NUE­VO AñO CO­MIEN­ZA AQUí

TU CUER­PO, DIE­TA, Há­BI­TOS, FINANZAS, IMA­GEN Y AC­TI­TUD

Estilo - - Portada -

Co­mo ca­da enero, en es­te mo­men­to qui­zás te en­cuen­tres re­dac­tan­do tus pro­pó­si­tos de Año Nue­vo. Si eres co­mo la ma­yo­ría, seguro en­fa­ti­zas­te en las in­ten­cio­nes de ba­jar de pe­so, me­jo­rar la si­tua­ción fi­nan­cie­ra, ser más or­ga­ni­za­do, bus­car un nue­vo tra­ba­jo, et­cé­te­ra. Aun­que to­do eso es­tá muy bien, ¿qué tal si es­ta vez agre­ga­mos pro­pó­si­tos con un en­fo­que di­fe­ren­te? Cam­bios que trae­rán bie­nes­tar y nue­vos lo­gros a tu vi­da. A con­ti­nua­ción, las re­so­lu­cio­nes que de­be­rían es­tar en tu lis­ta.

1. De­jar de pos­ter­gar. La pro­cras­ti­na­ción es la prin­ci­pal ba­rre­ra que nos im­pi­de al­can­zar cual­quier me­ta. Re­tra­sar las ta­reas di­fí­ci­les, po­ner ex­cu­sas pa­ra dar el pri­mer pa­so de ese sue­ño año­ra­do es uno de tus peo­res enemi­gos. Si real­men­te quie­res al­can­zar tus pro­pó­si­tos co­mien­za por des­te­rrar es­te mal há­bi­to. 2. Co­no­cer nue­vas per­so­nas. Cuan­do nos es­tan­ca­mos en una ru­ti­na y fre­cuen­ta­mos los mis­mos lu­ga­res y amis­ta­des per­de­mos la opor­tu­ni­dad de am­pliar nues­tro círcu­lo. Co­no­cer nue­vas per­so­nas ayu­da a nues­tro bie­nes­tar emo­cio­nal y nos per­mi­te crear nue­vas ex­pe­rien­cias. In­ten­ta ser más re­cep­ti­vo y me­nos tí­mi­do, nue­vos e in­tere­san­tes ami­gos es­pe­ran por ti. 3. Ser más cor­tés. Los bue­nos mo­da­les son cla­ve pa­ra con­vi­vir en ar­mo­nía. Te per­mi­ten co­nec­tar con más per­so­nas y ha­cer más lle­va­de­ras tus ta­reas dia­rias. Cuan­do al­guien con­ver­se

con­ti­go haz a un la­do el te­lé­fono, man­tén con­tac­to vi­sual, no in­te­rrum­pas y de­mues­tra a tu in­ter­lo­cu­tor que te in­tere­sa lo que te es­tá di­cien­do. 4. Apren­der a ser más fe­liz con tu vi­da. De­ja de sus­pi­rar por lo que tie­nen o có­mo lu­cen o vi­ven los de­más, en­fó­ca­te en lo que tú tie­nes y agra­de­ce por ello. No te com­pa­res con na­die, vuel­ve tu mi­ra­da ha­cia tu pro­pia vi­da, tus ta­len­tos, lo­gros y pro­yec­tos. En­cuen­tra ale­gría en las co­sas pe­que­ñas y dis­fru­ta al má­xi­mo ca­da mo­men­to. 5. Pa­sar más tiem­po con la

gen­te que real­men­te va­le la pe­na. ¿Cuán­to tiem­po de­di­cas a in­ter­ac­tuar con per­so­nas tó­xi­cas? Lim­pia tu círcu­lo, apren­de a es­tar en los lu­ga­res don­de real­men­te quie­res es­tar y eres apre­cia­do, la vi­da es muy cor­ta pa­ra per­der tiem­po en re­la­cio­nes in­fruc­tí­fe­ras. En­fó­ca­te en las per­so­nas que se preo­cu­pan sin­ce­ra­men­te por ti, que te quie­ren y va­lo­ran. 6. Prac­ti­car vo­lun­ta­ria­do. In­ver­tir tiem­po y ener­gía en ayu­dar a los de­más es un no­ble ges­to que te ha­ce sen­tir fe­liz y útil de in­me­dia­to. Ade­más es la opor­tu­ni­dad de co­no­cer nue­vas per­so­nas, apren­der otras ha­bi­li­da­des y en­ri­que­cer tus ex­pe­rien­cias. No du­des que va­le la pe­na. 7. Vi­si­tar el doc­tor más a me­nu­do. Es­tar sa­lu­da­ble de­be ser tu prio­ri­dad. No es­pe­res a en­fer­mar­te pa­ra ir al doc­tor, rea­lí­za­te che­queos ru­ti­na­rios sin ex­cu­sa, es la me­jor for­ma de de­tec­tar a tiem­po cual­quier pro­ble­ma. Des­de el dentista has­ta el gi­ne­có­lo­go, to­das las ci­tas de­ben cum­plir­se sin chis­tar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.